Descubrir Alemania...

Con DW puede conocer los rincones más encantadores de Alemania, tanto los lugares más populares, ¡como los secretos mejor guardados!

Now live
01:26 minutos
Viajes | 10.02.2017

#DailyDrone: Kempten

Los castillos más bellos de Alemania

Neuschwanstein, imán para el turismo

El castillo de Neuschwanstein es el más conocido de Alemania, y un imán del turismo, ya que todos los años lo visitan unos 1,5 millones de personas. El rey bávaro Ludwig II ordenó construirlo para hacer realidad su sueño de poseer un castillo medieval, tomando como ejemplo el castillo de Wartburg, el más importante de Alemania.

Los castillos más bellos de Alemania

Castillo de Albrechtsburg

Construido en el siglo XV, el castillo de Albrechtsburg, cerca de Meissen, es el más antiguo de Alemania. Está situado a 25 kilómetros de Dresde y alberga hoy el museo de la porcelana.

Los castillos más bellos de Alemania

Castillo de Heidelberg

El castillo de Heidelberg es el emblema de la ciudad universitaria de Heildeberg, a orillas del río Neckar. Fue la residencia del príncipe elector de la región del Palatinado, pero en 1693 fue destruido por los soldados del rey Luis XIV. Es el más famoso de Alemania.

Los castillos más bellos de Alemania

Castillo de Glücksburg

El de Glücksburg, en Flensburg, es uno de los castillos renacentistas más importantes de Alemania. Fue construido en el siglo XVI, y en el siglo XIX fue residencia del rey de Dinamarca.

Los castillos más bellos de Alemania

Palacio de Sanssouci

El Palacio de Sanssouci fue construido por el rey Federico II el Grande entre 1745 y 1747. En el ala sur, el rey ordenó construir un viñedo. Desde 1990, tanto el castillo como el parque son Herencia Cultural de la UNESCO.

Los castillos más bellos de Alemania

Residencia de Wurzburgo

La Residencia de Wurzburgo, donde vivían los príncipes obispos de esa ciudad, comprende 365 habitaciones. Es obra del arquitecto Baltasar Neumann y destaca por sus escalinatas, cuyo techo está decorado con la pintura al fresco más grande del mundo, realizada por Giovanni Battista Tiepolo entre 1752 y 1753. Desde 1981 es Patrimonio Cultural de la UNESCO.

Los castillos más bellos de Alemania

Palacio de Augustusburg

El Palacio de Augustusburg, en Brühl, es una de las residencias más destacadas del siglo XVIII, y es considerado una obra maestra del rococó. Fue el hogar de los príncipes electores de Colonia y de los arzobispos. A partir de 1949 fue residencia de huéspedes del Gobierno alemán. Junto con el Castillo Falkenlust y los Jardines de Brühl es, desde 1984, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

Los castillos más bellos de Alemania

Palacio de Schwerin

El Palacio de Schwerin está situado en la ciudad del mismo nombre, capital de Mecklenburgo-Pomerania occidental. Su apariencia actual es obra de los Grandes Duques de Mecklenburgo. Hace 1.000 años se erigía allí un castillo eslavo. Hoy es la sede del Parlamento de ese estado federado.

Los castillos más bellos de Alemania

Castillo de Marienburg

En 1857, la reina Marie de Hannover cumplió 39 años, y el rey Jorge V, su esposo, le regaló el Castillo de Marienburg, que estaba en construcción y fue terminado diez años después. Hoy está en manos de la dinastía de los Güelfos. El señor del castillo es el príncipe heredero Ernesto Augusto de Hannover.

Los castillos más bellos de Alemania

Castillo de Moyland

El Castillo de Moyland está cerca de Kleve, en Renania del Norte-Westfalia. Es de estilo neogótico y fue construido a mitades del siglo XIX. Durante el siglo XVII fue un castillo medieval y más tarde fue convertido en una obra barroca. Actualmente, el Moyland alberga una gran colección de arte moderno con diversas obras, entre ellas, algunas de Joseph Beuys.

