El Silala: las aguas dulces que amargan a Chile y Bolivia

El pleito está planteado: ambos países creen que la última palabra la debe tener La Haya. Además del conflicto por la salida al mar, ahora son las aguas fluviales las que enfrentan a La Paz con Santiago.

Chile demandó a Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el 6 de junio de 2016 solicitando que La Haya declare al Silala como río fronterizo. Chile tiene ahora plazo hasta el 3 de julio de 2017 para presentar los argumentos de su demanda. Luego, Bolivia podrá presentar su contramemoria hasta el 3 de julio de 2018.

El conflicto se mueve en torno a dos cuestiones: ¿Es el Silala un manantial (humedal), como dicen los bolivianos, o, un río, como afirman los chilenos? Una pregunta que obliga a otra pregunta: ¿Recorre o no el cauce del Silala, sea manantial o río, la frontera común entre Bolivia y Chile? Ahora será La Haya la que decida. Las posturas parecen irreconciliables.

Aunque el uso comercial del agua por parte de Chile data del año 1904, no es sino ahora que el problema llega a los estrados internacionales. El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció en el Día del Mar, el pasado 23 de marzo, el "uso ilegal" de dichas aguas y pidió una “compensación” por parte del vecino país.

“Cada día Chile se aprovecha de ese recurso natural sin compensar ni un centavo. Este acto abusivo y arbitrario que vulnera nuestro patrimonio no puede continuar”, afirmó Morales. Según David Choquehuanca, ministro boliviano de Exteriores, “las aguas del manantial Silala son desviadas y empleadas por grandes empresas mineras”.

Chile no se hizo esperar y demandó a Bolivia ante la CIJ. Santiago quiere demostrar en La Haya que “el Silala es un río internacional que cruza la frontera naturalmente”. Según Heraldo Muñoz, ministro chileno de Exteriores, “mapas y documentos demuestran que el bofedal (humedal) boliviano es un río internacional”, como lo dijo al diario chileno La Tercera.

¿Cuándo un río es internacional?

En derecho internacional, un río internacional o curso de agua internacional es un cauce que atraviesa o separa los territorios de dos o más Estados; de esta manera, el concepto puede agrupar tanto a los ríos transfronterizos como fronterizos, como es el caso del Río Grande que pasa de Estados Unidos a México, como el Río de La Plata que divide a Uruguay de Argentina, o como el Amazonas que cruza y es línea divisora entre Perú, Colombia y Brasil.

El uso de las aguas en esos espacios internacionales está regulado y protegido por la Convención de Naciones Unidas sobre el derecho de los usos de los cursos de agua internacionales para fines distintos de la navegación, de 1997.

En Bolivia, el Procurador General del Estado, Héctor Arce Zaconeta, es uno de los exponentes de la postura boliviana. Preguntado por DW a través de Whatsapp, este experto en Derecho Constitucional remitió a su postura oficial, publicada en su página, debido a que actualmente se encuentra en Washington en Audiencias de Méritos y Jurisdicción en el marco de un arbitraje sobre el Proyecto Minero boliviano, y había pactado con la contraparte no hacer declaraciones durante dichas sesiones.

“Chile no ha pagado agua por más de 100 años”

En esencia, Arce sostiene que la defensa de Bolivia se basa en “la razón, la verdad científica y evidenciada de que las aguas del Silala son manantiales naturales y no un río como quiere hacer creer el gobierno chileno”. En su ponencia, presentada en la Universidad Privada Domingo Savio de Potosí, Arce Zaconeta destacó que la aseveración chilena se basa en un mapa realizado en base a los intereses chilenos tras la firma del tratado de 1904”.

El jurista boliviano concluye mencionando varias razones para que la justicia internacional falle sobre el caso, a favor de Bolivia: “que no se trata de un río, sino de aguas subterráneas; que “el flujo de las aguas hacia Chile es inducido por canales artificiales”; que “se trata de reservas de agua no renovables ubicadas en territorio nacional”; que “Chile debe reconocer su deuda histórica por el uso no pagado de estas aguas por más de 100 años” y, por último, que, gracias “al principio de soberanía permanente de los Estados sobre sus recursos naturales, Bolivia tiene derecho exclusivo sobre sus recursos hídricos nacionales pudiendo usar, gozar y explotarlos libremente”.

Chile, por su parte, ha respondido a los argumentos bolivianos, a través de su agente ante la Corte Internacional de Justicia por la demanda contra Bolivia, Ximena Fuentes. El Diario Uchile cita su reciente ponencia en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, en la que Fuentes “descarta “desvíos artificiales” al cauce del Silala, recalcando que el curso de sus aguas fluyen hacia Chile debido a razones geográficas y al desnivel de más de un 4% que existen en el terreno entre el punto del nacimiento del río hasta la frontera”. Advirtiendo, por último, que “Hay una ley que Bolivia no puede cambiar: la ley de gravedad”.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Chile vs. Bolivia por aguas marítimas y fluviales

"La demanda de Chile contra Bolivia es diplomáticamente un despropósito y geográficamente, una aberración", dijo Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia. Chile busca que la CIJ establezca que el Silala es un río internacional y que tiene derecho al uso de su caudal, mientras que Bolivia sostiene que se trata de manantiales cuyas aguas fueron desviadas hace 100 años a Chile.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

