Viena: Conferencia europea de lesbianas reclama visibilidad

El primer evento de este tipo en el continente aborda la doble discriminación por ser mujer y homosexual.

Viena acoge esta semana la primera Conferencia Europea de Lesbianas, en la que participan unas 450 mujeres de 44 países, con el objetivo de concienciar sobre los desafíos que sigue afrontando este colectivo.

La conferencia de Viena tiene como objetivo crear un espacio seguro de análisis y debate en el que la inclusión y las propuestas son el eje central. A través de talleres, actuaciones, charlas y debates, las mujeres reunidas buscan crear una estrategia común para desarrollar los cuatro principios fundamentales del encuentro: actuar, transformar, reflejar y conectar.

El congreso fue inaugurado oficialmente el jueves (06.10.2017) con una gran fiesta, a la que acudió también Ulrike Lunacek, líder del partido ecologista austríaco "Los Verdes" y una de las vicepresidentas del Parlamento Europeo.

En declaraciones a Efe, la eurodiputada austríaca, casada con una mujer colombiana, subrayó la importancia de esta conferencia, la primera de este tipo en Europa. "La visibilidad de las lesbianas sigue siendo muy reducida", tanto por ser mujeres como por ser homosexuales, destacó Lunacek, cabeza de lista de Los Verdes en las elecciones parlamentarias del próximo 15 de octubre en Austria.

Por otra parte, Lunacek criticó el "inmovilismo" de los sectores conservadores en la sociedad que "siguen viendo la familia tradicional (entre hombre y mujer) como algo sagrado y que no aceptan que el mundo ha cambiado". "Muchos movimientos no nos consideran iguales y quieren devolvernos al armario que tanto nos ha costado abandonar, buscan volver a una época en la que se nos acosaba, amenazaba y se nos reprimía", concluyó la líder del partido ecologista austríaco.

La conferencia, que termina este domingo, cuenta también con una importante participación latina. Entre las ponentes se encuentran Marta Fernández, de Palma de Mallorca, fundadora de la red lésbica de trabajo 'Lesworking', y Kika Fumero, una activista lesbiana de Tenerife (Islas Canarias).

Ambas presentaron hoy el estudio "¿Cómo somos las lesbianas?", una encuesta que busca derribar clichés sobre este colectivo, a través de la opinión de más de 5.000 lesbianas españolas y latinoamericanas. Los resultados más preocupantes se refieren al mundo laboral, con un 74% de las lesbianas que no se atreven a hablar sobre su orientación sexual por miedo a la homofobia, y el 64% que asegura haber tenido problemas en el trabajo por declararse lesbianas.

Para mañana está convocada una marcha por el centro de Viena, a la que han sido invitadas todas aquellas personas que quieran luchar por la visibilidad y los derechos de las lesbianas.

La primera Conferencia Europea de Lesbianas terminará el domingo con un pleno en el que se presentará un manifiesto que refleje los resultados de los debates mantenidos en Viena. Las organizadoras esperan que este congreso se convierta en un evento bianual institucionalizado, con la próxima edición en el año 2019 en una ciudad europea aún por definir. (efe)

Política

El Christopher Street Day

Una multitud caminó y bailó en Berlín, desde la avenida Kurfürstendamm hasta la Puerta de Brandeburgo. Sesenta carrozas participaron en el evento conocido internacionalmente como el Día del Orgullo Gay y en Alemania, como el Christopher Street Day (CSD). Antes de que comenzara el desfile se realizó un acto para conmemorar a los LGBTI que fueron víctimas de la dictadura nacionalsocialista.

Política

Dos victorias recientes

Desafiando al mal tiempo, miles de personas participaron en la marcha del Christopher Street Day (CSD) para celebrar la ley que le permite a las parejas homosexuales casarse y adoptar hijos como lo hacen las heterosexuales, así como la ley que obliga al Estado germano a rehabilitar a las personas enjuiciadas y encarceladas después de 1945 por sostener relaciones homosexuales.

Política

“Matrimonio para todos”

El presidente federal, Frank-Walter Steinmeier, aprobó el “matrimonio para todos” el jueves (20.7.2017). La atmósfera alegre en la capital alemana no se vio enturbiada ni por las lluvias torrenciales ni por la consciencia de los retos por venir: no todos los problemas de la población LGBTI se resuelven con una partida de casamiento.

Política

Reivindicaciones pendientes

“Terminó la fase de la tolerancia. Que empiece la época de la aceptación”, dijo el célebre exdiputado de Los Verdes Volker Beck, a la derecha en la foto con el senador berlinés Dirk Behrendt. A su juicio, la lucha sigue por la participación plena en los asuntos públicos, por el trato igualitario en el ámbito laboral, contra la discriminación en las escuelas y contra las agresiones en las calles.

Política

El arcoíris, símbolo de diversidad

“Hay que ponerle fin a la Ley de Transexuales y promulgar otra que blinde el derecho a la autodeterminación de las personas”, agregó el exparlamentario Volker Beck, de Los Verdes, célebre defensor de las minorías. Ulrich Keßler, presidente de la Federación Alemana de Lesbianas y Gays (LSVD) en Berlín y Brandeburgo, pidió apoyar a los LGBTI que han llegado a Alemania en condición de refugiados.

Política

Más allá del cuero negro y los encajes

Muchos hombres y mujeres heterosexuales que no comulgan ni con la tradicional imposición de roles de género en la sociedad ni con los tabúes eróticos prevalentes se identifican con las reivindicaciones de la comunidad LGBTI y se unen a sus marchas. En la imagen, representantes de la famosa escena BDSM de Berlín, en la que se mezclan todo tipo de personas para celebrar sus fetiches.

Política

“No a los crímenes de odio”

El eslogan del CSD de Berlín (“Más de nosotros – Cada voto contra la derecha”) es oportuno de cara a las elecciones federales de septiembre y al apogeo de la ultraerecha en Alemania y otros rincones de Europa. También el lema de la imagen (“No a los crímenes de odio”) es relevante, dado el auge de las agresiones homofóbicas y transfóbicas en suelo germano.

Temas