Cumbre de la Energía en Argentina: “La integración ya no es una opción, es una necesidad”

En Semana de la Energía, organizada por OLADE, BID y el Ministerio argentino de Energía y Minería, llevada a cabo del 4 al 7 de diciembre, se concluyó que "urge la integración energética de América Latina".

El evento reunió a funcionarios, agencias reguladoras, institutos de planificación y empresas de los Países Miembro de la OLADE; personal de la industria; especialistas de organismos internacionales; representantes del sector privado, inversionistas, desarrolladores de proyectos; representantes de universidades y expertos en el área de integración energética de reconocido prestigio internacional.

Naturaleza y medio ambiente | 05.12.2017

La OLADE es un organismo intergubernamental de cooperación, aprovechamiento, comercialización y defensa de los recursos energéticos de los países latinoamericanos.

Según, el Secretario Ejecutivo de OLADE, Alfonso Blanco, la región cuenta con excelentes casos de integración e intercambios bilaterales de energía. Por su parte, representantes de la banca multilateral, como Ariel Yépez del Banco Interamericano de Desarrollo BID, destacó que "la integración energética regional puede contribuir significativamente al mejor aprovechamiento de los recursos energéticos, así como a una mayor y más eficiente penetración de las energías renovables no convencionales”.

Para Argentina, según Alejandro Sruoga, Secretario de Energía Eléctrica, los objetivos son "la normalización del mercado eléctrico que va a permitir la puesta en valor de las empresas, el financiamiento normal entre la oferta y la demanda. La aparición de precios reales y precios económicos”.

Naturaleza y medio ambiente | 17.11.2017

Por último, el foro concluyó que la integración entre organizaciones es fundamental, ya que existen "barreras económicas sociales y políticas que influyen en el sector energético”.  A lo que Argentina agregó que "no solo existe la integración en infraestructura sino la integración en el conocimiento”

JOV (efe, olade, bdi)

Energía eólica en 100 países

La mayoría de los parques eólicos está hasta el momento en Europa, Asia y Norteamérica, pero también se inicia el boom en algunos países de América del Sur. A nivel mundial ya se aprovecha en unos 100 países la energía eólica, que cubre el tres por ciento de la demanda global de electricidad.

Limpia y segura

La energía eólica no perjudica el medio ambiente, es una energía a prueba de crisis, brinda independencia de importaciones de combustibles y resulta relativamente económica. Un kilovatio/hora cuesta por lo general entre 5 y 10 centavos de euro.

Crece la demanda

Entretanto existen plantas de energía eólica de diversos tamaños. Los generadores pequeños pueden abastecer a un pequeño poblado o un par de casas, como éstas que se encuentran en Perú. La oferta y la demanda de pequeños generadores de energía eólica aumentan en el mundo entero.

Una planta para 1.900 hogares

Pero la tendencia apunta principalmente en la dirección opuesta: las plantas eólicas son cada vez más grandes. Ésta tiene un rendimiento de 3,4 megavatios y cubre las necesidades de electricidad de 1.900 hogares alemanes.

Rentable pese a todo

La energía eólica también se puede utilizar en lugares con menos viento y en bosques. Las aspas se ubican en torres cada vez más altas, con lo cual aumenta la rentabilidad. Alemania es precursora en la materia y cada vez se instalan más plantas eólicas en regiones interiores del país, en las que no sopla tanto el viento. Otros países están siguiendo también esa tendencia.

Grandes parques eólicos en el mar

Hasta ahora se obtiene poca energía eólica en el mar. Las instalaciones y su mantenimiento cuestan casi el doble que en tierra firme. Los británicos llevan la delantera en este campo, con una potencia de tres gigavatios. La mitad de las turbinas fue instalada en 2012.

Dinamarca a la vanguardia

Dinamarca va a la vanguardia mundial en cuanto a energía eólica. El viento cubre actualmente casi el 30 por ciento de sus necesidades de electricidad y se espera que en 2020 llegue al 50 por ciento. Los expertos consideran posible que la energía eólica cubra el 40 por ciento de la demanda energética mundial de aquí a 2050.

Obtención de hidrógeno

Con la ayuda de la electrolisis se puede obtener hidrógeno a partir de la energía eólica. Dicho gas puede almacenarse y utilizarse con posterioridad. En Alemania ya hay algunas plantas piloto. Esta técnica es considerada una pieza importante para el proyecto de sustituir las fuentes tradicionales por energías renovables en el país.

Los dueños del viento

En Alemania, muchos de los parques eólicos pertenecen principalmente a los habitantes de las zonas donde están instalados, como ocurre en el poblado de Schlalach (foto). La comunidad se beneficia en su conjunto de la venta de electricidad. Tales proyectos son considerados ejemplares a nivel internacional y elevan la aceptación de esta fuente energética.

La energía del futuro

Aproximadamente 100.000 personas trabajan en la industria eólica alemana. China y Estados Unidos son los líderes en la construcción de nuevas plantas eólicas, superando a Alemania en este aspecto. El encuentro más importante del sector es la Feria Internacional de Energía Eólica que se lleva a cabo en la norteña localidad germana de Husum.

Buenas perspectivas

En Alemania se planea actualmente construir muchas nuevas plantas eólicas. Hasta el momento se cubre el 9 por ciento de la demanda de electricidad con energía eólica. En 2020 podría ser más del 16 por ciento.

Contenido relacionado

Temas