Alemania: sistema de alerta temprana de sequías

En 2018, una sequía récord en Alemania produjo malas cosechas. La Oficina Meteorológica de Alemania desarrolló un sistema de alerta temprana para ayudar a los agricultores a tomar medidas.

2018 fue un mal año para los agricultores alemanes. Una sequía récord causó malas cosechas, lo que llevó al gobierno alemán a calificar este hecho como una crisis de "dimensiones nacionales". Unos 8.000 agricultores se vieron obligados a solicitar ayuda de emergencia debido a un período seco récord entre abril y noviembre: el 60 por ciento de la precipitación anual habitual cayó durante todo el año, según las nuevas cifras de la Oficina Alemana de Meteorología (DWD).

Naturaleza y medio ambiente | 18.09.2018

Eberhard Hartelt, presidente de la Asociación de Agricultores y Viticultores (BWV) de Renania-Palatinado y granjero, habló de una "sequía catastrófica", algo que nunca había visto. "Toda la temporada de siembra en otoño tuvo lugar en suelo muy seco. Tuve que volver a sembrar los campos, porque la colza no podía crecer ya que no había humedad en el suelo", dijo Hartelt a DW, agregando que esto probablemente afectará su cosecha e ingresos en 2019 .

El granjero espera que 2018 sea una excepción y que no se repita pronto. De lo contrario, las perspectivas para la agricultura alemana serán negativas.

El cambio climático implica sequías más frecuentes y fenómenos meteorológicos extremos en Alemania, dijo a DW el vicepresidente de la DWD, Paul Becker. "El año pasado fue excepcional, pero encaja con el panorama general de los fenómenos meteorológicos más extremos, que es exactamente lo que esperamos del cambio climático", dijo Becker. Es por eso que la Oficina Alemana de Meteorología ha desarrollado una nueva herramienta de pronóstico a largo plazo para predecir la humedad del suelo con seis semanas de antelación y advertir a los agricultores sobre posibles sequías.

Herramienta para prevenir a agricultores

La humedad del terreno es importante. Incluso si no ha llovido considerablemente durante semanas en verano, las plantas pueden sobrevivir y crecer gracias al agua acumulada de las lluvias del invierno y la primavera. 

Las precipitaciones, las temperaturas y el sol afectan a la humedad del suelo. En 2018, la combinación de las horas de sol, los efectos de evaporación, la falta de lluvia y unas temperaturas más cálidas de lo normal, causaron condiciones inusuales de sequedad en el suelo.

Una imagen tomada en 2018 muestra la sequía en Europa.

Según la DWD, hubo un promedio en Alemania de 20 "días calurosos" con una temperatura 30 grados centígrados o más, que superó el récord de 19 registrado en 2003. Y con 2,015 horas de sol, 2018 también superó a 2003 como el año más soleado desde que comenzaron los registros en 1951. 2018 fue el cuarto año más seco desde 1881.

Becker explica que los niveles de humedad del suelo se mantienen relativamente estables y no se ven afectados si llueve o no llueve durante uno o dos días. Esa característica los hace ideales para realizar pronósticos más precisos y con semanas de antelación. "El pronóstico de las precipitaciones siempre es difícil, particularmente más allá de una semana… Si observamos la humedad del suelo, es mucho más fácil realizar pronósticos", agregó Becker.

Él cree que este sistema habría predicho la sequía de 2018 y dice que ayudará a los agricultores a prepararse semanas antes, reajustando el uso de fertilizantes y agua. "Ayudará a las personas a prepararse, incluso si no puede evitar el peligro real", dijo Becker.

Incluso en algunas partes del río Rin se apreciaba la sequía en 2018.

Cambio climático: un problema inminente

Hartelt cree que el sistema de pronóstico de la DWD podría ayudar a los agricultores a adaptarse y reaccionar. "Los modelos de pronóstico pueden ser reajustados y mejorados y eso es ciertamente una ayuda, pero es una ayuda limitada", dijo. "No nos ayuda a enfrentar el problema del cambio climático", agregó.

La agricultura, si bien podría estar contribuyendo al cambio climático, también es una de sus principales víctimas, dijo Hartelt. En agosto de 2018, la sequía provocó una caída de ocho millones de toneladas de cereales solo en Alemania. 