... y descubrir Europa

Now live
04:49 minutos
Cultura | 09.01.2016

La Alta Selva Negra: tres recomendaciones

Todos los videos de ¡Escápate!

Viajar con el paladar

Las rutas turísticas de Alemania

La ruta alemana del vino

La ruta turística más antigua de Alemania es la que pasa por los distintos viñedos cercanos a la frontera con Francia. En un tramo de 85 kilómetros, los visitantes pueden degustar innumerables variaciones del típico vino blanco alemán, el Riesling. A menudo, los viñedos se extienden a lo largo de laderas que colindan con ríos o pasan por ruinas de castillos medievales.

Las rutas turísticas de Alemania

La ruta de las fábulas

La ciudad de Hanau rinde homenaje con un monumento a sus célebres hijos, Jacob y Wilhelm Grimm, famosos por sus cuentos y leyendas. Justo en ese punto comienza la Ruta de las fábulas, que atraviesa parajes naturales y pueblitos en donde tienen lugar las historias. Por ejemplo, Alsfeld, donde se puede visitar la casa de Caperucita Roja, o Bad Wildungen, hogar de Blanca Nieves.

Las rutas turísticas de Alemania

La Ruta Alta de la Selva Negra

Desde Freudenstadt hasta Baden-Baden se extiende la Ruta Alta de la Selva Negra. Sus impresionantes paisajes abarcan desde montañas hasta el Valle del Rin, e incluso la región de Alsacia. Un sitio imprescindible es el Mummelsee, en cuyas cercanías fue captada esta imagen crepuscular.

Las rutas turísticas de Alemania

La Ruta del Fútbol Alemán

Numerosos caminos enlazan a 15 ciudades en el Estado de Renania del Norte-Westfalia. En ellas, los estadios de fútbol son tan sagrados como las iglesias. Cada ciudad parece tener el suyo, además de otras atracciones como la cervecería Fiege, en Bochum. Tratándose del deporte rey, la cerveza es casi tan importante como el rodar de la pelota sobre el césped.

Las rutas turísticas de Alemania

La Ruta Romántica

Conectada con la Ruta Comercial de tiempos de los romanos, la Ruta Romántica se formó como un intento de atraer a turistas a tierras alemanas al término de la Guerra Fría. Ciudades rodeadas por muros medievales, como Rothenburg o Dinkelsbühl pertenecen a dicha ruta, lo mismo que el aquí presentado Castillo de Neuschwanstein, en medio de los impresionantes Alpes.

Las rutas turísticas de Alemania

La Ruta de los Alpes Alemanes

Los Alpes alemanes tienen su propia ruta. Esta recorre, a lo largo de 450 kilómetros, el sur de Alemania. Incluye no solo montañas, sino también el Lago de Constanza, con su isla Lindau, y el Königssee. La región del Tegernsee, que aparece en la foto, es famosa por su suculenta comida típica de Baviera.

Las rutas turísticas de Alemania

La Ruta de la Cultura Industrial

Quien esté un poco hastiado de ver castillos y viñedos, puede encontrar algo distinto en la Ruta de la Cultura Industrial. Conecta a lo largo de 400 kilómetros los restos de la industria carbonífera en la Cuenca del Ruhr, algunos de los cuales han sido transformados en centros culturales. La antigua mina de carbón Zeche Zollverein fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Las rutas turísticas de Alemania

Las Rutas de los Entramados

La ciudad de Limburg se caracteriza por sus callejuelas y sus vías adoquinadas, pero sobre todo, por que tiene algunas de las más antiguas casas de paredes entramadas, típicas de Alemania. Las fachadas llaman la atención por sus finos detalles. Limburg se encuentra en una de las seis rutas de entramados, que se reparten a lo largo de 2.800 kilómetros e incluyen cerca de 100 destinos.

Las rutas turísticas de Alemania

La Ruta Románica

La Ruta Románica tiene forma de número ocho, y debe su nombre a las iglesias medievales, claustros, catedrales y castillos que incluye. La Catedral de Marburgo, en la foto, ciertamente fue acabada en estilo gótico, pero en su altar muestra todavía marcada influencia románica, mérito suficiente para ser incluida en esta ruta.

