UE-América Latina: el eco birregional de las sanciones a Venezuela

La crisis venezolana hizo que se dejara en suspenso la cumbre entre la UE y la CELAC. A raíz de las sanciones que la UE impuso a Venezuela, DW recogió opiniones en la Asamblea Eurolat, con presencia de Dilma Rousseff.

"Lamento profundamente que lo hayan hecho", respondió en rueda de prensa la expresidenta de Brasil, hablando de las sanciones de la UE recién impuestas a Venezuela. "Las relaciones UE-América Latina siempre han sido complicadas, y siempre ha sido necesario que ambos lados cedan. No veo cómo van a salir bien las cosas si se comienzan a imponer sanciones", puntualizó. 

Dilma Rousseff estaba invitada a un encuentro de la Asamblea Euro-Latinoamericana (Eurolat), donde precisamente se trataba de ver cuándo podía celebrarse la Cumbre UE-CELAC. La inestabilidad política en la región y sobre todo la convulsa situación en Venezuela, hicieron que, a petición sobre todo de 11 países latinoamericanos apoyados por fuerzas políticas europeas, se pospusieran tanto el encuentro como el posible acuerdo que saliera de él. 

Más información:

-¿Implosión de Venezuela?: “Urge cumbre humanitaria de Grupo de Lima”

-El destino del oro venezolano

¿Sería posible una cumbre UE-CELAC con un gobierno de Nicolás Maduro a quien los europeos han impuesto un embargo de armas? "Creo que no. ¿Cómo es posible una cumbre de Estados soberanos democráticos con un presidente de un Estado que no es democrático?", responde a DW Inácio Faría, eurodiputado portugués del grupo conservador, mayoritario en la Eurocámara.

Más sanciones

En su opinión, las medidas restrictivas que aprobó por ahora el Consejo no van lo suficientemente lejos: "Mi grupo quería sanciones individualizadas para los dirigentes políticos, para quien ha estado detrás de las masacres. ¿El objetivo? Lograr que el señor Maduro entienda que éste no es el camino".

"Después de tres años de haber pedido sanciones selectivas contra el régimen de Maduro, la Unión Europea por fin ha tomado hoy una postura firme acerca de  las graves violaciones en Venezuela. Pero tenemos que hacer más. Mientras que un embargo de armas y la prohibición de exportar equipos que se puedan utilizar para la represión son un buen primer paso, seamos claros, esto por sí solo no cambiará las acciones del régimen de Maduro", opina por su parte la eurodiputada checa Dita Charanzová, en un comunicado del bloque liberal.

Presión sin sanciones

Encuentro de la Asamblea Euro-Latinoamericana (Eurolat) en Estrasburgo.

"Si es verdad que hay comercio de armas entre la UE y Venezuela, el embargo de armas puede ser una solución razonable. Pero sanciones que vayan más allá de eso me parecen algo que puede perjudicar más que solucionar el problema, afectan más al pueblo que a sus dirigentes", dice a DW por su parte el eurodiputado portugués Francisco Assis, del bloque socialdemócrata.

"Creo que sí hay que continuar presionando a Venezuela", agrega viendo luces de esperanza de cambio en la convocatoria a elecciones y en la posibilidad de adelantar los comicios presidenciales. "Si eso fuese cumplido no habría razones para la aplicación de las sanciones. Y se podrá superar este problema de Venezuela que ha perturbado toda la relación entre la UE y América Latina", sigue Assis. 

Efectos negativos

"Claro que esta situación y las sanciones contra Venezuela van a tener un impacto en las relaciones birregionales", dice Faría, "es lo que esperamos los europeos, porque la continuación de las cosas como están es algo impracticable".

En su opinión, que la expresidenta Rousseff no vea con buenos ojos las medidas restrictivas contra Caracas es sólo ser coherente con la política que Brasil tuvo bajo su mandato.

Imponiendo sanciones a Venezuela, "en lugar de fomentar el diálogo y tratar de aportar calma y tranquilidad, la Unión Europea está apostando por la confrontación y un aumento de la tensión", comenta en un comunicado la eurodiputada española Marina Albiol, del bloque de la izquierda. 

