Trump aumenta la presión sobre China

En el conflicto comercial con Pekín, el presidente estadounidense ha anunciado un aumento de los aranceles del actual 10% al 25% a partir del viernes. La negociación del acuerdo comercial está durando demasiado para él.

"Otra vez nos vemos en medio de una guerra comercial", lamentaba este lunes (06.05.2019) por la mañana un operador bursátil. Con la valoración de Thomas Altmann, gestor de activos de QC Partners, parecen estar de acuerdo en las bolsas asiáticas: el índice de Shanghái, por ejemplo, cayó un 5,6% el lunes, la mayor pérdida en un solo día desde febrero de 2016. Y no es el único. El índice Shenzen perdió un 5,8%, el Hang Seng de Hong Kong un 2,9%. El Dax también abrió en Fráncfort a la baja.

Las negociaciones del nuevo acuerdo comercial van demasiado lento, escribió el presidente estadounidense, Donald Trump, en Twitter, para justificar los nuevos aranceles. China quiere seguir negociando, algo que él quiere evitar. Llevaba semanas elogiando los progresos en las conversaciones con Pekín. Este nuevo giro ha sido una sorpresa. La semana pasada se cerró una ronda de negociaciones en la capital china. Esta semana iba a tener lugar otra en Washington.

Ahora ya no está claro que vaya a celebrarse. China parece estar considerando detener las conversaciones tras el anuncio de nuevos aranceles. A mitad de semana debía acudir a Washington el viceprimer ministro y negociador jefe Liu He al frente de una delegación de un centenar de personas. Sin embargo, es "muy improbable" que acuda, escribió el mismo lunes el redactor jefe del periódico Global Times, editado por el gobernante Partido Comunista Chino.

"Muy improbable" nueva ronda de negociaciones

Oficialmente, desde Pekín dijeron que estaban trabajando para entender la situación, según explicó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. Mientras, el equipo negociador prepara su viaje para "ir a los Estados Unidos a fin de negociar". El portavoz no especificó si el jefe negociador Liu He irá también.

"Trump agarra el cañón de matar moscas a cañonazos", vino a decir Jeffrey Halley, analista de Oanda en Singapur, "justo cuando las únicas dos palabras en la mente de los inversores y agentes eran 'negociación comercial". Los precios del petróleo cayeron inmediatamente más de un 2% y el yuan, la moneda china, se depreció un 1% frente al dólar.

Infografik Strafzölle zwischen China und den USA ES

Hace diez meses, el presidente estadounidense había impuesto aranceles especiales del 10% a las importaciones de ciertos productos chinos que representan un volumen de 200.000 millones de dólares y señaló un posible aumento al 25%. El pasado mes de diciembre, sin embargo, ambas partes acordaron un alto el fuego temporal en su enfrentamiento comercial durante la cumbre del G-20 en Buenos Aires.

Para otras importaciones, que representan un volumen de 50.000 millones de dólares, el tipo impositivo en la aduana es ya del 25%. Importaciones por valor de cientos de miles de millones de dólares quedaban todavía libres de aranceles. Pero esto va a cambiar en el corto plazo, siguió diciendo Trump en Twitter. China compra menos mercancías a los Estados Unidos que a la inversa. Como resultado, los aranceles punitivos del lado chino son más limitados.

Mejor acceso al mercado, mejor protección

El desencadenante del conflicto comercial es la demanda del gobierno de Washington a Pekín para que permita un mayor acceso al mercado chino. Los Estados Unidos quieren  así reducir su déficit comercial, una mejor protección contra la piratería de productos y limitar la transferencia forzada de tecnología por parte de las empresas estadounidenses que operan en China. El conflicto ha estado afectando a la economía mundial durante meses.

"Para la economía alemana esto no es bueno en absoluto", comentó el director de la Federación Alemana de Cámaras de Comercio e Industria DIHK, Eric Schweitzer, al periódico Augsburger Allgemeine. Y auguró consecuencias si no hay un acuerdo. El presidente del renombrado Instituto Peterson de Investigación Económica de Washington, Adam Posen, criticó el último paso del presidente estadounidense: "la acción de Trump no logrará nada; no impulsará el crecimiento económico ni el empleo en Estados Unidos", dijo al periódico Die Welt. "En cambio, los hogares estadounidenses se verán virtualmente gravados con un nuevo impuesto".