Rutas turísticas de ensueño

La ruta romántica: la preferida

Majestuosos palacios y ciudades medievales hacen soñar al viajero. La ruta romántica es la más conocida de Alemania y la preferida de los turistas. Con una extensión cercana a los 400 kilómetros, comienza en Wuerzburgo y termina en Fussen, junto a los Alpes. Una de las mayores atracciones de esta ruta es el castillo de Neuschwanstein.

Rutas turísticas de ensueño

Ruta sinuosa

El sendero alemán de los Alpes serpentea por más de 450 kilómetros entre las montañas, desde el lago de Constanza hasta el Königssee (foto). Valles, cumbres y llanos se suceden a lo largo de esta ruta alpina, la más antigua de Alemania. Ya en 1932 se elaboraron los primeros proyectos de erigir una infraestructura turística en la zona.

Rutas turísticas de ensueño

La magia de los castillos

Mercados tradicionales, fiestas medievales y castillos convertidos en hoteles transportan al turista a otra época. La ruta de los castillos se diseñó en 1954 y llevaba originalmente desde Mannheim hasta Núremberg. 40 años después se amplió. Ahora tiene 1.200 kilómetros de largo y termina en la capital checa, Praga.

Rutas turísticas de ensueño

Cultura vitivinícola

La ruta del vino, de 500 kilómetros de largo, es una senda para sibaritas. Desde 1954 atraviesa la región vinícola de Baden. Numerosas tabernas invitan al viajero a degustar las delicias de la zona.

Rutas turísticas de ensueño

Tras la huella de los romanos

Antaño, soldados romanos patrullaban la zona. Hoy en día, la antigua frontera entre el Imperio Romano y los territorios de las tribus germánicas pertenece a los tesoros que la Unesco ha declarado patrimonio de la humanidad. Esta ruta recorre lugares con fundamentos de edificaciones y fortalezas reconstruidas. La ruta comienza en Renania Palatinado y termina en Ratisbona, en Baviera.

Rutas turísticas de ensueño

La fascinación de los volcanes

Los volcanes de Alemania ya no arrojan fuego, pero sus huellas son claramente visibles en el paisaje. La ruta volcánica lleva al viajero a descubrir la historia geológica de la región del Eifel.

Rutas turísticas de ensueño

El pasado industrial

Aún hoy en día, los altos hornos y chimeneas marcan la imagen de la región del Ruhr y recuerdan sus 150 años de historia industrial. Muchos de esos antiguos centros de producción son ahora monumentos nacionales. La ruta de la cultura industrial conecta a esos testigos del pasado.

Rutas turísticas de ensueño

La magia de los cuentos

La Bella Durmiente, Caperucita Roja y muchos otros personajes de los cuentos de los hermanos Grimm cobran vida en esta ruta de 600 kilómetros, en el noroeste de Alemania. Pasa por el castillo de la Bella Durmiente, por Hamelín, la ciudad del flautista, y llega hasta Bremen.

Rutas turísticas de ensueño

Entramados de madera

Casi un centenar de ciudades se presentan unidas por una característica común: las construcciones de entramado de madera. Esta ruta se extiende desde la desembocadura del Elba, en el norte, hasta el lago de Constanza, en el sur. Las construcciones son las estrellas de esta senda, pero también tiene otros atractivos, como parques naturales y delicias gastronómicas.

Síganos

Albanian Shqip

Amharic አማርኛ

Arabic العربية

Bengali বাংলা

Bosnian B/H/S

Bulgarian Български

Chinese (Simplified) 简

Chinese (Traditional) 繁

Croatian Hrvatski

Dari دری

English English

French Français

German Deutsch

Greek Ελληνικά

Hausa Hausa

Hindi हिन्दी

Indonesian Indonesia

Kiswahili Kiswahili

Macedonian Македонски

Pashto پښتو

Persian فارسی

Polish Polski

Portuguese Português para África

Portuguese Português do Brasil

Romanian Română

Russian Русский

Serbian Српски/Srpski

Spanish Español

Turkish Türkçe

Ukrainian Українська

Urdu اردو