AMLO baja tensión por incidente fronterizo con Estados Unidos

El presidente de México dijo que no va a caer en provocaciones. Poco después, la cancillería mexicana aclaró el episodio, ocurrido el 13 de abril.

El malestar de Donald Trump, quien denunció que soldados mexicanos desarmaron a tropas estadounidenses en la frontera, obtuvo una rápida respuesta por parte de su par en el DF, Andrés López Obrador. El presidente de México dijo que no va a caer en "ninguna provocación” y aseguró que el incidente va a ser investigado por las autoridades. "Vamos a tomar en cuenta lo que él está señalando y se va a actuar de conformidad con la ley en el marco de nuestra soberanía”, dijo.

"Lo más importante es decirle que no vamos a pelearnos con el Gobierno de Estados Unidos", apuntó el mandatario mexicano al ser cuestionado en su rueda de prensa matutina sobre la nueva amenaza de cierre de la frontera hecha por Trump. AMLO reiteró su intención de mantener una "relación respetuosa y de amistad” con su vecino del norte.

Poco más tarde, la cancillería mexicana reconoció el incidente, al que calificó de "habitual” en la zona, recalcando que las autoridades tuvieron contacto "directo y oportuno” al respecto. "Este tipo de incidentes es común, toda vez que se trata de una verificación de patrullaje ordinario, sin consecuencias para ambos gobiernos, quienes mantienen comunicación permanente y fluida”, dijo la institución.

Cancillería de México aclara todo

En un tuit divulgado este miércoles, Trump afirmó que "recientemente” soldados mexicanos desarmaron a elementos de la Guardia Nacional de su país en lo que, según él, sería una táctica de desviación para traficantes de droga en la frontera. Luego advirtió que "¡Más vale que no vuelva a ocurrir! Ahora estamos enviando SOLDADOS ARMADOS a la frontera”. La cancillería mexicana explicó que el hecho ocurrió el 13 de abril.

México detalló que un grupo de militares se encontró con dos soldados estadounidenses que realizaban operaciones en un vehículo sin identificación. El hecho ocurrió "dentro del territorio de los EE.UU., en una zona en la que los límites de la frontera no resultan claros por su geografía”, pero "tras la investigación correspondiente, se determinó que el vehículo de los militares de ese país se colocara al norte de la valla fronteriza para evitar confusiones”.

DZC (EFE, AFP)

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

El río grande y salvaje

Migrantes de América Latina, el Caribe, África y Asia buscan cruzar la frontera hacia Estados Unidos. Muchos lo intentan por vía fluvial. Los mexicanos lo llaman Río Bravo, los estadounidenses Río Grande. Un río difícil de cruzar. José Martínez, de Honduras, y su hijo Ariel, de dos años, esperan ser rescatados por los guardias fronterizos de Estados Unidos.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

Cruzar, ¿pero cómo?

Unos 1.700 inmigrantes que partieron en la caravana de Honduras semanas o meses atrás llegaron a la frontera durante la primera semana de febrero de 2019. Quieren ir de Piedras Negras, en México, a Eagle Pass, en Texas, Estados Unidos. Tres puentes grandes conectan las dos ciudades, pero para los refugiados sin visa, solo queda el peligroso camino a través del río.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

A veces hay que desistir

Estos migrantes tuvieron que rendirse antes de llegar a la costa deseada de Estados Unidos. El Grupo Beta, una organización mexicana socorre a los refugiados, los ayuda a regresar al lado mexicano, cerca de Piedras Negras.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

Cuando la muerte trunca los sueños

Algunas personas que no logran cruzar el río no regresan para ponerse a salvo en la rivera mexicana. La Patrulla y la Policía Fronterizas se acercan a un hombre que se ahogó en el Río Bravo.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

Los guardias también salvan vidas

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos también rescata a refugiados, a veces a familias enteras que buscan traspasar la frontera fluvial. Estas son las personas que Donald Trump dice que llevarían a Estados Unidos una presunta "invasión" de drogas, traficantes de personas y bandas criminales.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

Etapa conquistada

Este hombre logró cruzar el río y sube por la orilla en el lado estadounidense, en donde el Río Bravo se convierte en Río Grande. Guardias de Estados Unidos a caballo observan la acción para luego detener a los migrantes, tan pronto como hayan escalado la ladera.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

Detenidos en México

También en México los migrantes son arrestados: este joven es detenido en Piedras Negras, luego de un intento fallido de escapar a EE.UU. Aunque la cantidad de inmigrantes ilegales ha disminuido durante los últimos años: en 2000, 1.6 millones de personas fueron arrestadas en la frontera. En 2018, según la Guardia de Fronteras de Estados Unidos, los migrantes arrestados fueron 400,000.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

Meros espectadores

Sobre el Río Bravo hay tres puentes y ninguno está destinado a los refugiados. Ellos solo tienen acceso al mirador. Allí pueden pensar sobre cómo cruzar el río o cómo continuar su migración. En la baranda pueden soñar en un futuro en Estados Unidos. Un sueño que para la mayoría no se hace realidad.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

Ley y orden en México

Las fuerzas de seguridad mexicanas de Piedras Negras custodian un campamento que acoge a aproximadamente 1.700 migrantes que quieren solicitar asilo en Estados Unidos. La espera es larga: el Departamento de Inmigración de EE. UU. solo tramita unas 20 solicitudes por día.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

Todo en vano

Se frustró el plan: solicitud rechazada. Estos solicitantes de asilo abandonan el paso de El Chaparral, en la frontera Tijuana-San Diego. Si bien el número de entradas fronterizas ilegales ha disminuido masivamente durante los últimos años, el número de solicitudes de asilo oficiales está aumentando: de 56.000 en 2017 a pasado a alrededor de 93.000, un año después.

Frontera México - EE. UU.: un estado de emergencia diferente

¿Emergencia? ¿Qué estado de emergencia?

Las personas que hacen fila aquí en El Paso, Texas, aplauden los planes de Trump de construir un muro fronterizo. Un actor del canal de televisión "Daily Show" de Comedy Central sostiene su versión de una “cultura amable” disfrazada de muro.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Síganos