Dictan prisión preventiva contra vicepresidente de Ecuador

Jorge Glas es acusado por la Fiscalía del delito de asociación ilícita para recibir presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

La Corte Nacional de Justicia de Ecuador (CNJ) aceptó el pedido presentado por la Fiscalía y emitió este lunes (02.10.2017) una orden de prisión preventiva contra el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas. El dirigente político, que se encuentra enfrentado al presidente Lenín Moreno, es acusado del delito de asociación ilícita para recibir presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.


Más información:

-Fiscalía ecuatoriana pide prisión preventiva para vicepresidente

-Justicia ecuatoriana prohíbe al vicepresidente salir del país


El juez de la causa, Miguel Jurado, sostiene en la expedición de la orden que acoge "los argumentos presentados por el fiscal", que dicta la orden de prisión y que pide que Glas sea trasladado a una cárcel de Quito. "Conforme se desprende de la información remitida por la autoridad policial", dijo el fiscal Carlos Baca Mancheno en una rueda de prensa al término de la audiencia, se interpreta que existe "peligro" de huida.

Jurado también expidió la medida de cárcel para el tío del vicepresidente Glas, Ricardo Rivera, quien también es acusado de recibir sobornos de la multinacional. El fiscal general, Carlos Baca, aseguró en Twitter que la "Fiscalía actúa de manera responsable y no bajo presiones mediáticas o políticas". Agregó que "lo que ha establecido el juez, se fundamenta en elementos de convicción y evidencias recabadas en investigación".

Acata, pero se defiende

Al enterarse de la orden, Glas  aseguró que la acata "bajo protesta". "Acato BAJO PROTESTA este infame atropello en mi contra, aún tengo fe en que la justicia se imponga, ante ella probaré mi inocencia", escribió en Twitter. Y añadió: "Sin pruebas y con indicios forjados. Solo les queda el linchamiento. Acudiré a instancias nacionales e internacionales para defenderme".

Poco antes, Glas había asegurado que no escapará y pidió públicamente que la Fiscalía exhiba las pruebas que dice tener en su contra. "No se preocupen, no tienen que buscarme, estoy donde siempre. No voy a escapar. Los inocentes jamás huimos", escribió Glas, a quien el presidente del país, Lenín Moreno, retiró sus responsabilidades en agosto poco después de que saliera a hablar en público contra su gestión. En tanto su abogado, Franco Loor, aseguró que su cliente no dimitirá.

DZC (dpa, EFE)

Política

¿Preocupación u optimismo?

Luego de 100 días al frente del Gobierno ecuatoriano, el contexto que se vive en el despacho presidencial de Lenín Moreno ha vivido grandes cambios. El mandatario ya no cuenta con su número dos, el vicepresidente Jorge Glas, a quien le retiró sus facultades tras denunciarse presuntos vínculos de corrupción.

Política

Traspaso de mando

Lejos quedaron los tiempos en los que Rafael Correa (c) se posicionaba con la banda presidencial en el centro del Parlamento de Quito. Su antigua mano derecha, Lenín Moreno (izq.), tomó la posta después de 10 años de Gobierno “correista” y decidió darle un nuevo giro a la administración del país. Los antiguos aplausos y gestos de gratitud hoy ya no son los mismos.

Política

¿Nada nuevo en Quito?

A simple vista en Quito nada pareciera haber cambiado con el nuevo Gobierno. Sin embargo, las fricciones que se dan en los pasillos de la política y la economía han generado la salida de tres funcionarios centrales. Ricardo Patiño, exministro de Economía de Correa, decidió abandonar el Gobierno de Moreno en agosto de 2017. Y otros antiguos aliados de Correa también han seguido su ejemplo.

Política

Legado de Correa

La Plataforma Gubernamental Financiera fue inaugurada en Quito por Rafael Correa apenas unos días antes de traspasarle el mando a Lenín Moreno, en mayo de 2017. Los datos oficiales en ese momento indicaban que la deuda externa del país andino se situaba nada menos que en unos 26.000 millones de dólares, es decir, un monto casi equivalente al presupuesto nacional.

Política

Voces de la calle

Las opiniones de los ciudadanos sobe el nuevo Gobierno de Lenín Moreno son dispares. Algunos observan con recelo su curso dialoguista en pos de un acercamiento con sectores empresariales, mientras que otros dan la bienvenida a una política aperturista. Pero más allá de las posturas, la población sigue atenta los casos de presunta corrupción que involucran a actuales funcionarios del Estado.

Política

Diversas realidades sociales

En las calles de Quito se palpan las más diversas realidades sociales. Trabajadores precarizados, vendedores ambulantes, personal en traje y empleados públicos recorren día a día sus calles confiando en que el país logre el 1,4 por ciento de crecimiento vaticinado para 2017 por la nueva administración de Lenín Moreno al asumir en mayo de este año.

Política

La sede gubernamental

El Palacio de Carondelet se alza en el centro antiguo de Quito. Sus pasillos han visto pasar regímenes y gobiernos de las más diversas tendencias desde fines del siglo XIX. En 2017 el cambio de mando presidencial generó nuevamente movimiento en sus recintos. Aún queda por ver si el curso que tomará la nueva presidencia se apartará realmente tanto del camino fijado por los 10 años de Rafael Correa.

Política

Cumpliendo un tradicional deber

Los granaderos custodian la sede de Gobierno en el Palacio de Carondelet de Quito. Firmes en su función e impasibles a cualquier avatar político, parecen custodiar ante todo la institucionalidad de la Presidencia de la República, tal como reza el zócalo sobre el que están de pie. Sostienen su custodia con el paso de los años haciendo caso omiso a las turbulencias políticas.

Política

Una ciudad multicolor

Quito es una ciudad multicolor en rostros, vestimentas y pertenencia de clases. Las calles de la zona antigua de la capital mantienen su ritmo habitual, depositando en manos de sus Gobiernos los destinos económicos del país y de toda la ciudadanía.

Política

Diferentes estrategias

Paulina Recalde, analista de la Universidad Católica Ecuatoriana, observa que las estrategias políticas del actual presidente se diferencian de las llevadas adelante por su antecesor. Moreno aceleró “la desmarcación” de su vicepresidente Jorge Glas ante las sospechas de corrupción que se cernían en su contra. Correa, en cambio, defiende a Glas “con la lealtad de un boy scout”, asegura.

Temas