La Justicia de Ecuador rechaza el recurso de amparo solicitado por Assange

Una corte ecuatoriana decidió rechazar el recurso de amparo tras una audiencia en la que Assange dio testimonio por videoconferencia. El activista australiano expresó su temor a ver terminado el asilo.

La Justicia de Ecuador rechazó este lunes (28.10.2018) la acción de protección constitucional solicitada por el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para que no se le aplique el documento que desde el 13 de octubre regula sus condiciones de vida en la embajada ecuatoriana en Londres.

"La señora jueza ha emitido su sentencia y ha rechazado la acción de protección planteada por Assange", dijo en declaraciones a los medios de comunicación el procurador general del Estado ecuatoriano, Iñigo Salvador.

Explicó que "básicamente", la corte rechazó el recurso al considerar que "el Gobierno de Ecuador, al emitir el Protocolo especial, de visitas, comunicaciones y atención médica no ha conculcado ninguno de sus derechos". En referencia al documentó que el Ministerio de Relaciones Exteriores entregó al activista el pasado 13 de octubre con una serie de condiciones en materia de higiene (incluida la de su gato), visitas y comunicaciones, y que Assange se negó a recibir por consejo de sus abogados.

El recurso de amparo por violación de derechos

Seis días después, el jefe de su equipo internacional de defensa, el español Baltasar Garzón, presentó el recurso de amparo ante la justicia ecuatoriana con el argumento que esas normativas violaban sus derechos. Esto causó indignación al Estado ecuatoriano.

La Corte decidió este lunes sobre ese recurso, tras una audiencia en la que el activista australiano dio su testimonio por videoconferencia desde Londres y en la que expresó su temor a que Ecuador ponga fin a la concesión de su asilo.

Visita del vicepresidente estadounidense Mike Pence al presidente ecuatoriano Lenín Moreno.

Assange mencionó en su intervención un presunto diálogo entre el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, que visitó Ecuador en junio pasado, y el jefe de Estado, Lenín Moreno, en el que supuestamente se solicitó la entrega del activista. "No quiero meterme en política, pero vemos que el Gobierno ecuatoriano está apoyándose más en Estados Unidos y Reino Unido, con mayor influencia", dijo el australiano según el diario ecuatoriano El Comercio.

En respuesta a esas declaraciones, que incomodaron a los representantes del Estado en la sala, entre ellos al ministro de Exteriores, José Valencia, Salvador insistió en que el protocolo en sí y la condición de asilo son dos cuestiones separadas. Por su parte, Valencia se negó a comentar ante la prensa sobre "elucubraciones" y dijo que las conversaciones del presidente Moreno con otros mandatarios son "privadas". Ello después de que la defensa de Assange solicitara a la corte la publicación de protocolos oficiales de las conversaciones entre diplomáticos ecuatorianos y los del Gobierno británico, una demanda que la corte consideró "impertinente" de su parte.

Lenín Moreno rechazó, en su momento, que EE. UU. influya en el de caso Assange.

Valencia afirmó en ese sentido que la sentencia demuestra que Ecuador actúa "de acuerdo al derecho internacional, de acuerdo al asilo y que respeta todos los derechos en ese caso". "Así como exige del asilado que cumpla obligaciones que son elementales, que son sentido común", puntualizó.

¿Cómo respondería Ecuador si Assange icumple?

Tras la consulta al ministro sobre las consecuencias que tendrá para el activista el no respetar el pliego de condiciones, Valencia se mostró cauteloso pero, a la vez, tajante. "No quiero adelantarme. En el momento (que se produzca) cualquier trasgresión de convenciones internacionales, el Estado ecuatoriano actuará con estricto apego a derecho", concluyó.

Assange, quien fue nacionalizado ecuatoriano en diciembre de 2017, se refugia en la embajada ecuatoriana desde 2012, cuando era requerido por las autoridades suecas debido a las acusaciones de dos mujeres por presunta violación, que él negaba, una causa ya archivada. Aun así, sigue bajo asilo por temor a que, si sale, sea deportado a Estados Unidos, donde presume que podría ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos confidenciales.

pana (efe/ap/rtr)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Julian Assange: una vida en contravía

Assange, detenido en Londres

El fundador de WikiLeaks fue detenido por la policía británica, después de que el Gobierno de Ecuador pusiera fin al asilo que le había concedido en 2012, año desde el que permanecía recluido en la embajada ecuatoriana en Londres. Estados Unidos acusa a Assange de "conspiración para infiltrase" en un ordenador del Gobierno con "información clasificada". Un recuento de su azarosa historia.

Julian Assange Wikileaks Flash-Galerie (picture alliance/dpa)

Julian Assange: una vida en contravía

Un australiano itinerante

Julian (Paul) Assange nació en Townsville, Queensland el 3 de julio de 1971. Sus padres tenían una compañía teatral itinerante, por lo que asistió a 37 escuelas y 6 universidades en Australia. Ha sido programador, ciberactivista, periodista se hizo famoso por ser cofundador, editor y portavoz de WikiLeaks. Nunca terminó sus estudios de física y matemáticas.

Julian Assange Wikileaks Verhaftung Flash-Galerie (AP)

Julian Assange: una vida en contravía

Un "programador" de secretos

Assange cooperó en la escritura del libro “Underground” (1977), de Suelette Dreyfus, como hacker de “Subversivos Internacionales”, por lo que en 1991 la Policía allanó su casa de Melbourne. Assange habría accedido a varias computadoras "para detectar errores de seguridad". Se declaró culpable de 24 delitos informáticos y fue liberado tras pagar multa de 2.100 dólares australianos.

