Now live
84:39 minutos
19.09.2015

FRIEDLAND - Campo de tránsito - El documental

Residentes en Friedland

Familia Al Husary

Abdel Aziz Al Husary era panadero en Damasco y vivía apaciblemente con su familia hasta que la guerra comenzó en Siria y destruyó toda su existencia. Huyó a Líbano con su mujer Wafaa y tres de sus hijos, y llegó a Alemania a través de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Residentes en Friedland

Familia Adam

Jebrail y Carolin Adam, asirios cristianos, también llegaron con sus hijos a Friedland a través de un programa humanitario de acogida. Apenas reciben noticias sobre la situación en su país y viven preocupados por sus padres, que aún siguen viviendo en Siria.

Residentes en Friedland

Familia Al Habbal

Kinaaz Al Habbal procede de Daraya, cerca de Damasco, y llegó a Friedland con su hija Alaa y su hijo Ahmad. El barrio donde vivían fue destruido por completo. Su mayor preocupación y su mayor deseo es que puedan venir también sus demás hijos, que permanecen en Líbano y Jordania.

Residentes en Friedland

Annelie Keil tenía ocho años cuando llegó a Friedland en 1947

Durante su huida de Polonia, el ejército ruso la tomó a ella y a su madre como prisioneras y vivieron experiencias amargas. Entiende perfectamente, porque ella misma lo vivió, lo importante que es un lugar como Friedland para personas que huyen, aunque sólo sea para tomarse un respiro sabiéndose a salvo. Hoy es profesora jubilada entre ellos un comedor para refugiados y solicitantes de asilo.

Residentes en Friedland

Detmar Heller

es actualmente empresario en Hesse. En 1947, a los 18 años, llegó a Friedland en estado de inanición, tras haber sido prisionero de los rusos. Recuerda bien su llegada al abarrotado centro. Todo le parecía un sueño. Por fin había personas que se ocupaban de él, atención médica y algo de comer.

Residentes en Friedland

Edelgard Grothey

huyó de Prusia Oriental con su abuela siendo una niña y permaneció varios años en Friedland esperando a su padre, que jamás regresó. Cada vez que llegaba un tren de repatriados de Rusia a la estación, pedaleaba a toda velocidad con un ramo de flores, por si esa vez estaba entre los recién llegados.

Residentes en Friedland

Sohym Abdulkarem

huyó del infierno del campamento de refugiados palestinos de Yarmouk (Siria) con la ayuda de un traficante de personas. La travesía por el Mar Mediterráneo en un barco hinchable finalizó en una cárcel de la isla de Malta. Cuando recuerda aquellos meses horribles, se le saltan las lágrimas.

Residentes en Friedland

Shazad Ahmad Ghuman

de Pakistán, también llegó a Alemania a través de traficantes de personas. En su huida por Turquía y Grecia vivió situaciones dramáticas en las que se vio obligado a abandonar a amigos moribundos.

Residentes en Friedland

S.

A los 15 años S. fue obligada a casarse con un hombre mucho mayor que ella en Afganistán. Es feliz de haber hallado en Friedland un lugar para refugiarse junto con sus dos hijas pequeñas.

Residentes en Friedland

Martin Steinberg

El pastor del centro, Martin Steinberg, conoce infinidad de historias terribles de refugiados que le piden consejo y ayuda. Los servicios religiosos en la pequeña capilla de Friedland se celebran en alemán y en árabe.

Residentes en Friedland

Johanna Heil

Johanna Heil trabaja en Friedland como asesora de Caritas. Su actitud comprensiva y sus conocimientos del idioma árabe la convierten en un gran apoyo para muchos refugiados.

Residentes en Friedland

Swetlana Aoul

La educadora Swetlana Aoul creció en una comunidad germanohablante en Siberia. Cuando llegó a Alemania con su familia, todo le parecía extraño. Pero en Friedland conoció al que hoy es su esposo. Está contenta de trabajar en el centro infantil del centro y poder ayudar a adaptarse a los pequeños recién llegados.

Residentes en Friedland

R. de Eritrea

La joven eritrea de 19 años R. ha vivido momentos terribles durante su huida a través de Libia y el mar Mediterráneo. Está embarazada y en Friedland espera poder encontrar un futuro mejor en Alemania. Le cuenta su historia a una de las colaboradoras de Friedland.

Horarios de emisión

Capítulo 1:

DW (Latinoamérica)


SA 12.09.2015 – 21:15 UTC
DO 13.09.2015 – 02:15 UTC
DO 13.09.2015 – 10:15 UTC
LU 14.09.2015 – 13:15 UTC
MI 16.09.2015 – 17:15 UTC
LU 21.09.2015 – 05:15 UTC
LU 21.09.2015 – 19:15 UTC
SA 26.09.2015 – 07:15 UTC
DO 27.09.2015 – 16:15 UTC

Caracas UTC -4,5 | La Paz UTC -4 | Buenos Aires UTC -3

Capítulo 2:

DW (Latinoamérica)


SA 19.09.2015 – 21:15 UTC
DO 20.09.2015 – 02:15 UTC
DO 20.09.2015 – 10:15 UTC
LU 21.09.2015 – 13:15 UTC
MI 23.09.2015 – 17:15 UTC
LU 28.09.2015 – 05:15 UTC
LU 28.09.2015 – 19:15 UTC
SA 03.10.2015 – 07:15 UTC
DO 04.10.2015 – 16:15 UTC

Caracas UTC -4,5 | La Paz UTC -4 | Buenos Aires UTC -3

FRIEDLAND

Para muchos de los que logran llegar a Alemania, el centro de acogida de Friedland (Baja Sajonia) marca el inicio de una nueva vida o, al menos, una tregua en su periplo como refugiados. El idílico lugar ha acogido varias olas de refugiados en diferentes contextos. La administración militar británica lo abrió en septiembre de 1945 y sirvió al principio de primera escala para millones de expatriados alemanes y retornados. Hoy Friedland es un centro de acogida para refugiados y solicitantes de asilo. Frauke Sandig ha acompañado a personas procedentes de Siria, Eritrea, Afganistán y Pakistán durante su estancia en el centro y ha hablado con alemanes que llegaron en los primeros años de Friedland. Todos tienen terribles experiencias que contar. ¿En qué se diferencian y en qué se asemejan los sentimientos, las vivencias y las esperanzas de estas personas en un lugar donde se cruzan tantas historias de huida y sufrimiento?

Now live
01:36 minutos
Historia | 25.08.2015

Friedland ayer y hoy

Now live
03:12 minutos
Historia | 25.08.2015

Annelie Keil

Now live
02:34 minutos
Historia | 25.08.2015

El pastor Martin Steinberg

Síganos

Albanian Shqip

Amharic አማርኛ

Arabic العربية

Bengali বাংলা

Bosnian B/H/S

Bulgarian Български

Chinese (Simplified) 简

Chinese (Traditional) 繁

Croatian Hrvatski

Dari دری

English English

French Français

German Deutsch

Greek Ελληνικά

Hausa Hausa

Hindi हिन्दी

Indonesian Indonesia

Kiswahili Kiswahili

Macedonian Македонски

Pashto پښتو

Persian فارسی

Polish Polski

Portuguese Português para África

Portuguese Português do Brasil

Romanian Română

Russian Русский

Serbian Српски/Srpski

Spanish Español

Turkish Türkçe

Ukrainian Українська

Urdu اردو