Se requieren enormes medidas de adaptación si Alemania quiere garantizar la seguridad alimentaria en el futuro. Hartelt dice que la industria necesita analizar diferentes variedades de frutas y granos resistentes a las sequías y garantizar que la agricultura sea respetuosa con el suelo y cuidadosa cuando se trata del uso del agua. El desarrollo de mejores sistemas de riego y almacenamiento de agua es una necesidad, agregó.

"La gran dificultad es que estas medidas cuestan una gran cantidad de dinero e inversión, pero con los bajos ingresos y los precios de los alimentos, es muy difícil de conciliar", dijo Hartelt.

Por otro lado, considerando las grandes pérdidas en 2018, los agricultores no pueden darse el lujo de no adaptarse.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

(rm/er)

Sequía: Alemania está encallando

¿Corrientes peligrosas?

La Binger Mäuseturm (a la derecha) y una boya a la izquierda se encuentran en el curso del río Rin. La boya lleva la inscripción: "Atención: remolinos y corrientes peligrosas". En otros tiempos, ciertamente es útil. En este momento, sin embargo, parece fuera de lugar.

Sequía: Alemania está encallando

En el medio, por favor!

El Rin cerca de Kaub: dos barcos de carga se abren paso lentamente a través del lo que queda de agua en medio del río. Esto tiene graves consecuencias para los capitanes, pues dependiendo de la ruta, muchos barcos solo pueden llevar la mitad de la carga habitual a bordo. El daño económico es enorme. En el Rin, la llamada tasa de flujo ha disminuido durante meses.

Sequía: Alemania está encallando

El ferri no navega

Los pasajeros que usualmente toman el ferri del Rin entre Niederrheimbach y Lorch han debido encontrar un medio de locomoción diferente: el ferri del Rin no puede circular debido a la poca agua que hay en este momento.

Sequía: Alemania está encallando

Spree: todavía hay agua, aunque...

¡Bienvenido al embalse Spremberger en Brandeburgo! Aquí, el nivel del Spree en Berlín, mantiene constante el suministro de agua desde Brandenburgo y Sajonia. Debido a que esto todavía funciona, es posible que no hayan escuchado mucho sobre la sequía en la capital, pero el gris oscuro en la pared de la presa muestra que ahí había agua.

Sequía: Alemania está encallando

El Biggesee sin lago

Al oeste se encuentra el Biggetalsperre, cerca de Olpe. Debido a que el lecho del río y las áreas ribereñas ahora están secas, los caminantes (estos son los pequeños puntos oscuros a la izquierda de la imagen) también pueden caminar por senderos donde no se permite cruzar.

Sequía: Alemania está encallando

Camping en el lago, pero con menos

En el este de Alemania se encuentra el camping Neumannshof, en Gössitz. Sus visitantes generalmente pueden navegar hasta su alojamiento con barcos de todo tipo. Pero eso ahora no es posible porque los muelles ni siquiera llegan al agua. La Hohenwartestausee en Turingia ha registrado desde abril solo una parte de la cantidad habitual de precipitaciones.

Sequía: Alemania está encallando

Por qué las papas fritas están más caras

Esta foto es un poco más antigua, es de agosto y muestra un campo de papas marchito cerca de la ciudad de Geestland. Pero justo ahora, la asociación federal competente advierte del aumento de los precios en vista de una cosecha de papa históricamente pobre, finalmente, las papas fritas son más caras.

Sequía: Alemania está encallando

No queda combustible en Colonia

Debido a que los petroleros pueden cargar solo la mitad o incluso menos de su capacidad, en las gasolineras del Rin también hay menos gasolina o diesel. Los surtidores de combustible en Colonia, por lo tanto, no tienen suministro. También es un punto de inflexión en la crisis del diesel, aunque involuntario.

Sequía: Alemania está encallando

El rastro que queda del verano

La gran pregunta que queda en medio de esta sequía es ¿a dónde conduce todo esto? Los agricultores asumen que las consecuencias de 2018 serán notorias hasta el próximo año. Sin duda este ha sido uno de los años más secos, así lo ha informado el Servicio Meteorológico Alemán que indica que hasta ahora, 1921, 1947, 1976 y 1991, son los años que lideran en la sequía en Alemania.

Síganos