“El riesgo de guerra nuclear está otra vez en la agenda”

La Campaña Internacional por la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) anunció que seguirá trabajando mientras haya países que amenacen con usar la bomba.

Tras obtener el Premio Nobel de la Paz, que en un comienzo pensaron que era una broma que alguien les estaba haciendo, los miembros de la Campaña Internacional por la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) detallaron este viernes (06.10.2017) sus próximos objetivos. La agrupación reúne a unas 500 asociaciones de 101 países que luchan por prohibir el uso de armas nucleares.

"Seguiremos trabajando con empeño en su implementación total. Toda nación que busque un mundo en paz libre de la amenaza nuclear debe firmar y ratificar de inmediato este acuerdo decisivo", comunicó la organización en Internet tras recibir el galardón, en referencia al Tratado de Prohibición de Armas Nucleares que 122 países aprobaron el pasado mes de julio.

Ese texto, hasta ahora el mayor éxito de ICAN, prohíbe la producción, posesión, utilización y el almacenamiento de armas nucleares, pese a la resistencia de las potencias atómicas y sus Estados aliados. Precisamente este último punto fue destacado por el Comité Nobel en Oslo, que hizo un llamado a los países que no han firmado el acuerdo a sumarse a él, destacando los riesgos que supone para la humanidad la existencia de armas nucleares.

Riesgo nuclear latente

"Es inaceptable que aún haya países que tengan y que amenacen con usar las armas nucleares. El premio, además de un gran honor, es un mensaje muy fuerte a los estados de que deben sumarse y abandonar las armas nucleares", afirmó en declaraciones a la prensa Beatriz Fihn, directora ejecutiva de ICAN, que reconoció sentirse "encantada” con el honor de obtener este galardón.

"Estamos en un momento crucial, el riesgo de guerra nuclear está otra vez en la agenda, con la posibilidad de asesinar a civiles de forma discriminada, con amenazas por parte de Estados Unidos y de Corea del Norte. Esto debe acabar, y el premio respalda esa posición", agregó Fihn. Así lo dijo hoy la presidenta del Comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, que informó del premio a Beatrice Fihn, la secretaria general de la ICAN.

DZC (dpa, EFE)

Política

Robert Oppenheimer, el padre de la bomba atómica

Así considerado por su destacada participación en el Proyecto Manhattan, que desarrolló las primeras armas nucleares de la historia durante la Segunda Guerra Mundial. La primera bomba nuclear fue detonada el 16 de julio de 1945 en la Prueba Trinity, en Nuevo México.

Política

"Little boy" es lanzada sobre Hiroshima en agosto de 1945

Las bombas atómicas se fabrican con plutonio o uranio radiactivo y obtienen su fuerza destructiva de la energía que se libera al dividirse el núcleo atómico (fisión nuclear). Este material divisible, al ser expuesto a combustible convencional, queda presionado de tal manera que provoca una reacción en cadena.

Política

Bomba atómica puede matar a cientos de miles

En un segundos, la bomba puede matar a cientos de miles de personas y devastar amplias zonas. A largo plazo la radiactividad también causa graves daños a la salud. En Hirosihima y Nagasaki murieron más de 200.000 personas y 130 mil quedaron heridas. "Me convertí en el destructor del mundo", exclamó Oppenheimer al enterarse. Japoneses conmemoran aquí la matanza que acabó con la II Guerra Mundial.

Política

Bomba de uranio

En este caso, a una masa de uranio, llamada "subcrítica", se le añade una cantidad del mismo elemento químico para conseguir una "masa crítica" que comienza a fisionar por sí misma. Otros elementos potencian la creación de neutrones libres, acelerando la reacción en cadena "sostenida", provocando destrucción por la onda de choque mecánica, la onda térmica y la radioactividad.

Política

Bomba de hidrógeno o termonuclear

En la imagen vemos a "Ivy Mike", explotada en Nuevo México el 1° de noviembre de 1952. La bomba termonuclear es varias veces más poderosa que las bombas nucleares de Hiroshima y Nagasaki. La bomba de hidrógeno (Bomba H), también llamada térmica de fusión, se basa en la obtención de la energía desprendida al fusionarse dos núcleos atómicos, en lugar de la fisión de los mismos.

Política

Bomba de plutonio, más moderna y complicada

La masa fisionable se rodea de explosivos plásticos, como el RDX, para comprimir el metal, del tamaño de una pelota de tenis al de una canica. Aumentando la densidad el material reacciona en cadena de fisión nuclear descontrolada, provocando la explosión y la destrucción total, contaminando con radioactividad a todo ser vivo alrededor. Aquí vemos la Planta Nuclear Militar de Chongqing, China.

Política

Bomba de hidrógeno va más allá que la atómica

Un bombardeo de electrones produce la división del núcleo de un átomo y esto produce una reacción en cadena descontrolada. Hasta el momento se trata de una bomba atómica ordinaria. La bomba de hidrógeno va un poco más allá, tiene una segunda etapa. En la imagen la bomba H rusa Zar AN-602.

Política

Bomba H: dos bombas en una

Después de la fisión del núcleo y la reacción en cadena, el material se dispersa, y esta bomba lo reutiliza, generando una reacción inversa, la fusión. De tal reacción de fusión se desprenden electrones de alta energía que producen nueva reacción en cadena mucho más fuerte. Por esto es que la bomba de hidrógeno es mucho más potente que la atómica. Aquí, la planta de Punggye-ri, Corea del Norte.

Política

Bikini, bombas y un pueblo contaminado

Habitantes de las Islas Marschall protestan aquí por lo que se considera un crimen de lesa humanidad contra la población de los Territorios de Prueba del Océano Pacífico. En Bikini y Rongerik, Estados Unidos ensayó más de 20 bombas de hidrógeno y atómicas entre 1946 y 1958. La población indígena fue expulsada. Los políticos y la radioactividad los desterraron para siempre.

Temas