¿Sale a cuenta ser político en Alemania?

Los políticos no pasan hambre en Alemania, queda claro. Pero, ¿cuánto ganan exactamente? ¿Y cuánto difiere el sueldo de Angela Merkel del de otros jefes de Gobierno?

El sistema, según el cual se paga a los políticos profesionales en Alemania, no está del todo claro. Los parlamentarios no reciben oficialmente ningún sueldo por su trabajo en Alemania, sino más bien subsidios para gastos, también conocidos como "dietas". Sin embargo, todo esto tiene poco que ver con la escasez: los diputados del Bundestag reciben 9.542 euros al mes.

A esto se suma una cuota fija mensual de 4.318 euros, que no tiene que estar sujeta a impuestos. Esta sirve para cubrir los gastos incurridos en relación con el mandato político, como el alojamiento cerca del Parlamento, alimentación o los gastos de viaje.

Lea también:

Angela Merkel: “En cuanto a Corea del Norte, hay un claro disenso con Trump”

Alemania necesita personas más relajadas en el poder

Pero eso no es todo: por un máximo de 12.000 euros al año, los miembros del Bundestag pueden actualizar sus equipos de oficina y de negocios para contar con la última tecnología, incluyendo nuevos teléfonos inteligentes o máquinas de café. Sin embargo, los parlamentarios sólo reciben el dinero para esto después, cuando presentan los comprobantes del gasto.

Las dietas parlamentarias se incrementaron por última vez en julio de este año - los políticos reciben un aumento salarial automático cada año, el cual desde 2016 se ajusta a la evolución general de los salarios en Alemania.

¿Y los diputados de los estados federados?

Ellos también reciben dietas y subsidios, pero éstos varían considerablemente. Por ejemplo, los parlamentarios de Hamburgo sólo ganan 2.641 euros más una cuota fija de 350 euros. Por el contrario, los diputados del parlamento estatal de Renania del Norte-Westfalia ganan 9.500 euros al mes y no reciben otro subsidio extra.

Pero, ahora, vamos con los altos mandos en la arena política alemana: Angela Merkel, Sigmar Gabriel, Frank-Walter Steinmeier y otros.

El mejor asalariado es el presidente federal, Frank-Walter Steinmeier, aunque en su cargo desempeña funciones más bien representativas en Alemania. Steinmeier recibe alrededor de 20.911 euros, Angela Merkel en cambio unos 18.820 euros.

Sigmar Gabriel löst Frank-Walter Steinmeier als Außenminister ab

El presidente federal Frank-Walter Steinmeier (derecha) junto al ministro de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel.

Los ministros federales no se quedan atrás con sus 15.000 euros al mes. La remuneración de estos altos cargos políticos se compone de un sueldo base y de otros costos adicionales. La cantidad del sueldo base está estipulada en el artículo 11 de la Ley ministerial federal para la remuneración de los funcionarios públicos.

Temas

A pesar de que en términos salariales está detrás del presidente federal, la canciller, Angela Merkel, es políticamente, de facto, la funcionaria más poderosa en Alemania. Allí surge la pregunta: ¿qué diferencias hay con otros jefes de Gobierno? Según el portal estadístico Statista, Merkel juega en el mediocampo superior.

Sólo unos pocos ganan mucho más que la canciller alemana, incluido el presidente estadounidense con un salario anual de 333.000 euros. Y -lejos de ser alcanzado por los demás- el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, que recibe casi 1,5 millones de euros al año.

Bundestag - Pkw-Maut

Los diputados del Bundestag reciben 9.542 euros al mes.

Crítica a dietas e ingresos adicionales

Los alemanes, sin embargo, no comparan los salarios de sus políticos con los de otros países, sino más bien hacen una comparación con sus propios salarios. De todos modos, la remuneración de los miembros del gabinete, pero también de los simples diputados, es muy superior a la media de los ingresos alemanes.

Los políticos reciben, una y otra vez, críticas por parte de la opinión pública. Vale la pena mencionar que la mayor parte de los salarios de los políticos en Alemania dista mucho de los ingresos de médicos, abogados, gerentes o incluso directores de bancos.

La controversia radica, aparte de en la cantidad, en el hecho de que los propios diputados decidan sus propias dietas, de acuerdo con un fallo de 1975 del Tribunal Constitucional Federal. Y lo que también causa incomodidad es que cada cuarto diputado del Bundestag gane, según un estudio de la Fundación alemana Otto Brenner, en un trabajo adicional bien pagado más de 10.000 euros anuales aparte de su dieta.

Autor: Ines Eisele (CT/VT)

Ver el video 17:32
Now live
17:32 minutos
Alemania decide | 21.09.2017

#Alemania decide - Cita con Angela Merkel