Alemania: arranca Conferencia de Seguridad de Múnich 2019

Now live
05:48 minutos
15.02.2019

Europa apela a la unidad para evitar una nueva guerra fría

Unos 600 expertos en políticas de seguridad, entre ellos unos 30 jefes de Estado y de Gobierno y 90 ministros de Defensa y Exteriores se dan cita a partir de hoy en la ciudad bávara.

La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, inauguró este viernes (15.02.2019) la Conferencia de Seguridad de Múnich, en la que se dan cita unos 600 expertos en políticas de seguridad, entre ellos unos 30 jefes de Estado y de Gobierno y 90 ministros de Defensa y Exteriores. Entre los temas centrales de la reunión, se encuentran las relaciones transatlánticas, la creciente tensión entre Rusia y los países occidentales, así como las crisis en Medio Oriente. Von der Leyen abrió la conferencia junto a su colega británico, Gavin Williamson.

Von der Leyen aseguró en su discurso que, frente a las reticencias de EE.UU., la integración militar en la UE es "una contribución al reparto transatlántico de cargas" financieras en el ámbito militar. Además, subrayó la vigencia de la OTAN y argumentó que un aumento del gasto militar europeo implicará un mayor peso del continente en la toma de decisiones de la Alianza. "Sabemos que debemos hacer más, especialmente Alemania. Mantenemos como objetivo alcanzar el por ciento del PIB en gasto militar. Los europeos debemos hacer más", afirmó la ministra, que dijo que las demandas de Washington para que Europa eleve su presupuesto en defensa "están justificadas".

La OTAN también "defiende valores"

Von der Leyen recordó que el Gobierno alemán se ha comprometido a alcanzar el 1,5 por ciento del PIB para 2024, cuando los aliados de la OTAN se comprometieron a alcanzar el 2 por ciento. El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha presionado para lograr aún antes ese objetivo. Von der Leyen indicó que, para 2024, el presupuesto alemán en defensa se habrá incrementado en un 80 por ciento con respecto a 2014, cuando se adoptó en la cumbre de la OTAN el compromiso del 2 por ciento. La ministra destacó asimismo el compromiso de Alemania con la OTAN, la "primera elección" de su país, porque "es más que una alianza militar, es una alianza política" que también defiende "valores". "No somos neutrales. Estamos del lado de las libertades, de la democracia y del Estado de derecho. La OTAN ofrece seguridad en un mundo cada vez más incierto", manifestó.

Además, señaló que un reparto más justo de las cargas financieras en el seno del bloque aliado implicará también reequilibrar la toma de decisiones dentro de la OTAN y apuntó a Afganistán, en referencia a los amagos de Washington de retirarse de este país."Las decisiones deben tomarse en el marco de la Alianza", aseguró en referencia a la tendencia de la actual Administración estadounidense de actuar en solitario y despreciar los organismos multilaterales. Por último, mostró la disposición de Alemania de ceder para lograr un acuerdo con Francia y el Reino Unido en los estándares comunes para la exportación de armas. "No somos más moralistas que los franceses ni mayores defensores de los derechos humanos que los británicos", dijo, tras las críticas de París y Londres porque Berlín insistía en unos criterios que consideraban demasiado estrictos.

MS (efe/dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

¿Guerra Fría recargada?

Rearme verbal y material

EE. UU. suspendió primero su participación en el tratado nuclear INF durante seis meses, y un día después, lo hicieron los rusos. Por el momento, estas decisiones ponen fin a una fase de tres décadas de entendimiento y desarme entre las principales potencias. Los militares y los políticos participaron en este pacto, igual que la sociedad civil, que se movilizó masivamente en los años ochenta.

¿Guerra Fría recargada?

Arsenal del terror

El INF fue uno de varios tratados diseñados para frenar el terrorífico arsenal atómico creado por el rearme de la Guerra Fría. Aquí hay un misil Pershing II de EE.UU. equipado con una cabeza nuclear en la base estadounidense Mutlangen, en Baden-Württemberg (Alemania).

¿Guerra Fría recargada?

Brindis por el entendimiento

El avance hacia el tratado INF fue logrado por el entonces presidente de EE. UU. Ronald Reagan (izquierda) y el líder soviético Mijail Gorbachov (derecha) en diciembre de 1987. Tras su firma en Washington, ambos políticos presionaron para un nuevo comienzo en las relaciones Este-Oeste.

