Brasil ordena a Facebook retirar noticias falsas sobre concejala asesinada

Un tribunal brasileño ordenó a la red social Facebook retirar en un plazo de 24 horas "noticias falsas" vinculadas con el caso de la asesinada política Marielle Franco.

Un juez brasileño ordenó a Facebook retirar, en un plazo de 24 horas, todas las publicaciones "con informaciones falsas" sobre Marielle Franco, la concejala asesinada a tiros hace dos semanas en el centro de Río de Janeiro, informaron hoy (28.03.2018) fuentes oficiales.

Derechos humanos | 24.03.2018

El juez Jorge Novelle, de una corte del estado de Río de Janeiro, exigió además a Facebook que "utilice todas las herramientas disponibles para impedir la publicación de nuevos posts ofensivos" sobre Franco, según un comunicado publicado por la Justicia de Río. "El juez Jorge Novelle destacó que Facebook tiene recursos para retirar los posts que ofenden la honra de Marielle Franco", señaló el texto. La corte no especificó cuál es la pena fijada en caso de incumplimiento.

Críticas a la intervención militar en Río

Franco, quien denunciaba los abusos policiales y criticó duramente la intervención militar en el área de seguridad de Río, fue asesinada a balazos el pasado día 14, cuando circulaba en un vehículo por una calle del centro de la ciudad carioca tras haber participado en un acto político.

El suceso conmocionó a todo Brasil y fue condenado por diversos organismos internacionales, entre ellos, por un grupo de relatores de derechos humanos de Naciones Unidas que tildaron el asesinato de "muy alarmante".

El dictamen del magistrado Counago Novelle, que también solicitó a Facebook información sobre los perfiles que "patrocinan" esos artículos", respondió a una acción interpuesta por la hermana y la viuda de Franco.

La semana pasada, la Justicia de Río ya ordenó a Google, en otra decisión, retirar del aire 16 videos de la plataforma YouTube, que también contenían ofensas contra Franco.

FEW (EFE, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  


Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Ocupar y jugar

Isabelle juega en un antiguo almacén en la famosa Rua da Lapa, en el centro de Río de Janeiro. Sus abuelos ocuparon la construcción hace más de treinta años. Con el tiempo construyeron muros, habitaciones y un bar, instalándose definitivamente en el lugar.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Decadencia colonial

En su mayoría, las viejas casas de estilo colonial que se erigieron en el siglo XIX fueron abandonadas. Muchas de ellas, cuando sus dueños portugueses murieron y no dejaron descendencia. Cada vez más pobres se van a vivir a ellas, mientras que los ricos de Río de Janeiro prefieren los nuevos edificios de apartamentos.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Hay que usar cada espacio

Muy a menudo las casas son subdivididas en pequeños compartimentos para acomodar en ellos a la mayor cantidad de personas posible. Este edificio destartalado cerca de la estación de metro Gloria es el hogar de unas 30 personas, que viven en 18 habitaciones que comparten una sola cocina.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Buscando un lugar tranquilo

Como consecuencia del aumento de los precios y la prolongada crisis económica que afecta a Brasil, en los últimos años la cantidad de personas sin hogar se ha triplicado en Río de Janeiro. En las noches, buscan un lugar tranquilo donde poder dormir, como vemos acá en Rua da Lapa.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Okupas organizados

A veces el acto de tomar u "okupar" un edificio se realiza de forma preparada y organizada, bajo el mando de instituciones sociales como Mariana Crioula, en la zona del puerto. Por más de siete años han estado presionando al gobierno para que construya departamentos para los menos favorecidos.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Esperando aprobación

Los 70 miembros de esta iniciativa pagan una contribución y esperan, algún día, obtener una casa propia. Cada dos semanas llevan a cabo reuniones. Sus propuestas, incluidos los esquemas realizados por arquitectos, han sido ya aprobadas por las autoridades, pero el paso final de liberar los fondos para que comience la construcción se está demorando.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Partir de cero

Quilombo da Gamboa es otro proyecto social que intenta el mismo proceso. Sin embargo, vivir aquí es estresante. "Hace unas pocas semanas hubo un incendio que destruyó parte del lugar. Vinieron los bomberos e intentaron sacarnos de acá a la fuerza. Como okupa, puedes perder tu casa en cosa de minutos", dijo Roberto a DW.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Peligro a la vuelta de la esquina

Roberto enumera los peligros de "okupar" un lugar. "Durante una ocupación anterior, la gente me convirtió en líder de facto. Pero la cohesión social se derrumbó cuando llegaron los traficantes de drogas y se hicieron cargo de todo", cuenta. Tras ser atacado con un arma, Roberto tuvo que escapar y empezar todo de nuevo con el Proyecto Quilombo da Gamboa.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Mala reputación

En Brasil, muchos proyectos sociales tienen mala reputación y son vistos por parte de la ciudadanía como organizaciones criminales, por estar relacionadas con gente pobre, ocupantes ilegales de casas, pandillas violentas y narcotraficantes.

Okupas en Río: así reclaman sus derechos los pobres

Siempre atentos

Todos quienes se involucran con estas iniciativas concuerdan en que la vía al éxito está cimentada sobre la base de una estructura fuerte y efectiva. Una de las reglas es monitorear las 24 horas del día quién entra y sale de las casas. Creozlita Silva aparece acá en su turno de puerta en Manuel Congo, donde se construyeron apartamentos después de que los "okupas" tomaran el terreno.

Síganos