Merkel: “los muros no ayudan a resolver la migración ilegal”

Durante su visita a México, la canciller insistió que "hay que dar una nueva perspectiva" y que los gobiernos deben enforcarse más en las causas de la migración.

La canciller alemana, Angela Merkel, se expresó este sábado (10.06.2017) en la Ciudad de México sobre el polémico tema de la construcción de muros froenterizos. La mandataria indicó que estos no ayudarán a resolver los problemas migratorios de ningún país.

En el segundo día de su visita oficial a México, la canciller alemana dio las declaraciones mientras participaba en un foro empresarial junto al presidente Enrique Peña Nieto.

Merkel señaló que la migración "es un enorme reto" que no se resolverá "reforzando las fronteras", sino con un enfoque en los problemas que instan a los migrantes a abandonar sus países. "La construcción de muros no va ayudar. Hay que dar una nueva perspectiva y enfocarnos en las causas de su movilización", agregó.

Merkel consideró que Europa y México enfrentan retos similares en cuanto a migración. Su país encara el tema de los refugiados sirios y migrantes provenientes de África, mientras que México debe lidiar con los extranjeros de Centroamérica.

La canciller añadió que es importante reconocer que los migrantes, muchos de ellos muy jóvenes, salen de sus países al "no encontrar perspectivas" o empujados por la violencia que viven, generada en algunos casos por grupos criminales.

"Hay que hablar con los gobiernos afectados para que puedan brindar perspectivas a sus jóvenes. También tenemos que luchar contra las bandas criminales, que muchas veces están ligadas al crimen organizado", dijo Merkel.

Los comentarios de la canciller surgen en un momento difícil para México, cuando el país hace frente a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro en la frontera de ambos países para evitar el paso de inmigrantes ilegales. Según la promesa de campaña de Trump, su vecino del sur pagaría por el costo, algo que el gobierno de México ha rechazado rotundamente.

JCG (dpa, Reuters)

Política

La muralla estadounidense sigue creciendo

Ya Bill Clinton mandó poner cercos en algunos lugares de la frontera con México. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, George W. Bush impulsó su prolongación. Entretanto, cerca de 1.100 kilómetros de la línea fronteriza ya cuentan con muros de concreto, planchas de acero u otros obstáculos.

Política

"Muro de separación"

Desde el año 2000, Israel construye un muro en la Cisjordania. El proyecto es muy controvertido y a menudo se lo llama "Muro de separación". La Corte Internacional de Justicia determinó hace ya más de 10 años que la construcción viola el derecho internacional. No obstante, Israel continúa levantando el muro que, al final, ha de tener un largo de 759 kilómetros.

Política

"Línea de control"

India y Pakistán están separados desde 1971 por una línea de control militar de más de 700 kilómetros en la región de Cachemira. Conocida como "Línea de control", está resguardada en muchos tramos por alambradas de púas y minas. La alambrada, que llega a tener en algunos puntos hasta tres metros de altura, puede ser electrificada.

Política

Frontera de clases

También hay muros que marcan la frontera entre la pobreza y la riqueza. En Lima (foto), una muralla de concreto de tres metros de altura separa un barrio pobre de uno mejor situado. Los peruanos lo llaman el "muro de la vergüenza".

Política

Sadr City

En la capital iraquí hay un muro de cemento de unos cuatro metros de altura y cinco kilómetros de largo. Lo construyó el Ejército estadounidense en 2007 en el barrio de Sadr, de cuño chiíta. También en otras partes de Bagdad hay muros de concreto, que separan sectores sunitas de barrios chiítas.

Política

¿Murallas para la paz?

En Irlanda del Norte, el gobierno británico comenzó a erigir en 1969 las llamadas "Murallas de la paz", para separar a católicos de protestantes. En ellas hay pórticos que permiten el paso, que eran cerrados cuando había disturbios. Algunos lugareños afirman que esos muros cimentaron adicionalmente la división en las cabezas de la gente.

Política

Entre el norte y el sur

Desde el término de la guerra de Corea, una zona desmilitarizada separa al norte comunista del sur capitalista. La franja, de unos cuatro kilómetros de ancho y casi 250 kilómetros de largo, se cuenta entre las zonas de exclusión militar más custodiadas del mundo. En algunos puntos hay también un muro a lo largo de la frontera de facto entre Corea del Norte y Corea del Sur.

Política

La fortificación europea

También Europa se fortifica. Hungría cierra sistemátiamente su frontera al paso de refugiados desde 2015. Al comienzo, la valla era aún permeable, pero entretanto casi nadie consigue atravesarla. Hungría levanta además un segundo cerco, que ha de discurrir, junto a las instalaciones ya existentes, a lo largo de la frontera con Serbia.

Política

Ceuta y Mellila

En los exclaves españoles de Ceuta y Melilla hay fortificaciones especiales. Quien quiera cruzarlas desde Marruecos, debe superar hasta tres rejas. El paso se ve dificultado además por sensores de movimiento, cámaras infrarrojas y alambradas de púas. Pese a todo, de tanto en tanto se producen asaltos masivos que suelen dejar muchos heridos.

Política

Fortificación turca

Turquía se propone construir una fortificación de 511 kilómetros de largo en su frontera con Siria. La mitad ya está lista, según anunció Ankara a fines de febrero de 2017. El muro, de tres metros de altura, estará provisto de alambre de púas y torres de vigilancia.

Temas