Colombia: exlíderes de las FARC dicen que acuerdo de paz fue traicionado

El líder de las FARC que negoció el acuerdo de paz firmado con el Gobierno colombiano en 2016, Iván Márquez, reiteró sus críticas por lo que considera un incumplimiento del pacto que permitió la desmovilización.

Los exlíderes de las FARC Luciano Marín, conocido como "Iván Márquez", y Hernán Darío Velásquez, alias "El Paisa", quienes abandonaron la zona de reincorporación en la que permanecen los excombatientes y cuyo paradero se desconoce, aseguraron en una carta divulgada hoy (02.10.2018) que el acuerdo de paz en Colombia fue "traicionado".

Márquez, que no juró como senador y cuyo paradero es un misterio desde hace varios meses, dirigió la carta a la Comisión de Paz del Senado para hacer observaciones sobre lo que ha ocurrido desde noviembre de 2016, cuando se firmó el acuerdo.

"Depredadores sin alma"

Según el jefe del equipo negociador de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), el acuerdo de paz "fue destrozado por depredadores sin alma" que han incurrido en "insensatez". El otrora jefe guerrillero advirtió que los principales problemas que afrontan los excombatientes desde su desmovilización son la inseguridad jurídica, las modificaciones del acuerdo de paz y diversos incumplimientos de lo pactado con el anterior Gobierno del presidente Juan Manuel Santos (2010-2018).

Como ejemplo del primer punto, Márquez citó el caso de Seuxis Hernández, más conocido con el alias de "Jesús Santrich" y uno de los principales negociadores de las FARC, quien fue detenido en abril pasado por un pedido de extradición de Estados Unidos, pues una corte de ese país lo acusa de narcotráfico.

Márquez: el caso "Santrich" es  un "montaje judicial"

Para Márquez, el caso de "Santrich" es "un montaje judicial urdido por el fiscal general (Néstor Humberto Martínez), el embajador de los EE. UU. (en Colombia, Kevin Whitaker) y la DEA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos)". "Esta decisión delirante, concebida para sabotear la paz, terminó ahuyentando la poca confianza que aún quedaba en los ex combatientes", escribió Márquez en la carta.

Del mismo modo, tanto Márquez como "El Paisa" critican al expresidente Juan Manuel Santos por no haber salvado la paz. "Lo esencial del acuerdo de paz de La Habana ha sido traicionado. No se aplicó plenamente la amnistía, todavía quedan guerrilleros presos. Cinco años después de lograr el primer acuerdo parcial no hay titulaciones de tierras, ni fondo de tres millones de hectáreas para los que no la tienen", manifestaron.

Falla estructural

También, señalaron que el acuerdo tuvo una falla estructural que consiste en "haber firmado, primero, la dejación de las armas, sin haber acordado antes los términos de la reincorporación económica y social de los guerrilleros".

Esa, precisaron, "es la causa de los problemas que hoy afronta el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación por incumplimientos del Estado. Ingenuamente creímos en la palabra y la buena fe del Gobierno".

FEW (EFE, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

Colombia, campeona en biodiversidad

Colombia cuenta con 59 áreas naturales que pertenencen al Sistema de Parques Nacionales Naturales. Representan 142.682 kilómetros cuadrados de la superficie del país, de los cuales un 11,27% constituye el área continental y el 1,5% el área marina. Allí hay 311 tipos de ecosistemas continentales y costeros, entre los que están la Serranía de la Macarena (foto) y la Sierra Nevada de Santa Marta.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

Concentración de riqueza

Solo en un 10 por ciento del territorio se concentra el 70 por ciento de la biodiversidad, debido a que cuenta con dos océanos y grandes áreas geográficas naturales, como la Amazonía, la Orinoquía, los Andes y los valles de los ríos Cauca y Magdalena. Así, se sitúa como el primer país en diversidad de aves (foto) y orquídeas y el segundo en variedad de plantas, anfibios, peces de río y mariposas.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

Aumentando la biodiversidad, descubriendo nuevas especies

A la biodiversidad existente hay que agregarle la descubierta en territorios inaccesibles durante casi medio siglo debido al conflicto armado. En junio de 2016, el gobierno colombiano lanzó una iniciativa compuesta por una veintena de expediciones científicas que han permitido el hallazgo de nuevas especies. Los territorios explorados han sido zonas de los Andes y la Amazonía, entre otras.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

Parques abiertos al ecoturismo

La Serranía del Parque del Chiribiquete (foto) formó parte de estas expediciones científicas, pero permanece cerrado al público al encontrarse habitado por pueblos indígenas incomunicados. De las 59 áreas protegidas 29 tienen vocación ecoturística y 23 están abiertas al ecoturismo. Se trata de una estrategia de conservación y gestión que también busca mejorar la vida de las comunidades locales.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

