Comicios cruciales para el destino de la UE

¿Aislamiento nacionalista o integración comunitaria? A fines de mayo, 420 millones de personas están llamadas a elegir a los diputados para el Parlamento Europeo. De sus decisiones dependerá el camino que la UE tome.

Este año, quienes defienden el proyecto comunitario como manifestación de la cultura democrática y liberal europea, promoviendo su apertura cosmopolita y, al mismo tiempo, su cohesión interna, comparten una convicción con los conservadores nacionalistas en las antípodas, que atizan el miedo a que el Viejo Continente sea invadido por gentes, religiones y costumbres extrañas: ambos grupos creen que la elección de los miembros de la Eurocámara, entre el 23 y el 26 de mayo, será crucial para el avance de sus respectivas agendas. Los primeros quieren mayor integración comunitaria y temen que los segundos saboteen ese proceso si obtienen suficientes escaños en Estrasburgo y Bruselas. Las encuestas apuntan a que el populismo euroescéptico podría conseguir el veinte por ciento de las curules. Y eso hace sonar la alarma.

Eso hace, también, que la cooperación entre democristianos, socialdemócratas, liberales y verdes sea más probable en el Parlamento Europeo a corto plazo. En un debate protagonizado recientemente por el democristiano Manfred Weber y el socialdemócrata Frans Timmermans, ambos aspirantes a la presidencia de la Comisión Europea, saltó a la vista lo poco que los diferenciaba. Llegado el momento de discutir sobre empleo, migración, clima, comercio y política exterior –los grandes tópicos que acapararán la atención de la Unión Europea–, es muy posible que los extremistas de derecha obliguen a los partidos de centro a buscar posiciones comunes. Eso opina Janis Emmanouilidis, del think tank Centro para las Políticas Europeas, con sede en Bruselas. Emmanouilidis aconseja, eso sí, no esperar abruptos golpes de timón un día después de los comicios.

Capacidad de resistencia

"No seremos testigos de una toma hostil de la Unión Europea. No debemos exagerar al imaginar escenarios negativos. En los últimos años, la Unión Europea ha exhibido una enorme capacidad de resistencia. Eso no es algo que ella perderá de golpe”, dice el analista. A sus ojos, es importante que el nuevo Parlamento se prepare para posibles crisis en las relaciones de la Unión Europea con Estados Unidos, Rusia y China, y en el ámbito financiero. Karel Lannoo, investigador del Centro para el Estudio de la Política Europea, también ubicado en Bruselas, coincide con Emmanouilidis. A su juicio, hará falta mayor integración para impulsar el desarrollo socioeconómico en el sur y reducir sus diferencias con el norte en términos de calidad de vida. Sólo así podrán ser eliminados los factores que propiciaron el apogeo del populismo de derecha en primer lugar, acota.

"Lo más importante es fortalecer el mercado interno de la Unión Europea y poder negociar más fuera del territorio comunitario. Internamente debemos discutir más sobre política energética, economía digital y una mayor libertad de circulación para las personas. El principal desafío externo es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: desde que él está en el poder, el libre comercio está bajo ataque. Es probable que haya más y más aranceles”, arguye Lannoo.

(erc/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

Las caras femeninas de la ultraderecha europea

Francia: Marine Le Pen

Marine Le Pen ha liderado el populista Reagrupamiento Nacional (RN), antes conocido como Frente Nacional, desde 2011. Le Pen ha tratado de suavizar la imagen de su movimiento, llegando incluso a expulsar a su propio padre, el fundador del partido, después de que éste dijera que las cámaras de gas de los nazis eran un mero "detalle" de la historia de la Segunda Guerra Mundial.

Las caras femeninas de la ultraderecha europea

Alemania: Frauke Petry

Las posturas antinmigrantes de Frauke Petry ayudaron a que Alternativa para Alemania (AfD) entrara al Parlamento en 2017. En septiembre de ese año, Petry renunció a la presidencia del partido debido a que las declaraciones "extremistas" de sus camaradas hacían imposible una "oposición constructiva". Ahora Petry es miembro independiente tanto del Parlamento federal como del regional en Sajonia.

Las caras femeninas de la ultraderecha europea

Alemania: Alice Weidel

Alice Weidel es copresidenta de AfD desde octubre de 2017. Un e-mail de 2013 reveló que Weidel describía a Alemania como un lugar "invadido por personas culturalmente extrañas, como árabes y gitanos". El mail también describía al gobierno como "cerdos" que eran "marionetas de los aliados de la Segunda Guerra". AfD se opone a los matrimonios homosexuales, pero ella está emparejada con una mujer.

Las caras femeninas de la ultraderecha europea

Polonia: Beata Szydlo

Beata Szydlo es la vice primera ministra de Polonia y vicepresidenta del Partido Ley y Justicia (PiS), que tiene la mayoría en el Parlamento. PiS está en contra de las cuotas de inmigrantes adoptadas por la UE. En 2017, la entonces premier Szydlo estuvo en la polémica por usar un escenario que recordaba al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau para destacar sus políticas antinmigratorias.

Las caras femeninas de la ultraderecha europea

Noruega: Siv Jensen

Siv Jensen lidera el Partido del Progreso, que forma parte de la coalición de gobierno de centroderecha en Noruega. Jensen promueve las libertades y derechos individuales, y ha mencionado a la expremier británica Margaret Thatcher entre sus héroes políticos. También es abierta partidaria de que la embajada noruega en Israel se mueva de Tel Aviv a Jerusalén.

Las caras femeninas de la ultraderecha europea

Italia: Giorgia Meloni

Cofundadora y líder del conservador partido Hermanos de Italia, Giorgia Meloni tiene un largo historial de relaciones con movimientos de extrema derecha. Con 15 años se unió al Frente Juvenil del neofascista Movimiento Social. Desde mayo de 2008 hasta noviembre de 2011 fue ministra de la Juventud de Silvio Berlusconi. Actualmente, su partido forma parte de la coalición de gobierno italiana.

Las caras femeninas de la ultraderecha europea

Dinamarca: Pia Kjaersgaard

Pia Kjaersgaard es cofundadora del Partido Popular, que lideró entre 1995 y 2012. Es famosa por su duro discurso contra el multiculturalismo y la inmigración. Sus principales intereses son frenar la inmigración y mejorar la situación de los ancianos. En 2003 perdió una demanda por difamación en el Tribunal Supremo contra la activista Karen Sunds, quien había dicho que Kjaersgaard era una racista.

Síganos