La ayuda humanitaria a Venezuela como espectáculo político: un arma de doble filo

"La ayuda está alimentando las tensiones y podría provocar una intervención de Estados Unidos si el convoy de USAID es atacado", explica un experto. Sin desdeñar la posibilidad de que Colombia se vea implicada.

Normalmente la llegada de ayuda y las evacuaciones de heridos en zonas de conflicto por parte de la Cruz Roja o de Cáritas se hace discretamente. A los políticos no suele interesarles y a los periodistas solo en contadas ocasiones. Muy diferente es el caso de la ayuda humanitaria a Venezuela, que se convirtió el viernes, con el concierto benéfico y la presencia de presidentes de Chile, Paraguay y Colombia, en un espectáculo político y, al mismo tiempo, en un arma de doble filo.

En las fronteras de Brasil y Colombia se han estado almacenando, bajo la coordinación de Estados Unidos, toneladas de alimentos, medicinas y artículos de aseo. Cientos de periodistas llegaron para filmarlas en las últimas semanas. Y serán llevadas a Venezuela por decenas de miles de voluntarios a partir del sábado, contra la voluntad del gobernante Nicolás Maduro. Aunque no está claro exactamente cómo. El objetivo es presionar a Maduro, que ha arruinado al país, víctima de la corrupción y el desabastecimiento. Su respuesta fue organizar otro concierto, repartió entre sus seguidores con gran cobertura de sus medios de comunicación ayuda humanitaria procedente de Rusia y bloqueó las fronteras movilizando al ejército.

La controversia en torno a la instrumentalización de la ayuda humanitaria no es algo nuevo: el cofundador de la organización francesa Médicos Sin Fronteras, Bernard Kouchner, fue ya un pionero en la utilización de los medios de comunicación durante las donaciones de la organización en la década de 1980. "Sin los medios, no se hace ninguna acción humanitaria importante, y estas a su vez alimentan a los medios", resumió el posteriormente ministro Kouchner en una entrevista (recogida en el libro 'Celebrity Humanitarianism: The Ideology of Global Charity', sin versión en español).

Bernard Kouchner fue fundador de Médicos Sin Fronteras y ministro de Exteriores francés.

El debate, desatado desde entonces en los círculos profesionales, ha dividido al mundo de las organizaciones de ayuda: por un lado, aquellas que usan las recetas de Kouchner y, por lo general, intervienen a corto plazo en crisis de perfil alto, pasando de un lugar a otro; por otro, aquellas que trabajan a largo plazo sobre el terreno y han establecido protocolos estrictos como el Comité Internacional de la Cruz Roja y Cáritas. De hecho, ambas instituciones han establecido desde el inicio de la crisis económica en Venezuela canales humanitarios y prestan asistencia de manera discreta: el CICR suministra insumos médicos a seis hospitales venezolanos y Cáritas ha organizado comedores benéficos y puntos de venta de medicinas por todo el país, alimentados con ayuda internacional.

Desde la adopción de la Resolución 46/182 de la ONU en 1991, los principios de la ayuda humanitaria incluyen el consentimiento de los estados afectados (o, en las zonas de guerra civil, de los sectores armados) y el respeto por la integridad territorial así como una estricta neutralidad. Esto también implica que la asistencia a los afectados debe llegar sin discriminación política, étnica o de ningún tipo. Ninguna de las dos condiciones se cumple en el caso de Venezuela, como dijo el director de Operaciones Globales del CICR, Dominik Stillhart, en una conferencia de prensa a principios de febrero. La ONU y Cáritas se suman a esta valoración.

Tensión en el paso fronterizo de Pacaraima, entre Venezuela y el estado brasileño de Roraima, este viernes 22 de febrero.

La ayuda a aVenezuela tiene tres problemas fundamentales, a juicio de Andrei Gómez, cofundador de la ONG colombiana Rodeemos el Diálogo. "La ayuda ahonda la fractura interna en el país. Usualmente las ayudas humanitarias tienen que tener el principio de imparcialidad y neutralidad. Segundo, el mecanismo internacional de operación es USAID a través de una movilización de soldados de USA y esto parcializa el apoyo hacia un solo lado y despierta temores por la historia de intervenciones americanas en la región. El tercer problema es que  sin la cooperación del gobierno venezolano que tiene el control territorial, sería muy difícil que llegue la ayuda de manera imparcial", dice el también investigador en el America Institute of University College de Londres.