Observación de flora y fauna, una de las actividades principales del ecoturismo

Las comunidades ofrecen actividades como observación de fauna y flora silvestre, en el marco del Programa de Ecoturismo Comunitario. Esta iniciativa se lleva a cabo en 8 áreas protegidas: Corales del Rosario y San Bernardo, Iguaque, Utría, Otún Quimbaya, Cocuy, Chingaza (foto), Nevados y Cueva de los Guácharos, y en dos áreas protegidas de concesión de servicios ecoturísticos: Tayrona y Gorgona.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

De la coca al ecoturismo

Colonizada a mitades del siglo XX por millares de campesinos expulsados de las zonas andinas, la Serranía de la Macarena ha convivido con la guerrilla, las Fuerzas Militares y los cultivos de coca, reúne formas de vida de cuatro regiones naturales: Orinoquía, Amazonía, los Andes y la Guyana. Asimismo, dentro del parque fluye el río Caño Cristales (foto), conocido como el río de los siete colores.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

El atractivo de los corales colombianos

No obstante, el parque de los Corales del Rosario y San Bernardo atrajo a 939.081 visitantes en el segundo trimestre de este año. Ubicado en la costa Caribe de Colombia, comprende una amplia zona marina frente a las costas de los departamentos de Bolívar y Sucre, la formación de arrecife de coral (foto) más extensa y con mayor diversidad y desarrollo de la costa continental del Caribe colombiano.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

Playas de arena blanca y vestigios arqueológicos

En segundo lugar se encuentra el Parque Nacional Natural Tayrona, con un total de 244.365 visitantes en el segundo semestre de 2018. Las playas de arena blanca (foto) de Chengue, Gayraca, Cinto, Neguanje, Concha y Guachaquita delimitadas por manglares forman parte de los atractivos que ofrece el parque, que también cuenta con vestigios arqueológicos de una antigua ciudad del pueblo Tayrona.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

De cárcel a atractivo ecoturístico

Compuesta por dos islas, Gorgona y Gorgonilla, en esta reserva natural el gobierno colombiano construyó una prisión de máxima seguridad en 1959. En 1984 un colectivo de científicos, ambientalistas y llevó a cabo una campaña para el cierre de la misma y así surgió el parque. El paso de las ballenas jorobadas cerca de sus playas en los meses de junio a octubre, atrae a numerosos turistas.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

La 'sala de partos' de las ballenas jorobadas

El avistamiento de ballenas jorobadas, de junio a noviembre, también es uno de los atractivos del Parque Nacional Natural de Utria. Aquí se aparean y pasan un tiempo antes de continuar su viaje hacia el sur. A pesar de la presencia esporádica del ELN, el parque, junto con las comunidades locales indígenas, ofrece actividades como el senderismo y la observación de fauna (foto) y flora silvestre.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

La nueva vida de los indígenas tras el conflicto

Declarado el primer Parque Nacional Natural de Colombia, la Cueva de los Guácharos pertenece a la Reserva de la Biosfera Cinturón Andino de la UNESCO. Ubicado en el sur-occidente del Caquetá, conserva el patrimonio cultural de los indígenas que llegaron a la zona suroriental del Huila. Una vez finalizado el conflicto con las FARC, se empezó a trabajar con la comunidad local sobre ecoturismo.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

Territorio indígena no apto para turistas

El Parque Nacional Natural de Güicán, El Cocuy y Chita (foto) es territorio sagrado para los indígenas U‘wa y está cerrado al turismo. No obstante, es un refugio para escaladores de montaña, ya que se trata de la mayor masa glaciar de Colombia, conformada por más de 25 picos cubiertos de hielo y nieve. Las actividades de ecoturismo del parque han ayudado al desarrollo de comunidades locales.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

La amenaza del cambio climático

Estas áreas naturales no se libran del cambio climático. El Parque Nacional Natural Los Nevados, en el corazón de la región cafetera colombiana, concentra tres de los glaciares del país: Nevados del Ruiz, Nevado del Santa Isabel y Nevado del Tolima. No obstante, la amenaza del deshielo a causa del aumento de temperatura prevé que los dos últimos pueden desaparecer por completo entre 2020 y 2030.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

Destino ecoturístico del Eje Cafetero

Otro destino que está despertando interés en esta zona es el Santuario de Flora y Fauna Otún Quimbaya. Cerca del 90% del área protegida corresponde a bosques naturales y bosques maduros y concentra a más de 300 especies de aves, entre otras especies de fauna (foto) salvaje. Este destino se fue reconocido por tercera vez en el 2017 como entre los 100 destinos de turismo sostenible del mundo.

Parques colombianos: el otro legado de los Acuerdos de Paz

La octava maravilla

La Reserva de la Biosfera El Tuparro se caracteriza por una extensa sabana verde surcada por ríos y playas doradas, y fue definida por el explorador Alexander von Humboldt como la "octava maravilla del mundo". Tuparro es parte de la región del Orinoco, y aunque en el pasado las FARC a veces la usaban como un camino hacia Venezuela, hoy allí se puede practicar senderismo y observación de aves.

Síganos