Fiscalía alemana acusa de perjurio a exlíder de la AfD

La Fiscalía de Dresde, en el este de Alemania, acusó hoy de perjurio a la copresidenta del partido nacionalista de derecha Alternativa para Alemania (AfD), Frauke Petri.

Petri está acusada de haber hecho declaraciones falsas, bajo juramento, ante la comisión electoral del parlamento regional de Sajonia el 12 de noviembre de 2015.

La todavía copresidenta de AfD fue elegida para el Bundestag en las pasadas elecciones generales pero anunció que no entraría a formar parte del grupo parlamentario de la formación y que estaría en el Parlamento como diputada independiente.

Además, Petri ha dicho que abandonará en breve la formación por discrepancias con otros miembros de la cúpula.

Petri fue una de las principales responsables del giro hacia la derecha de la formación que se había fundado como un partido euroescéptico.

En una revuelta contra la anterior cúpula del partido, Petri salió elegida presidenta y la formación le restó importancia al discurso euroescéptico y se centró en la crítica a la llegada de refugiados, y en algunos sectores de la agrupación se empezaron a cultivar tendencias claramente xenófobas.

Bajo la presidencia de Petri, otros dirigentes del partido, cuya figura más destacada es Alexander Gauland, dieron un giro más hacia la derecha ante lo cual la todavía copresidenta empezó a representar la tendencia a la moderación dentro de la formación.

CP (efe, dpa)

Audios y videos sobre el tema

Política

Al comienzo era el euro

En abril de 2013 se realizó en Berlín el primer congreso del partido Alternativa para Alemania (AfD), que acababa de ser fundado en febrero. Bajo el liderazgo del profesor de Economía de la Universidad de Hamburgo Bernd Lucke, el partido surgió como una variante un poco a la derecha de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y tuvo como principal tema la crítica a la política de rescate del euro.

Política

Los "euroescépticos"

El objetivo de AfD era convertirse en una alternativa real a los partidos de centro. Numerosos militantes de la Unión Cristianodemócrata (CDU), del partido liberal FDP e incluso de La Izquierda se plegaron a la propuesta, que buscaba el fin de los millonarios rescates financieros, el retorno de las monedas nacionales y la disolución de la eurozona. La prensa empezó a llamarlos "euroescépticos".

Política

Los tres presidentes

Lucke compartió la presidencia del partido con la empresaria Frauke Petry y Konrad Adam, un reconocido periodista que había trabajado en el Frankfurter Allgemeine Zeitung. Con las bases listas para competir, se presentaron en las elecciones federales de 2013 con Lucke como principal rostro. Obtuvieron el 4,7 por ciento, muy poco por debajo del 5 por ciento necesario para ingresar al Bundestag.

Política

Los primeros éxitos electorales

Tras un fracaso en las elecciones regionales de Hesse, AfD comenzó a dar sus primeros golpes electorales en 2014, cuando obtuvo el 7 por ciento en las elecciones al Parlamento Europeo, lo que permitió que Lucke y otros seis militantes se convirtieran en eurodiputados. Luego obtuvo asientos en los parlamentos de Sajonia, Turingia y Brandeburgo, donde alcanzó un 12,2 por ciento de la votación.

Política

Las dos almas se separan

Pese a nuevos éxitos en Bremen y Hamburgo, las dos almas del partido poco a poco empezaban a chocar. Por un lado, los liberales económicos capitaneados por Lucke, y, por el otro, los ultraconservadores tutelados por Frauke Petry. En el congreso de julio de 2015, Petry fue elegida presidenta y se produjo un cisma. Cinco de los siete europarlamentarios dejaron el partido, entre ellos Lucke.

Política

Giro a la derecha

Lucke se llevó consigo a unos dos mil militantes de AfD, algo así como el 10 por ciento del total. Con muchos de ellos fundó ALFA, Alianza para el Progreso y el Resurgir. Petry organizó el giro hacia la derecha de Alternativa para Alemania. Hubo reuniones con los islamófobos de Pegida e incluso Petry dijo que la policía debería usar armas de fuego, como último recurso, para proteger las fronteras.

Política

Discurso antiinmigración rinde frutos

El discurso contra la política de refugiados propugnada por la canciller Angela Merkel, así como la radicalización en distintas áreas, las soflamas nacionalistas y la cercanía con la ultraderecha rindió sus frutos. En las elecciones regionales de Baden-Wurttemberg, Renania-Palatinado y Sajonia-Anhalt (13.03.2016), la AfD obtuvo sus mejores resultados históricos.

Política

El tiempo hablará

Nadie quiere negociar con ellos. AfD se ha convertido en un paria de la política alemana. A Petry eso parece tenerla sin cuidado, como tampoco le afectaron las críticas por la cercanía con Pegida o por declarar que cada mujer debía tener tres hijos para asegurar el futuro de "lo alemán". AfD puede ser solo un espejismo y desaparecer rápido, como otros partidos de protesta. O no. El tiempo lo dirá.

Contenido relacionado

Temas