Comercio UE-Estados Unidos: ¿Brecha? ¿Cuál brecha?

Se dice que los números no mienten; pero eso no impide que la Unión Europea y Estados Unidos interpreten los indicadores de sus balanzas comerciales de maneras muy diferentes. Trump considera que EE. UU. es el perdedor.

Desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, en 2017, Donald Trump se ha quejado recurrentemente de cómo el intercambio mercantil de su país con la Unión Europea (UE) desfavorece a sus compatriotas, poniendo como ejemplo el superávit del que goza Alemania como nación exportadora. El sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca alega que la balanza comercial transatlántica se inclina a favor del bloque comunitario con un excedente de 151.000 millones de dólares.

Trump se basa en esa estimación para exigir que la UE aumente sus gastos militares y sus aportes a la OTAN; a sus ojos, Estados Unidos corre con casi todos los gastos de esa organización y protege así a los países que “nos despluman” a la hora de hacer negocios. Pero los números no mienten, y los europeos han refutado sus señalamientos apelando a los datos de la máxima autoridad estadounidense en materia de estadísticas: la Oficina del Censo, con sede en Maryland.

Ver el video 02:00
Now live
02:00 minutos
DW noticias | 11.06.2018

EE. UU. y UE enfrentados an área comercial

Malinterpretaciones

El Census Bureau no registra un déficit comercial de 151.000 millones de dólares que perjudique a Estados Unidos, sino un superávit de 14.000 millones de dólares a su favor. Y esa situación se ha mantenido desde 2008. Michael Hüther, director del Instituto de la Economía Alemana (IW), de Colonia, desestima los cálculos hechos por Trump. El intercambio comercial se mide contando el ir y venir de mercancía, pero también de servicios e ingresos primarios, explica el experto.

Los ingresos primarios son aquellos obtenidos por un país cuando se repatrían las ganancias de los papeles de valor y las empresas que ese país y sus empresarios tienen en otros territorios. Si se toman todos estos elementos juntos, Estados Unidos no tiene nada que reprocharles a sus socios europeos, asegura Hüther. Gabriel Felbermayr, del Instituto ifo para la Investigación Económica, con sede en Múnich, rebate otros argumentos esgrimidos por Trump.

Ver el video 02:21
Now live
02:21 minutos
DW noticias | 01.06.2018

¿Es inminente una guerra comercial entre la UE y EE. UU.?

Cuentas claras

El mandatario cita estadísticas del Ministerio de Economía estadounidense según las cuales la balanza de exportación-importación entre su país y Alemania le otorga un excedente de 65.000 millones a la nación europea. “Es un error tomar como referencia el balance comercial que un miembro de la UE obtiene en su relación con Estados Unidos. Por ser socios de una unión comercial y aduanera, los países de la UE están fuertemente conectados entre ellos”, observa Felbermayr.

El excedente que beneficia a Estados Unidos en su balanza comercial con los Países Bajos asciende a casi 100.000 millones de dólares. Eso se debe a que, por razones tributarias, los grandes consorcios de la industria digital estadounidense tienen sus centrales europeas en suelo neerlandés. No obstante, las mayores ganancias de esas compañías se registran en Alemania. Así ilustra el analista del Instituto ifo las reglas comerciales que el “hombre fuerte” de Washington parece ignorar.

Hüther, el especialista de Colonia, cree posible convencer a Trump de aceptar los hechos en lugar de insistir en distorsionarlos. Almut Möller, del Consejo Europeo para las Relaciones Exteriores, de Berlín, es menos optimista. Él les recomienda a los europeos prepararse para un período de confrontación plagado de desinformación. Por otro lado, Möller arguye que la amenaza que Trump representa para el bloque comunitario puede terminar fortaleciéndolo. 

Richard Fuchs (ERC)

Política

Un instante

Esta imagen del fotógrafo Jesco Denzel causó sensación en las redes sociales después de que el portavoz del Gobierno alemán Steffen Seibert la tuiteó. Muestra las discusiones durante la cumbre del G7 en Canadá. Para muchos observadores, la canciller alemana, Angela Merkel, parece especialmente decidida en esta escena, mientras que el presidente estadounidense, Donald Trump, parecía "obstinado".

Política

Trump justo en el medio

Las imágenes tuiteadas por la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, poco antes de los alemanes, ofrecen una perspectiva completamente diferente de las negociaciones. Trump parece estar discutiendo vívidamente con otros líderes del mundo, incluido el presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May. No obstante, Trump también está sentado aquí.

Política

Conte concentrado

En esta imagen, tuiteada por el nuevo primer ministro italiano Giuseppe Conte, el presidente estadounidense ni siquiera juega un papel menor. Al igual que en otras escenas, la foto muestra cómo los jefes de Estado y Gobierno reflexionan sobre los documentos. La atención se centra en Merkel, Macron y May.

Política

Macron como portavoz

"Después de un largo día de trabajo y un diálogo muy directo, buscamos activamente un acuerdo ambicioso", tuiteó Macron el sábado y adjuntó esta foto. En la escena, el hombre de 40 años tomó la palabra y parece querer enfatizar sus argumentos con la ayuda de gestos, mientras que los otros altos políticos internacionales lo escuchan atentamente.

Política

Pero, ¿no hay problemas en el paraíso?

Puede que solo unos segundos separen la primera imagen de esta galería de esta tomada por Adam Scotti, fotógrafo oficial del primer ministro canadiense Justin Trudeau, anfitrión de la cumbre del G7. En la imagen, el estado de ánimo es obviamente alegre. Merkel y Trudeau se ríen, y Trump parece por lo menos dispuesto a hablar.

Temas