El Silala: de los Andes a La Haya

La demanda chilena fue respondida por Evo Morales anunciando una "contrademanda" en La Haya, por lo que considera un robo del recurso hídrico en territorio chileno. El vicepresidente boliviano dijo que la demanda es una "chambonada" porque contradice la gestión de Chile para "desconocer la competencia" de la CIJ, cuando Bolivia planteó en 2013 una primera demanda por una salida al mar.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Iniciativa de Chile es ahogada por Bolivia

Según el canciller chileno, Heraldo Muñoz, la acción impulsada ante la CIJ también tiene por objeto "impedir cualquier acción por parte del Gobierno de Bolivia, en un clima de crecientes amenazas, que pudiera impedir el flujo de esas aguas". En la imagen vemos el sistema de desviación de aguas del Silala hacia territorio chileno. No siempre el ataque es la mejor defensa.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Sangre en Gualcarque, río sagrado de los Lenca

El consorcio sino-hondureño Agua Zarca construye aquí una represa hidroeléctrica, en contra de los intereses de los indígenas Lenca, sus ancestrales "guardianes". La obra amenaza su vida y sustento, que depende de este río que recorre varias reservas naturales y pertenece a una zona geotermal. Por su defensa, el 3 de marzo de 2016 fue asesinada la activista de derechos humanos Berta Cáceres.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

El Zulia: un río que salva

"Expulsan a colombianos de sus casas y las marcan para derribarlas". Así reportó DW el 3 de agosto de 2015 el inicio de la expulsión de miles de personas que tuvieron que pasar a pie el Zulia, un río fronterizo que nace en Colombia y desemboca en Venezuela. El Zulia siempre ha sido una fuente de sustento, conflicto y vía del comercio, legal e ilegal, entre Colombia y Venezuela.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

El Esequibo: caudales de oro, mercurio y petróleo

El Esequibo es uno de los ríos más largos y caudalosos de América del Sur, que desemboca en el océano Atlántico y discurre por la frontera izquierda de Guyana, aunque algunos de sus afluentes llegan del noreste de Venezuela. Tiene el segundo delta más grande del continente, después del Río de la Plata. Sus aguas son infestadas por mineros que usan mercurio para sacar oro de esta belleza natural.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Codicia en el Esequibo

La disputa se ha agudizado después de que Exxon Mobil descubriera en 2015 yacimientos de petróleo en aguas del Esequibo. El Gobierno venezolano respondió al hallazgo con un decreto que incluye en territorio de Venezuela la zona fluvial y marítima en discusión. La zona de Esequibo, de 160.000 kilómetros cuadrados y rica en recursos naturales, representa dos terceras partes de Guyana.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Río Bravo o Río Grande: un río supranacional

Este río es llamado en México Bravo y en Estados Unidos Grande, en donde nace. Con una longitud de 3.034 km recorre Colorado, Nuevo México y Texas, en Estados Unidos, y Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, en México. Bill Clinton lo designó como uno de los 14 que integran el sistema de ríos del patrimonio estadounidense. Un patrimonio no siempre compartido de la mejor manera.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Bravo o Grande: un río sobreexplotado

La demanda de sus aguas supera la cantidad que contiene el río. Desde el verano de 2003, un buen tramo ha permanecido seco, debido a las pocas lluvias y el excesivo consumo de sus aguas en Estados Unidos. Ecologistas mexicanos temen que el río Bravo pueda desaparecer, afectando a millones de personas en su país.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Gran represa de Atatürk

Conocido como el Proyecto GAP, es uno de los sistemas de represas más grandes del mundo. Tanto el Éufrates como el Tigris nacen en Turquía, pero mientras para Ankara son un instrumento de desarrollo regional, para Siria e Iraq son fuente de vida. Desde 1987 Turquía está obligada a dejar pasar, al menos, 500 metros cúbicos de agua por segundo del Éufrates hacia Siria.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

La antigua Mesopotamia, el país del Tigris y el Eufrates

Irak y Siria, en la Mesopotamia, el “País de los Dos Ríos”, otrora cuna de la civilización moderna, sigue siendo zona de conflictos étnicos y pugnas entres facciones religiosas y Estados nacionales: rebeldes contra regímenes, suníes contra chiíes, turcos contra kurdos, yihadistas contra lugareños y ecologistas contra gobiernos que buscan el dominio del agua.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

El Tigris: más agua para turcos, menos vida para iraquíes

Las tensiones se mantienen a flor de piel con la represa turca de Ilisu en el río Tigris, que reduce notablemente el caudal de agua que fluye a Iraq y destruyó un patrimonio cultural e histórico milenario en la propia Turquía.

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Ganges: el río que ya “no va”

En sánscrito significa Ganges “va, va”, pero el río fluye cada vez con menos caudal y las aguas que desembocan en el Índico son un mar de contaminación, en parte provocada por los residuos industriales, en parte por los restos humanos lanzados a su caudal en Benarés. India culpa a sus vecinos del norte de desviar cada vez más aguas del "río de la vida y de la muerte".

Ríos: fuentes de vida... conflicto y muerte

Baro: el único río en el desierto de Etiopía

Gambela ha sido tradicionalmente la tierra de los Anuak, pero en los últimos años se han producido ataques violentos perpetrados por otras étnias etíopes o sudanesas, que van en busca del agua del úníco río en una regíon tan grande como Sicilia.

Síganos