Asaltan ferry en Túnez para intentar emigrar a Italia

Casi un centenar de personas, entre ellas varios menores, asaltaron la madrugada de este domingo el puerto nacional de Rades, en Túnez capital, y trataron de abordar por la fuerza un ferry con destino a Italia.

El suceso ocurrió en torno a la 01.00 hora local (00.00 GMT), cuando un grupo de 90 personas, muchos de ellos con armas blancas en las manos, atravesó las barreras de seguridad en la terminal de la localidad de La Goulette y exigió a la tripulación que les dejaran subir. Alertados por la propia naviera y los trabajadores del puerto, unidades de la Policía se personaron en el muelle y arrestaron a todos los integrante del grupo, entre ellos a una veintena de menores que fueron enviados al correccional de El Gorgeni, agregaron las fuentes.

Túnez fue escenario en 2011 de una revolución popular que acabó con la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Ali, pero desde entonces aunque ha progresado en el sector político, no ha sido capaz de superar los problemas económicos que llevaron al levantamiento.

Casi la mitad de los jóvenes sin empleo

Ocho años después, el paro juvenil, que supera más del 40 por ciento según cifras extraoficiales, y la corrupción estructural, que afecta a todos los estratos del país son aún los principales males de una economía sumida en una aguda crisis. Con un insostenible déficit, una devaluación progresiva de la moneda local, y pocas esperanzas de progreso socio-económico, la migración regular e irregular se han convertido en una de las opciones principales de los jóvenes tunecinos.

Hace tres años, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial concedieron a Túnez un préstamos por valor de unos 2.500 millones de euros a cambio de una serie de políticas de austeridad y recortes. A principios de este año, el FMI decidió dejar en suspenso la entrega de la parte comprometida de ese préstamo debido a la incapacidad de gobierno para imponer y avanzar en las reformas exigidas.

jov (efe, lavanguardia)

La muerte en el Mediterráneo

"Incidente dramático"

Los cuerpos de una mujer y un niño flotan entre los restos de madera de la lancha de plástico. El portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones, Flavio Di Giacomo, habló de un "incidente dramático".

La muerte en el Mediterráneo

En estado de shock

Ella sobrevivió. Socorristas marítimos de la ONG española "Proactiva Open Arms" rescataron a la mujer y la subieron a su barco. La mujer probablemente fue dejada atrás por la guardia costera de Libia porque no quería que la llevaran a ese país.

La muerte en el Mediterráneo

Buscando barcas en la pantalla

El capitán Marc Reig Creus y la jefa de operaciones Anabel Montes determinan la posición de una lancha. Según los miembros de la ONG "Proactiva Open Arms", esta podría ser una barca con refugiados.

La muerte en el Mediterráneo

Demasiado tarde

Con la ayuda de enormes prismáticos, Esther Camps busca a personas en peligro en el mar. La tripulación había descubierto la lancha destruida el martes y rescató a una mujer de entre los escombros. La ayuda llegó demasiado tarde para otra mujer y su niño.

La muerte en el Mediterráneo

Abandonados a su suerte

Los miembros de la tripulación envolvieron los dos cuerpos en una lámina de plástico. "La Guardia Costera libia declaró que interceptó un barco con 158 personas a bordo", tuiteó el fundador de Proactiva, Oscar Camps. "Lo que no dijo es que dejaron a dos mujeres y un niño a bordo y hundieron el barco porque no se subieron al barco libio."

La muerte en el Mediterráneo

De camino a España

Fin de un triste viaje de rescate: el barco "Astral" de la ONG española "Proactiva Open Arms" se dirige a un puerto en España.

Síganos