Las empresas estadounidenses que importan de China trasladan los aranceles que pagan al precio que cobran al cliente final. Por ejemplo, los precios de las lavadoras aumentaron en Estados Unidos un 12% en un año, según una investigación realizada por el Congreso de estadounidense en febrero de 2019.

El fabricante estadounidense de tractores Deere cuenta con un incremento del costo de sus materias primas este año de 100 millones de dólares a causa de los aranceles, por lo que la empresa quiere reducir costos y elevar sus precios.

En cualquier caso, para el presupuesto de Estados Unidos los derechos de aduana son una fuente adicional de ingresos. El New York Times informó de que los ingresos en octubre de 2018 habían aumentado alrededor de un 40% hasta los 5.500 millones de dólares, mostrando que hay más equilibrios en juego que el de la balanza comercial.

(lg/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

America first! Ahora va en serio

Antes de convertirse en presidente, Donald Trump advirtió que nunca eludiría un conflicto siempre y cuando fuese a favor de los intereses de EE. UU. Después de un año, su lema es: lo prometido es deuda.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

Aranceles a la importación de acero y aluminio

Rodeado de trabajadores del acero, Trump dio a conocer al mundo la primera de sus medidas arancelarias el 8 de marzo de 2018. Impuso aranceles a la importación de aluminio y acero. China fue el país más afectado por dicha medida. La UE y otros socios comerciales obtuvieron entonces una prórroga.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

El conflicto comercial llega a Alemania

Entretanto, la exportación de acero de la UE, como estas láminas de acero de Salzgitter AG, se ve afectada por los aranceles estadounidenses. Las pérdidas para la industria alemana de exportación son, no obstante, razonables. Sin embargo, eso podría cambiar si Trump hace realidad su próxima amenaza: aplicar a las importaciones automotrices de la UE aranceles del 20 por ciento.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

Amenazas a los fabricantes de autos por Twitter

Desde el principio, Donald Trump usó Twitter para presentar su visión de las cosas, para amenazar y plantear ultimátums. Su proyecto central es la reorganización de las relaciones comerciales de EE. UU. con sus principales socios, China, la UE y los países miembros del NAFTA, Canadá y México. Casi todos los días, Trump envía tuits desde la Casa Blanca.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

Los fabricantes alemanes tienen mucho que perder

Coches nuevos de Mercedes-Benz esperando a ser embarcados en Bremerhaven. Cuando amenaza con imponer a un auto de la UE un arancel del 20 por ciento, el presidente de EE. UU. apunta principalmente a Daimler y a otros fabricantes de automóviles alemanes. Sus éxitos de ventas en los EE. UU. son, según Trump, el principal culpable del gigantesco déficit comercial de los Estados Unidos.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

Nuevo acuerdo con Canadá y México

Un nuevo acuerdo con Canadá y México estaba en la lista de tareas de Trump desde el principio. El objetivo del presidente de los Estados Unidos es, ante todo, lograr una mayor protección de las empresas estadounidenses y acabar con la reubicación de la producción, como la fabricación de automóviles en México, donde es más barata.

Un escarabajo de Volkswagen.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

México, víctima de la política comercial de EE.UU.

No solo los fabricantes de automóviles estadounidenses también están construyendo vehículos en México. Volkswagen y otros fabricantes de automóviles también han estado produciendo durante décadas en el país vecino de Estados Unidos. Por la presión de Trump, empresas como Ford han cancelado recientemente sus planes de abrir nuevas plantas de fabricación en México.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

También Canadá nota la política de Trump

Canadá también está experimentando los efectos de la política comercial de EE. UU. Además del acero y el aluminio canadienses, las importaciones de madera del país vecino del norte son particularmente criticadas por Trump. Sin embargo, los aranceles impuestos a la madera blanda canadiense en abril de 2017, han originado el aumento masivo de los precios de las viviendas en EE. UU.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

Pekín responde también con aranceles

Los aranceles impuestos como represalia por el gobierno chino afectan también a productos de la industria alimentaria estadounidense. Como resultado, los frutos secos, la fruta y la carne de EE. UU. se han vuelto considerablemente más caros, como se aprecia en un supermercado especializado en productos estadounidenses en Hong Kong.

Las amenazas comerciales de Donald Trump (julio de 2018)

Los todoterreno de EE. UU., también con aranceles

Si dependiese de la voluntad del gobierno de Pekín, los vehículos de los fabricantes de automóviles estadounidenses deberían costar una cuarta parte más en China. En cualquier caso, se aplicarán aranceles adicionales de importación del 25 por ciento en el futuro.

Síganos