¿Guerra Fría recargada?

Línea directa

Una de las grandes preocupaciones durante la Guerra Fría fue que las dos grandes potencias podrían declararse la guerra entre sí por un simple error de comunicación. Es por eso que los ingenieros de ambos países establecieron la llamada "línea directa" en 1963: una conexión directa entre Washington y Moscú. Esta imagen muestra un télex en el Pentágono en 1963.

¿Guerra Fría recargada?

Entre dos frentes

Durante la Guerra Fría, el Telón de Acero corrió por el centro de Alemania. La República Federal de Alemania (RFA) estaba vinculada a Occidente, y la República Democrática Alemana (RDA) a la esfera de influencia oriental. En el caso de una guerra nuclear, el Gobierno federal tenía su propio búnker cerca de Ahrweiler, en su sede ubicada en Bonn.

¿Guerra Fría recargada?

Gobierno subterráneo

En caso de una guerra nuclear, el Gobierno de Alemania Occidental debía continuar trabajando. Por lo tanto, el búnker estaba equipado con todo lo necesario. En el subsuelo también había una sala de reuniones con colores cálidos que supuestamente aliviaban el horror del búnker.

¿Guerra Fría recargada?

¿Guerra nuclear? No, gracias

El temor a una posible guerra nuclear también impulsó a gran parte de la población a manifestarse. A fines de la década de 1970 surgió un movimiento por la paz que durante años exigió desarme y entendimiento. Aquí hay un pin correspondiente a una de las reuniones celebradas en Bonn, en octubre de 1981.

¿Guerra Fría recargada?

Demostración histórica en el Hofgarten

El 10 de octubre de 1981, alrededor de 300 mil personas se reunieron en Bonn, entonces la capital de la República Federal, para protestar contra el armamento nuclear. La última reunión en el Hofgarten de Bonn se convirtió en una de las manifestaciones más impresionantes de la historia del movimiento alemán por la paz.

¿Guerra Fría recargada?

"Reunión de los valientes..."

"...no de los temerosos". Así describió el político del SPD Erhard Eppler, uno de los actores clave en el movimiento por la paz, al mitin de Bonn. Las palabras de Eppler se referían a que justamente quienes expresaban temor a la guerra eran valientes por ello.

¿Guerra Fría recargada?

Bloqueo por la paz

En septiembre de 1983, los opositores a las armas nucleares bloquearon el depósito de armas de EE.UU. en Mutlangen. Entre ellos estaban el Nobel de Literatura Heinrich Böll y su esposa, Annemarie. Böll dijo que estaba allí "porque sería muy fácil defender algo tan primordial solo desde mi escritorio. También deseo solidarizarme con todas aquellas personas que tanto se sacrifican".

¿Guerra Fría recargada?

Críticas desde las Fuerzas Armadas

Uno de los opositores al rearme más famosos fue el general de división Gert Bastian. Junto con la política Petra Kelly, protestó contra el despliegue de misiles nucleares de mediano alcance en Europa. En 1983, ambos fueron de los primeros políticos del partido ecologista Los Verdes en ser electos para ingresar al Parlamento alemán.

¿Guerra Fría recargada?

Objetivos comunes en Occidente y Oriente

Muchas personas también tomaron las calles en la parte oriental de Alemania. "Espadas en arados" fue el lema del movimiento por la paz allí. Fue inventado en 1980 por el joven pastor Harald Bretschneider. Desde las filas de los activistas por la paz de Alemania oriental también surgió un movimiento de protesta contra el sistema político de la RDA.

¿Guerra Fría recargada?

Logro I: desarme en el Este

El tratado INF llevó el desarme masivo del potencial nuclear a ambos lados del Telón de Acero. Esta foto de 1989 muestra una serie de misiles soviéticos SS-20 destruidos.

¿Guerra Fría recargada?

Logro II: desarme en Occidente

Los estadounidenses también retiraron sus armas nucleares de Europa. En 1988 abrieron el depósito de Mutlangen para la prensa internacional. Luego se llevaron los cohetes Pershing II a EE.UU., donde fueron desarmados. El peligro de que Europa pudiera convertirse en el escenario de una guerra nuclear parecía haber acabado.

Síganos