Historias breves latinoamericanas en el festival InterFilm

La selección de cortometrajes latinoamericanos en el 32° InterFilm presentó un abanico de historias disímiles y en consonancia con la realidad de la región.

Desde México hasta Argentina y pasando por Cuba, las distintas caras de la región tuvieron un lugar de privilegio durante el 32° Festival Internacional de Cine de Cortometrajes InterFilm, de Berlín, que cerró una nueva edición el domingo 20 de noviembre.

De América Latina participaron Argentina, Brasil, Chile y Colombia, más Cuba y México, que contaron con secciones especiales, con presencia de varios de sus directores en charlas y proyecciones.

La vida y el DF mexicano

La sección Metrópolis: México City, presentó una selección con cortometrajes de directores mexicanos que reflejaran los matices de la ciudad capital desde perspectivas variadas y en locaciones poco usuales. La vida urbana fue uno de los aspectos que intervinieron en la muestra como se ve en el cortometraje Dos Ciclos, dirigido por Rodrigo de la Mora en 2011, que consta de un ensayo audiovisual acerca de la relación entre la bicicleta y la metrópolis.

Las historias ficcionalizadas sobre la ciudad y sus agentes plantean escenarios y situaciones que bien podrían haber sucedido y que por momentos rozan lo documentaltambién. El cortometraje El Buzo de Esteban Arrangoiz, ofrece un relato de la vida de los buzos de aguas residuales, o más bien, del quizá único buzo de esta clase que quede en el mundo, como así se ha autodenominado el mexicano Julio César Cu Cámara.

La vida de este buzo de alcantarilla representa el universo de la urbe que no se ve a simple vista. Lejos estamos de pensar en el sistema cloacal al momento imaginar la vida urbana. Y es que en una ciudad con casi nueve millones de habitantes, la más poblada de la región, las alcantarillas y sistemas de desagües son un soporte básico y esencial para la vida, por lo que la historia de Julio César Cu Cámara, sólo sería posible en este escenario que le viene perfecto.

Quizá una de las historias más conocidas y vistas durante el festival fuera La Familia Contreras del director mexicano Alejandro Becerril Elías, que ha obtenido el apoyo de difusión de HBO-Latino y que en 2015, tuvo un paso exitoso por Alemania durante la Semana Internacional de Cortometraje de Ratisbona. El film retrata desde una familia disfuncional en un barrio del DF mexicano, una realidad teñida de corrupción y violencia. La sutileza del cortometraje hace que las denuncias encontradas en el subtexto sean aún más fuertes.

 Kurzfilm La Familia Contreras

Rodaje de "La Familia Contreras".

Latinoamérica se abre

Pareciera que las convulsiones políticas no afectan negativamente a la producción cinematográfica de la región que año a año se abre a un público más diverso. Con una muestra de alrededor de cuarenta cortometrajes, las historias provenientes desde Argentina hasta México lograron atraer al público europeo, ya no desde la mera curiosidad por correr el velo del Nuevo Mundo sino por un interés genuino y fundado por la producción cinematográfica e historias del continente. Esto quedó demostrado con la importante convocatoria que los invitados como el exitoso director y animador Juan Pablo Zaramella lograron en las salas del InterFilm.

Terminada la 32° edición del festival InterFilm, se comprueba que el cine independiente latinoamericano está en un buen proceso de expansión y no es sólo visto dentro de la región sino en el resto del mundo, especialmente Estados Unidos y Europa.

En base a esta semana y de cara a lo que viene en breve con el festival Berlinale en febrero, sólo queda esperar que el cine latinoamericano llegue tan bien posicionado.

Manuel Bláuab

Temas

10: Los hombres del domingo

Annie, una guapa modelo, prefiere pasar el domingo en casa mientras sus amigos se divierten en el lago Wannsee. Este filme de 1930 es un intento por mezclar ficción con documental donde Berlín y sus alrededores son las verdaderas estrellas. Esta legendaria película fue dirigida por Robert Siodmak y Edgar G. Ulmer.

9: Cabaret

Bob Fosse rodó su famoso musical "Cabaret" en Berlín y Múnich en 1972. Muchas de las escenas exteriores fueron filmadas en Berlín Occidental, pero la mayoría de los interiores se realizaron en Múnich. La historia transcurre en el Berlín de 1931, con el ascenso del partido nazi como telón de fondo. La película ganó ocho premios Oscar.

8: Murderers among us

"Murderers among us" fue la primera película alemana realizada tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Fue rodada en unos estudios de Berlín así como en las ruinas de la ciudad devastada. La obra impuso el término "filme de escombros" y fue estrenada el mismo año de su filmación, en 1946, en el sector soviético de Berlín.

7: Uno, dos, tres

Billy Wilder rodó la comedia "Uno, dos, tres" bajo circunstancias extraordinarias en 1961. El veterano director hollywoodense estaba interesado en filmar en la dividida, pero aún no desmembrada ciudad. El Muro de Berlín fue erigido durante las grabaciones, por lo que el equipo no pudo realizar tomas en la Puerta de Brandeburgo y se vio forzado a hacer una elaborada reconstrucción en Múnich.

6: El puente de los espías

Otra película de la Guerra Fría: la producción estadounidense-alemana "El puente de los espías" fue dirigida por Steven Spielberg. El laureado director rodó hace dos años en locaciones de la capital alemana, incluyendo el puente Glienicke, el lugar designado para intercambiar espías durante esos álgidos años de la historia reciente del mundo.

5: Berlín está en Alemania

En su debut "Berlín está en Alemania" del año 2001, el director Hannes Stöhr relata la historia de un inadaptado desde el corazón de Berlín. Martin Schulz, un alemán oriental, es liberado de la prisión, pero se encuentra en un mundo nuevo donde el Muro ha caído y la Alemania Democrática ya no existe. Esta película es puro Berlín.

4: Verano en Berlín

Esta adorable comedia fue rodada casi en su mayoría en el distrito de Prenzlauer Berg. La película de Andreas Dresen, de 2004, gira en torno a Katrin y Nike, cuya amistad es puesta a prueba cuando se encuentran con un alegre y divertido conductor de camiones. Berlín fue así llevado con sus colores a la pantalla grande, un manjar para la audiencia.

3: Oh Boy

Otro debut con un colorido Berlín lejos de las convenciones. La película "Oh boy", estrenada en 2012 y dirigida por Jan-Ole Gerster, cuenta la historia de Niko Fischer, un joven y melancólico vagabundo. Entrelazada a través de matices cargados de poesía, la película recibió numerosos galardones, incluyendo seis premios del cine alemán.

2: Victoria

Estilo de vida contemporánea en Berlín: la película "Victoria", dirigida por Sebastian Schipper y estrenada en 2015, trata acerca de un grupo de amigos que pasan una noche en un club de la capital y son absorbidos por una serie de acontecimientos inesperados. La película es una larga toma continua, 140 minutos de auténtico sentimiento berlinés.

1: Las alas del deseo

En 1987, Wim Wenders dirigió la película definitiva sobre Berlín, un filme con las vistas más impresionantes en blanco y negro de la ciudad. "Las alas del deseo" cuenta la historia de Damiel y Cassiel, ángeles que vigilan las vidas de las personas en una ciudad dividida. El camarógrafo francés Henri Alekan consiguió con su trabajo crear un tapiz berlinés único.