Premio Carlomagno para António Guterres

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, recibirá el premio Carlomagno, que reconoce a las personalidades que más han hecho por la unidad de Europa.

El galardón, que se le entregará el 30 de mayo en una ceremonia en Aquisgrán (en el oeste de Alemania), ha reconocido en el pasado a padres fundadores de la Unión Europea (UE), como Jean Monnet y Robert Schuman; así como a jefes de Estado y Gobierno de países miembros, como Konrad Adenauer y Winston Churchill, Angela Merkel y Emmanuel Macron, o Juan Carlos I y Felipe González.

Jürgen Linden, portavoz de la directiva del Premio Carlomagno, destacó en una rueda de prensa que Guterres ha convertido la "solidaridad y la compasión" en herramientas políticas del "día a día" e impuesto "el diálogo y el respeto" como guías de conducta sobre las tácticas partidistas.

Además, Linden recalcó que el galardonado se ha propuesto, en su actual función al frente de la ONU, cargo que desempeña desde 2017, denunciar y vencer al populismo político, el racismo, la xenofobia y el extremismo radical.

En su argumentación, el jurado destaca la labor del exprimer ministro portugués por "revivir y consolidar la cooperación multilateral, sobre la base de los valores y objetivos de la UE y las Naciones Unidas", la equiparación entre el norte y el sur, y la protección del medioambiente.

Además, señala que Guterres ha afrontado "un mundo global complejo" con valores que el jurado considera europeos, como el "pluralismo", la "tolerancia" , el "diálogo", la "cooperación transfronteriza" y, "sobre todo, la libertad y la democracia".

rml (efe, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Diez razones para visitar Aquisgrán

Catedral de Aquisgrán

La Catedral de Aquisgrán es la construcción del renacimiento carolingio más destacada del mundo. Allí reposan los restos de Carlomagno, y se encuentra el trono real que ocuparon numerosos reyes alemanes entre los siglos X y XVI. La catedral de Aachen fue declarada en 1978 por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Diez razones para visitar Aquisgrán

Plaza de la Catedral

Una visita a la plaza de la catedral, en el casco antiguo de Aquisgrán, siempre vale la pena. En las coloridas casas hay pequeñas y divertidas tiendas.

Diez razones para visitar Aquisgrán

Alcaldía

El ayuntamiento de Aachen es, junto con la catedral, el edificio más importante de la ciudad. Construido en el siglo XIV en el estilo gótico, allí se concede, cada año, el Premio Carlomagno por la contribución a la comprensión y la unidad de Europa. El ganador de 2014 es Herman Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo.

Diez razones para visitar Aquisgrán

Universidad de Aachen

Hace 1.200 años Carlomagno no solo abogó por la unidad de Europa, sino que también promovió las Ciencias. Hoy, la Universidad de Aquisgrán cuenta con más de 40.000 estudiantes, la mayor de estudios técnicos en Alemania.

Diez razones para visitar Aquisgrán

Pontstraße

Como corresponde a una ciudad universitaria, también hay una zona para estudiantes. En la Pontstraße hay bares, restaurantes y discotecas. Aquí hay para todos los gustos. Ya sea al mediodía, por la tarde o por la noche, a todas horas.

Diez razones para visitar Aquisgrán

Aquisgrán tiene que ver con “aguas”

Aachen se llamaba, realmente, Bad Aachen, porque fue un balneario conocido por sus aguas termales ricas en azufre desde tiempos de los romanos, que la bautizaron como Aquisgranum, o 'baños termales'. El “Elisenbrunnen”, es una fuente clasicista construida en 1827, cuya agua azufrada proviene de 2 pozos y tiene una temperatura de 52°.

Diez razones para visitar Aquisgrán

La fuente de los muñecos

Las numerosas fuentes en Aquisgrán muestran la íntima conexión de la ciudad con el agua. Una característica especial es la fuente "interactiva" Puppenbrunnen, del escultor Bonifacio Stirnberg. Figuras móviles representan la equitación, el carnaval, la industria textil y la Ciencia, parte de las tradiciones de la ciudad.

Diez razones para visitar Aquisgrán

Cafés y galletas de jengibre

Los habitantes de Aachen no solo saben nadar y montar a caballo, también hornean muy bien. En los cafés y pastelerías "Alt Aachener Van den Daele", hay pasteles de arroz, galletas de jengibre y "Springerle", galletas de huevo y anís. Las cuatro casas que componen este especial café datan del siglo XVII.

Diez razones para visitar Aquisgrán

Lousberg

Si quiere disfrutar de una fantástica vista sobre Aachen, hay que subir los 264 metros que tiene el monte Lousberg. Desde el café Belvedere hay una panorámica de 360°.

Diez razones para visitar Aquisgrán

La triple frontera internacional

No muy lejos de Aquisgrán, Bélgica, Alemania y los Países Bajos comparten fronteras. En el punto llamado “Grenzstein“ se puede tener los pies en tres países, a la vez.

Síganos