El conflicto entre Irán y Estados Unidos pone a Irak en aprietos

Crece la preocupación por una escalada en el Golfo Pérsico. Estados Unidos habla de una presunta nueva amenaza. Los primeros diplomáticos abandonaron Irak. ¿Cuál es la postura de Irak en este conflicto?

Washington atribuye la amenaza a "milicias sectarias hostiles a EE.UU." en Irán. El Gobierno de Estados Unidos "no puede garantizar total ayuda a sus ciudadanos en casos de emergencia”, dijo en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores. El gobierno de Estados Unidos ha aumentado enormemente la presión sobre Teherán. A principios de mayo, envió un portaaviones y un escuadrón de bombarderos al área. Washington habló de una amenaza "inminente" de Irán y las fuerzas aliadas. Luego envió otro buque de guerra y un sistema de misiles antiaéreos.

Tanto el secretario de Estado, Mike Pompeo, como Irán subrayan no querer ninguna guerra. Sin embargo, se subió el siguiente nivel de escalada: incidentes de sabotaje en la región, ataques con drones contra un oleoducto saudí y más amenazas de Estados Unidos. Crece la preocupación de que un incidente provoque el descontrol de la situación.

Irak, en medio de dos frentes

El primer ministro iraquí, Abdel Abdul Mahdi, dijo no haber observado ningún movimiento que represente una amenaza: "Le hemos dejado claro a los estadounidenses que el gobierno de Irak cumple con su deber de proteger a todos los ciudadanos”. Como vecino de Irán y antigua zona de ocupación de EE. UU., Irak no podrá evitar formar parte del conflicto. "Irak tiene lazos tanto con los estadounidenses  como con los iraníes", dijo a DW Guido Steinberg, de la Fundación Ciencia y Política, con sede en Berlín.

Los iraníes controlan parte de la política en Bagdad. El chiíta Nuri al-Maliki, primer ministro del país, es considerado por muchos sunitas como una marioneta de Irán, cuenta Steinberg. Teherán también tiene influencia sobre las milicias chiítas en Irak, que está dividido entre su deseo de mantener buenas relaciones con los estadounidenses y la masiva influencia política, militar y económica de los iraníes”, advierte Steinberg.

"Desastre político para Irak"

 "Para Irak, sería un desastre político si los ataques se concretaran". Sobre todo, porque podría llevar a represalias estadounidenses contra milicias iraníes en Irak. "En un conflicto militar, Irak trataría de permanecer neutral”, explica Manaf Musawi, jefe del Centro de Estudios Estratégicos de Bagdad. Pero grandes fracciones de las fuerzas de seguridad controladas por milicias chiítas, y partes de la población, se opondrán a Estados Unidos. "Esto podría desembocar en una guerra civil”, según el exdiplomático estadounidense Nabil Khoury.

Desconfianza en Estados Unidos

Actualmente hay unos 500 soldados estadounidenses estacionados en Irak. Como Irán no tendría las capacidades militares para librar una guerra abierta, usaría "proxies” o milicias proiraníes que tendrían en la mira las bases estadounidenses.

Los presuntos ataques iraníes aún no han sido probados por ningún gobierno. Es innegable la comparación con las presiones en 2003, cuando Irak fue culpado de poseer armas de destrucción masiva. Una amenaza que nunca pudo ser confirmada. Así que la desconfianza frente a Washington sigue siendo grande. Un conflicto militar también golpearía fuertemente a Irak. "La provocadora retórica de Trump es un factor muy peligroso porque en una movilización puede ocurrir un error. Y bajo esta administración todo es difícil de predecir”, dice Khoury, del Chicago Council on Global Affairs.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube


Irak: donde el agua solía fluir

Una tierra seca

Las marismas de Mesopotamia, ubicadas en el sur de Irak, son una zona húmeda única en un área desértica. Se nutren de las aguas del sistema fluvial del Tigris y el Éufrates. La falta de lluvia, los trastornos políticos y la construcción de embalses corriente arriba, en Turquía, en combinación, han provocado una situación altamente problemática.

Irak: donde el agua solía fluir

Falta de comida

Para los búfalos es difícil encontrar alimento en el paisaje seco de las marismas centrales, cerca de la ciudad Al-Chibayish. En verano, aquí las temperaturas pueden subir a más de 50 grados. El cambio climático le pasa la cuenta a la naturaleza. La sequía se intensifica, causando una creciente desertificación y reduciendo la fertilidad de los terrenos.

Irak: donde el agua solía fluir

Mantener viva una cultura única

Los Ma’dan son un grupo beduino que se compone de diferentes tribus. Desarrollaron una cultura única, que se basa en la diversidad de las marismas mesopotámicas donde habitan. Durante siglos la crianza de búfalos de agua y la pesca formaron la base de su subsistencia.

Irak: donde el agua solía fluir

La base de la economía local

En su casa, Umm Hassan hace crema de búfalo y la vende. La economía local se desarrolla en torno a la marisma. Normalmente los pastores distribuyen la leche en barcas, pero la falta de pastizales para los búfalos dificulta la producción de la leche.

Irak: donde el agua solía fluir

Tierra envenenada

Esta foto muestra una barca tradicional de los Ma’dan, varada en las marismas secas. Muchos piensan que en este lugar estaba el bíblico Jardín del Edén. Antaño las marismas cubrían más de 15.000 kilómetros cuadrados. Durante las revueltas chiitas de 1991 en Irak, el entonces presidente Saddam Hussein dragó y envenenó las marismas centrales. La gente se vio forzada a mudarse a las ciudades.

Irak: donde el agua solía fluir

Una víctima de la sequía

El cadáver de un búfalo de agua yace lejos del agua de las marismas (en la imagen). Desde el tiempo de la dinastía sumeria hubo búfalos de agua en las marismas mesopotámicas. Debido a los avances realizados por los sumerios en materia de agricultura, irrigación y domesticación de animales, hoy en día la Mesopotamia es considerada la cuna de la civilización.

Irak: donde el agua solía fluir

Una pesca mezquina

Hiba, Zeinab y Hassan examinan su pesca. Debido al bajo nivel del agua, el tamaño y la cantidad de los peces dejan mucho que desear. Antes los Ma’dan usaban lanzas para la pesca; hoy día, muchos echan mano al uso ilegal de generadores eléctricos. Muchas especies de peces ya desaparecieron completamente de este ecosistema.

Irak: donde el agua solía fluir

Ocupándose de la manada

Un joven ma’dan se ocupa de la manada de búfalos de agua de su familia en las marismas de Hammar. Antes, la manada de su familia cotaba con 15 animales, pero a causa de malnutrición y enfermedades murieron varios de ellos. Normalmente los búfalos de agua salían al amanecer para pastar y regresaban al atardecer. Hoy día regresan ya a mediodía, todavía hambrientos.

Síganos