"Sea con la introducción de sanciones o con la aprobación de más resoluciones agresivas, la UE lo que logra es exacerbar las divisiones existentes", comenta a DW Molly Scott Catto, eurodiputada británica del bloque de Los Verdes. "Me preocupa mucho que, con nuestras políticas, ayudemos a impulsar una guerra civil en Venezuela. Eso no puede ser el interés de nadie", subraya.

Así las cosas, en un momento crucial para las relaciones entre el bloque europeo y América Latina, la crisis venezolana no acorta las distancias. "No entiendo la lógica política ni económica detrás de eso; no veo que sea una buena política si de integrar a las dos regiones se trata", concluye Rousseff.

Autora: Mirra Banchón (VT)

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

Carreras de caballos

Apostar a las carreras de caballos es una de las alternativas preferidas por los venezolanos para intentar hacer dinero fácil y rápido. En esta foto tomada en el Hipódromo La Rinconada, en Caracas, los jinetes compiten con un barrio de fondo. Los barrios son la versión venezolana de las favelas brasileñas. Ahí, cientos de miles de personas viven en condiciones muy precarias

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

Sin perderse un detalle

El Hipódromo de La Rinconada es especialmente visitado los fines de semana, cuando se disputan las carreras. Vale la pena llevar binoculares para seguir el caballo al que se le apostó quizás los últimos bolívares de la quincena. La tensión aumenta y la algarabía no se hace esperar.

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

La voz del fanático

Las carreras de caballos son especialmente populares entre los hombres, quienes aúpan a su favorito con gritos, frases y una combinación de chasquidos de los dedos con repetidos besos al aire. Pocos se quedan callados mientras su dinero cabalga en un pura sangre.

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

La gaceta es la biblia

La gaceta y un bolígrafo son las armas principales de los apostadores de caballos en Venezuela. La gaceta, una revista llena de estadísticas y el programa de las carreras, es una especie de biblia hípica. El hipódromo le da también la bienvenida a niños, quienes en poco tiempo aprenden el arte de "ligar" caballos, como se le dice en Venezuela a invocar la victoria.

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

Comiendo "a la carrera"

Un corredor de apuestas come su almuerzo en el Hipódromo La Rinconada rodeado de dinero, cerveza y formularios de apuesta. No hay tiempo para descuidar el trabajo y mucho menos la posibilidad de hacer dinero. Las pilas de billetes en la mesa son una muestra de la alta inflación en el país, la cual, según el Fondo Monetario Internacional, será de más de 650% en 2017 y más de 2.300 % en 2018.

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

El hipódromo en casa

No hace falta ir hasta el Hipódromo La Rinconada cuando se pueden ver las carreras en la televisión desde la comodidad del barrio. Tampoco hace falta quedarse callado. Los gritos de apoyo al caballo escogido inundan la habitación, ¿y podrían quizás llegar hasta el hipódromo?

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

Contar billetes para contar con suerte

Un hombre apila bolívares sobre una gaceta hípica a las afueras de Caracas. El dinero irá al caballo que probablemente le dará una gran alegría, aunque sea momentánea.

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

Apuesta ganada

Eduardo Liendo, de 63 años, y quien vive en un auto chatarra, cuenta con paciencia el dinero que ganó en "los animalitos", un juego de azar que se ha vuelto muy popular en Venezuela como escape de la crisis económica.

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

La fiebre de "los animalitos"

La gente hace fila en un barrio en las afueras de Caracas para apostar a "los animalitos". El juego consiste en acertar uno o varios de los 38 animales disponibles en un afiche, cada uno con número. Algunas de las opciones son la ballena, el toro y el alacrán. Son ocho sorteos diarios y por cada 100 bolívares apostados se ganan 3.000.

El boom de los juegos de azar en Venezuela: una salida a la crisis

La salvación de "los animalitos"

Los venezolanos han sido tradicionalmente grandes apostadores, desde carreras de caballos hasta juegos de lotería. Pero "los animalitos" se ha convertido en una fiebre sin precedentes para obtener efectivo, incluso niños apuestan a diario. No es sorpresa que el juego se haya convertido en una de las alternativas predilectas para hacer frente a la crisis, en particular a la escasez de comida.

Contenido relacionado

América Latina | 29.04.2019

"América Latina está fracturada"

Síganos