Berlín cuenta cuentos en español

La presencia hispanohablante en Berlín está cambiándole la cara a la ciudad. De la mano de escritores y libreros latinoamericanos Berlín tendrá del 21 al 22 de abril su primer Festival de CuentaCuentos para niños.

A finales de abril de 2018 tendrá lugar en Berlín el primer Festival de Cuentacuentos para niños en español. Sus fundadoras, Sonia Garduña, Adriana Barrera y Lili Prieto ya son conocidas en la escena por sus iniciativas "BerliCuentosSONIA©”, "Me lo contó un pajarito” y "Colorín Colorado”.

En 2017 se unieron para dar paso a este primer festival que contará con escritores y libreros hispanoamericanos, como José Luis Pizzi, de la librería "La Escalera”, durante el fin de semana del 21 al 22 de abril, además de talleres dedicados al mismo fin en la mítica librería Andenbuch en el barrio de Kreuzberg. El "Festival Berlinés de Cuentacuentos” termina por confirmar que la capital alemana tiene acento español.

Lea también: 

Rinden homenaje en Berlín al "Schindler" salvadoreño

Alemania: borrarán polémico poema por "sexista"

El largo camino hacia una Berlín hispana

En el año 1984 nacía en Berlín occidental la biblioteca especializada en libros en castellano "Andenbuch”. A pesar de ser una rareza en la ciudad, se convirtió en un refugio para la comunidad hispanohablante por más de veinte años. Pero no fue sino hasta comienzos de este siglo, en que Alemania se volvió un destino atractivo para los inmigrantes, que los latinos poco a poco comenzaron a tomar la ciudad y darle otra forma.

La librería "La Rayuela” fue la primera en dar el puntapié en el año 2005, fundada por Margarita Ruby quien, si bien habla un español perfecto, nació y se crió en el sur de Alemania. Su pasión por las letras y la literatura iberoamericana la llevaron a mantener su librería por doce años albergando a artistas, escritores y lectores de todas partes del mundo.

Margarita Ruvby Buchladen Berlin

Margarita Ruby, fundadora de "La Rayuela".

Para Ruby, "La Rayuela” era una manera diferente de darle mayor visibilidad a la literatura en castellano y de tender puentes entre la comunidad latina y el público alemán. Desde la librería se generaron actividades que luego devinieron en proyectos independientes como el festival de poesía en castellano "Latinale”, que surgió en torno a unas lecturas en la librería en 2005.

Otra actividad que se nutrió del espacio de la librería fue la ideada por Sonia Garduño, licenciada en Bibliotecología, quien en 2015 fundó "BerliCuentosSONIA©”, un espacio dedicado a contar cuentos en español para niños. Garduño pertenece a la tercera generación de latinos que trabajan en Berlín casi exclusivamente en español, generando y profundizando cambios en la cultura local. Además de trabajar con BerliCuentosSONIA©, Garduño pertenece al colectivo hispanohablante "Mamis en Movimiento – Maternidad y Migración”, que propone el bilingüismo y una participación activa en la sociedad.

"BerliCuentosSONIA©” busca fomentar la lectura en los niños de una generación cada vez más conectada con la tecnología, los dispositivos móviles y redes sociales. Su fundadora está convencida de que "la lectura nos regala algo especial que nos conecta con nosotros mismos”. Para Garduño, los niños asocian a la lectura con la escuela y por tanto con algo impuesto. Es por eso que apela a la interacción con ellos en vivo, creando un espacio donde puedan participar del cuento y ver que la historia nace de las páginas de un libro. Margarita Ruby, quien también es madre, asegura que los niños son un público muy agradecido y que prefieren viajar juntos en un cuento que en una tablet.

Berlín se escribe con tilde

34 años pasaron desde que Andenbuch abrió sus puertas hasta el día de hoy en que el castellano se puede oír abiertamente en las callesBerlín sin que llame la atención. Berlín se puede vivir en español y esto se nota a diario en una ciudad donde el sentir latino es parte activa de la cultura.

Temas

Autor: Manuel Sierra-Alonso (MS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Una bolsa llena de regalos

La “Schultüte” o bolsa de regalos tiene una larga tradición en Alemania, se remonta hasta el siglo XVIII. Simboliza el tránsito hacia una nueva etapa. Suele estar llena de dulces, juguetes y cosas necesarias para la escuela.

La vida se transforma

La mayoría de los niños que inician la escuela en Alemania tienen 6 años. Muchos de ellos ya han estado en el Kindergarten y saben lo que es la convivencia en grupo. Pero entrar en la escuela es una nueva etapa de la vida.

Carteras escolares

Antes de comenzar el curso, cada niños recibe una cartera escolar. Muchas cuentan con una estructura rígida, para que los cuadernos y libros no queden aplastados. Pero cada vez se prefieren más las mochilas. Hay un gran surtido: para niños, este año se llevan las de Star Wars, aunque las de Superman nunca pasan de moda.

Accesorios importantes

Hay que llenar las carteras con los utensilios necesarios: lápices, carpetas, reglas... También es importante la caja para meter el sándwich. Aunque muchas escuelas ofrecen comida a mediodía, a los escolares les gusta llevarse algo a la boca durante la pausa.

¡Una sonrisa, por favor!

No hay que olvidar la obligada foto del primer día. Los niños muestran a la cámara su bolsa escolar, casi tan grande como ellos mismos. Junto a ellos, un cartel donde puede leerse: "Mi primer día de escuela". Muchos posan orgullosos. Para otros, la foto es una molestia.

Bendiciones al inicio

El primer día de escuela comienza normalmente con una fiesta a la que acuden, además de los niños, los papás, los parientes y los padrinos. Muchas veces también hay un servicio religioso para enviar a los niños bendecidos a su nuevo destino. Algunas escuelas ofrecen una ceremonia interreligiosa para los escolares musulmanes.

Ayuda de los niños "mayores"

Durante la ceremonia, se saluda y se da la bienvenida a los pequeños. En muchas escuelas, los niños de la primera clase tienen una especie de "mentor", un niño de tercer o cuarto grado, que ayuda al neófito y le da consejos durante sus primeros días en el centro educacional.

Familiarizarse con el aula

El primer día también se muestra a los escolares su aula. Lo ideal es que, al día siguiente, sean capaces de encontrar el camino por sí solos hasta el lugar.

Fiesta en familia

Tras la ceremonia oficial, la mayoría de familias hacen fiesta en su casa. Se invita a los abuelos, los parientes, los padrinos y los amigos para tomar café y tarta. Se festeja al flamante escolar y se abren las bolsas escolares.

El segundo día de escuela

Al día siguiente, comienzan normalmente las clases.... que durarán los siguientes 12 ó 13 años. Pero lo primero es aprender a leer, escribir y calcular.