Gómez está preocupado también por otra razón: "Podría resultar en un incidente, podría escalar la tension y justificarse una intervención de EE.UU. si una agencia de ellos fuera atacada. Esa alianza entre USA y Colombia puede provocar un conflicto fronterizo bilateral". Que el presidente conservador de Colombia, Iván Duque, asuma un riesgo tan grande, lo interpreta Gómez en clave de sus objetivos políticos a largo plazo: "Duque tiene esa visión que hay que derrotar al castrochavismo internacional, aislar a Maduro y crear un cambio de régimen para reconfigurar el hemisferio occidental. Son proyectos ideológicos de largo plazo para consolidar un proyecto neoconservador hemisférico".

Y va aún más lejos: "Lo que es difícil de comprender es que el costo humanitario sería muy alto para Colombia, pero hay muchos intereses en juego. La economía de guerra se ha visto afectada por el acuerdo de paz, un sector de los militares se opone y políticos están perdiendo o van a ser llamados a rendir cuentas. Un conflicto en la frontera ofrece dividendos para esos sectores".

(lgc/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Un concierto para un país en crisis

El concierto por la ayuda humanitaria para Venezuela comenzó con ambiente festivo este viernes (22.02.2019) en Cúcuta, Colombia, un día antes del anunciado ingreso de dicha ayuda al país petrolero, sumido en su peor crisis en la historia reciente.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Una idea del británico Richard Branson

El show, una iniciativa del multimillonario británico Richard Branson, empezó a las 16h00 GMT con una presentación en la tarima de una migrante venezolana que cantaba en autobuses de Lima. En la imagen, el magnate posa junto al cantante venezolano Carlos Baute.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Música también al otro lado

Al otro lado del Puente de Tienditas, en el lado venezolano, se levantó otro escenario en respuesta al organizado en Cúcuta. Es la respuesta del chavismo, bajo el título 'Hands Off Venezuela' ('las manos fuera de Venezuela'), al que se ha rebautizado también 'Concierto por la paz'. Contará con la actuación de 40 artistas nacionales y la presencia de altos dirigentes de la revolución bolivariana.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Buenas vibraciones, pero también indignación por la coyuntura venezolana

La primera artista en el escenario es la venezolana Reymar, con la canción "Me fui", considerada el "himno de la indignación" por la situación del país. "A partir de este momento nuestro país va ser diferente y libre", manifestó por su parte uno de los presentadores del espectáculo.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Reggaeton por la ayuda humanitaria

El cantante venezolano Chyno Miranda actuó en el Venezuela Aid Live con un renovado "look" y cantó algunos de sus temas más famosos. En lo que calificó como un "día histórico", Miranda dedicó a los asistentes un emotivo mensaje en defensa de la entrada de ayuda humanitaria.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Música tradicional de la región

Cantantes de todo tipo y género participaron en el multitudinario evento, entre ellos el veterano Reynaldo Armas, conocido compositor e intérprete de música llanera. Armas es un conocido chavista y la participación de de este artista venezolano en el concierto sorprendió a muchos. De hecho, él mismo se mostró ayer jueves preocupado por las posibles "represalias" que pueda sufrir tras el evento.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

“¡El mundo nos está viendo, Venezuela libre!”

La cantante mexicana Paulina Rubio fue otra de las intérpretes que partició en el concierto Venezuela Aid Live en Cúcuta. Como los otros artistas, Rubio lanzó asimismo mensajes de apoyo a la sociedad venezolana y dio las gracias "a Colombia, que nos abre las puertas de este país hermoso para poder llevar ayuda humanitaria a nuestro país hermano".

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Decenas de miles de personas unidas por la música y una causa

Se calcula que alrededor de 250.000 personas han asistido al concierto celebrado en Cúcuta. Muchos de ellos fueron venezolanos que cruzaron a Colombia como les fue posible para asistir a este concierto y no al que organizó el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, del lado venezolano de la frontera.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Guaidó no se perdió la cita

El líder de la Asamblea Nacional venezolana y autoproclamado presidente interino del país, Juan Guaidó, también hizo acto de presencia en el multitudinario evento, donde estuvo acompañado de los mandatarios de Colombia, Chile y Paraguay.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

El chavismo intenta sacar pecho en su concierto

Al otro lado de la frontera, junto a la parte venezolana del puente internacional Tienditas, el presidente Nicolás Maduro convocó su propio concierto de tres días de duración bajo el lema "Manos fuera de Venezuela", en referencia a la supuesta injerencia internacional que denuncia el régimen.

Duelo de conciertos por la ayuda a Venezuela

Maduro no logró convocar a tantos asistentes

La asistencia al concierto prorégimen fue, sin embargo, mucho más modesta. Las autoridades anunciaron un evento "inmenso", pero al final únicamente alrededor de 5.000 personas se congregaron en el primer día del concierto, una improvisada táctica del Gobierno venezolano para tratar de frenar el inminente ingreso de ayuda humanitaria en el país.

Síganos