Julian Assange: una vida en contravía

Un hacker "de película"

Assange vivió luego como programador y promotor de software libre, convirtiéndose en experto y creador de lenguajes y programas cifrados. Entre estos, uno para proteger la identidad y los datos de activistas de derechos humanos. Assange alcanzó rápida fama como hacker, tanto que su vida fue filmada en 2013. Aquí una imagen de "El quinto poder", un drama protagonizado por estrellas del cine alemán.

Julian Assange: una vida en contravía

Un político frustrado

El 12 de diciembre de 2012 Assange anunció a través de Twitter la fundación del Partido WikiLeaks y su candidatura al Senado de Australia. No logró los votos suficientes.

Julian Assange: una vida en contravía

2006: la fundación de Wikileaks

WikiLeaks (del inglés leak, “fuga”, “goteo”, “filtración [de información]”) es una ONG sin ánimo de lucro, que publica informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes. Su base de datos ha crecido a 1,2 millones de documentos. Julian Assange fue su principal fundador y está gestionado por The Sunshine Press.

Julian Assange: una vida en contravía

Un delator de secretos

La organización se ofrece a recibir filtraciones que desvelen comportamientos no éticos ni ortodoxos de gobiernos y regímenes totalitarios, pero también en asuntos relacionados con religiones y empresas de todo el mundo. Las acciones más destacadas de WikiLeaks se han centrado en la actividad exterior de Estados Unidos, especialmente en relación con las guerras de Irak y de Afganistán.

Julian Assange: una vida en contravía

Assange, ¿un depredador sexual?

En agosto de 2010 la fiscal general de Suecia, Marianne Ny, emite orden de arresto contra Assange, sindicado de abusos sexuales y violación durante una visita a Estocolmo. Assange habla de una campaña difamatoria. El 19 de mayo de 2017, la fiscalía sueca anuncia que opta por ponerle fin al caso, salvo que Assange vuelva a Suecia antes de que el delito prescriba en agosto de 2020.

Julian Assange: una vida en contravía

2010: Assange y el "Diario de la Guerra"

En octubre, Wikileaks publica 400.000 documentos secretos en el "Diario de la Guerra de Irak". En diciembre, Assange se entrega a la Policía británica, paga fianza, es controlado por pulsera electrónica y entra en proceso de extradición por la orden de arresto emitida por Suecia.

Julian Assange: una vida en contravía

Un "perseguido" en Londres

Después de fracasar su apelación, el 19 de junio de 2012, Assange se refugia en la Embajada ecuatoriana en Londres, donde pide asilo político. Las autoridades británicas amenazan con arrestarlo si abandona la sede diplomática. Ecuador accede a estudiar la petición de asilo, que finalmente le otorga en agosto de ese año. EE.UU. estaría detrás de la "persecución".

Julian Assange: una vida en contravía

Un hombre atrapado

El 16 de agosto del 2012, el otrora ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, anunció la concesión de asilo diplomático al fundador de Wikileaks, Julian Assange. Por lo que se esperaba que el Gobierno Británico concediera el salvo conducto para que Julian Assange puediera viajar a Ecuador. Hasta el 6 de febrero de 2018 aún permanecía atrapado en Londres

Julian Assange: una vida en contravía

Un amigo de los gatos con cargo diplomático

El acompañante felino de Julian Assange es probablemente el gato mejor vestido del Reino Unido. Su función: acompañar y sugerir "normalidad". Menos amigable se muestra la administración de Donald Trump, que amenaza con "mano dura contra filtraciones de información confidencial", como declaró recientemente Jeff Sessions, el fiscal general de Estados Unidos, cuando se le preguntó por Assange.

Julian Assange: una vida en contravía

Un "ecuatoriano" perdido en el limbo diplomático

El Gobierno ecuatoriano confirmó el 11 de enero de 2018 que concedió la naturalización a Julian Assange y aseguró que mantiene en la búsqueda de vías para solucionar la situación del ahora australo-ecuatoriano, una vez que el Reino Unido ha declinado acreditarlo como agente diplomático en la legación del país andino en Londres.

Julian Assange: una vida en contravía

Una "piedra en el zapato”

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo que la permanencia de Assange en la Embajada ecuatoriana de Londres es “una piedra en el zapato que heredamos”. Y propuso una “mediación", a la vez que expresó su desacuerdo con la decisión de haberle concedido a Assange estatus diplomático. Lenín Moreno indicó que Ecuador aboga por “la protección de la vida y el derecho a rehabilitarse”.

Julian Assange: una vida en contravía

¿Un rehén político?

La Justicia británica tiene orden de detención contra Assange "por infringir sus condiciones de libertad bajo fianza", según fallo del 6 de febrero de 2018. Los jueces rechazaron el argumento de sus abogados, que alegaban que la orden "no tenía sentido", tras la retirada en mayo de 2017 de la petición de extradición por presuntos abusos sexuales en Suecia. Assange lleva cinco años de encierro.

Julian Assange: una vida en contravía

Rumores de expulsión

En diversas oportunidades se rumoreó que el Gobierno ecuatoriano expulsaría a Assange de su sede diplomática en Londres. El propio portal WikiLeaks, anunció en su cuenta de Twitter una inminente expulsión el 5 de abril de 2019, lo cual fue desmentido por las autoridades de Quito.

Julian Assange: una vida en contravía

El fin del asilo

Ecuador le retiró el asilo "por violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia". La policía británica detuvo a Assange, "conforme al acuerdo de extradición entre EE.UU. y Reino Unido, debido a su implicación en una acusación federal por conspiración para infiltrarse en ordenadores al acordar sortear la clave de un ordenador del Gobierno con información clasificada".

Síganos