Tusk critica la actitud "caprichosa" de Trump

"Con amigos así, ¿quién quiere enemigos?", dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una rueda de prensa en Sofía, previa al inicio de la cumbre sobre los Balcanes.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, criticó este miércoles (16.05.2018) la actitud "caprichosa" de la administración estadounidense e instó a la Unión Europea (UE) a "prepararse" para escenarios en los que pueda no tener apoyos.

Lea también:

Netanyahu: "Los métodos no letales no funcionan en Gaza"

Críticas de todo el mundo a apertura de embajada de EE. UU. en Jerusalén

"Hoy estamos presenciando un nuevo fenómeno: la asertividad caprichosa de la administración estadounidense. Cuando observamos las últimas decisiones del presidente (de Estados Unidos Donald) Trump, alguien podría preguntarse: con amigos así, ¿quién quiere enemigos?", dijo Tusk en una rueda de prensa en Sofía, previa al inicio de la cumbre sobre los Balcanes.

La UE, añadió, "debería estar agradecida al presidente Trump" porque "gracias a él hemos eliminado las ilusiones. Nos ha hecho darnos cuenta de que si necesitamos una mano amiga, la encontraremos al final de nuestro brazo".

En ese contexto, Tusk indicó que "Europa debe hacer todo lo que esté en sus manos para proteger los lazos transatlánticos", pese a la actitud de Trump, aunque a la vez ha de "preparar los escenarios en que tenga que actuar sola".

"Orgulloso" de ser europeo

Según el presidente del Consejo, la UE tiene "potencial para alcanzar el reto", pero necesita "más unión y voluntad política". "No hay ninguna razón objetiva en tener complejos, ser europeo es algo de lo que estar orgullosos", recalcó.

Los líderes de la Unión Europea se reunirán el miércoles y el jueves en Sofía en una cumbre informal sobre los Balcanes a cuya agenda se ha infiltrado la crisis de Gaza, la decisión de Donald Trump de retirar a Estados Unidos del pacto nuclear con Irán y su amenaza de imponer aranceles al aluminio y acero de la UE.

CT (EFE, dpa) 

Política

Huyendo de la violencia

Cientos de migrantes centroamericanos se encuentran en Tijuana, donde llegaron tras haber atravesado México. Su objetivo es solicitar asilo humanitario en Estados Unidos ante la violencia que impera en sus países de origen, principalmente Honduras, Guatemala y El Salvador. En la foto se ve a algunos de ellos sobre la reja que se levanta en la frontera mexicano-estadounidense.

Política

"Viacrucis migrante"

La caravana se inició hace un mes desde la frontera sur de México. Conocida como "viacrucis migrante", la marcha intenta visibilizar las dificultades que enfrentan los inmigrantes que cruzan México con el objetivo, en la mayoría de los casos, de entrar en Estados Unidos. Al inicio eran más de 1.000 personas, pero muchas se fueron quedando en el camino.

Política

Apoyo del lado estadounidense

Dos contingentes se manifestaron en el área de Playas de Tijuana, donde el cerco fronterizo se interna en las aguas del Pacífico. Los grupos, separados por unos 30 metros, estuvieron integrados por unas 100 personas del lado estadounidense y por unas 500 en el mexicano, unidas todas a través de arengas y mensajes en cartulinas que apoyaban el paso de los migrantes.

Política

El procedimiento establecido

Los migrantes esperan iniciar los trámites para pedir asilo en EE. UU. "Primero van hasta el puente fronterizo y se presentan para pedir asilo. Ahí ellos (las autoridades estadounidenses) deben evaluarlos, les hacen preguntas y los llevan a las cortes, que son las que deciden", dijo a dpa Irineo Mujica, director de la organización Pueblo sin Fronteras, una de las coordinadoras de la caravana.

Política

"No somos criminales"

"No somos criminales, somos trabajadores internacionales. ¿Por qué nos matan?, ¿por qué nos asesinan? Si somos la esperanza. Alto a Donald Trump y su política asesina", corearon los migrantes en una manifestación realizada en Tijuana.

Política

Vigilancia militar

El presidente Donald Trump había exhortado a México a frenar la caravana y evitar que llegara hasta Estados Unidos. "Tomar parte en una caravana no otorga derechos adicionales", había dicho la semana pasada en Washington la secretaria de Seguridad Nacional, Kirjsten Nielsen, en un comunicado. Apuntó que quien busca asilo, debe pedirlo en el primer país al que llega, "y esto incluye a México".

Política

Tensión en la frontera

El caso de los migrantes ha sido seguido con interés por la prensa, ante la tensión que ha generado la política del presidente estadounidense. Trump, que se propone erigir un muro en la frontera, dijo haber instruido a la secretaria de Seguridad Nacional para que no se deje entrar a la caravana. (efe, dpa)

Temas