Cada 113 personas, un refugiado

Nunca hubo tantas personas en busca de refugio como en 2015, muestra el nuevo informe del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). DW resume 10 importantes preguntas y respuestas sobre el tema.

¿Cuántos refugiados hay en todo el mundo?

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) estima que la cifra ascendió a 65,3 millones de personas en 2015, en todo el mundo. De ellas, 21,3 millones buscaron refugio en el extranjero (la mayoría de ellos en un país vecino). Estadísticamente, el mundo cuenta hoy con un refugiado (solicitante de asilo, desplazado o desplazado interno) cada 113 personas. Muchos llevan años viviendo en campos de refugiados.

¿Cuántas personas huyeron en 2015?

Casi 12,5 millones de personas huyeron de la violencia en 2015. El promedio: 24 personas por minuto. Cada tercer refugiado buscó asilo en el extranjero. Nuevos conflictos como el de Siria empeoraron esta crisis, en la que viejos conflictos como el de Afganistán y Somalia siguieron su curso de décadas, obligando a las personas a huir.

Infografik Wo Flüchtlinge Asyl fanden (Ende 2015) Spanisch

¿De qué países proviene la mayoría de los refugiados?

Más de la mitad de los refugiados de todo el mundo proviene apenas de tres países: Siria, Afganistán y Somalia. A ellos se suman 5,2 millones de refugiados palestinos, asistidos por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA). La gran cifra de conflictos en todo el mundo deja pocas esperanzas de que esta situación internacional pueda mejorar. Apenas 200.000 refugiados pudieron regresar a sus países en 2015.

¿Qué países acogen a más refugiados?

Los medios de comunicación han centrado su atención en los más de un millón de refugiados de África y Oriente Próximo que huyeron a Europa el pasado año, a través del Mediterráneo. Sin embargo, la mayoría de los refugiados huye, en primer lugar, a un país vecino. Turquía es el mayor país de acogida, seguido de Pakistán, Líbano e Irán. El 86 por ciento de los refugiados busca protección en países del sur global. Así, por ejemplo, en África, Etiopía, Kenia, Uganda, la República Democrática del Congo y Chad han acogido a millones de refugiados de países vecinos.

¿Por qué huyen las personas de sus países?

La principal causa de estos desplazamientos son los conflictos armados, guerras y guerras civiles. A esto se suma la persecución de minorías étnicas –como los rohinyás de Myanmar (Birmania)−, así como la persecución por motivos políticos, religiosos o de orientación sexual. Cada vez más, el crimen organizado y sus bandas criminales obligan también a los afectados a huir. Casi 110.000 personas huyeron por este motivo, en 2015, de El Salvador, Guatemala y Honduras, para buscar asilo en México y Estados Unidos.

¿Qué es un refugiado interno?

Unos dos tercios de los refugiados son considerados refugiados internos, que buscan un asentamiento seguro dentro de sus propios países. Sus principales razones para huir las marcan conflictos armados que se extienden por años en sus regiones de procedencia. La ACNUR registró en 2015 a casi 41 millones de refugiados internos, necesitados de asistencia. En Yemen, 2,5 personas se convirtieron en refugiados internos durante el pasado año. Esto es: cada décimo habitante. En Colombia, 6.9 millones se encuentran desplazados en su propio país. En Sudán del Sur, son 1,8 millones. En relación con el actual conflicto fronterizo en el Este de Ucrania, según datos del Gobierno ucraniano, 1,6 millones de personas se han visto, también, desplazadas.

La brutalidad de las mafias de la droga desplaza a cientos de miles de centroamericanos.

¿Cuántos refugiados son menores de edad?

El 51 por ciento de los refugiados de todo el mundo en 2015 contaba menos de 18 años de edad. De acuerdo con la Convención de Naciones Unidas para los Derechos del Niño y las directivas de la ACNUR para la infancia, los refugiados menores de edad deben disfrutar de una especial protección. Unos 100.000 niños y jóvenes viajan solos o se han visto separados de sus padres durante su huida. En Alemania, por ejemplo, la oficina de ayuda a la juventud es responsable de los menores no acompañados, a los que debe ofrecer un tutor legal.

¿Quién puede pedir asilo?

El derecho de asilo fue definido por la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados. De acuerdo con ella, toda persona que se vea perseguida por las instituciones estatales de país, a causa de su religión, sus ideas políticas, su procedencia social o étnica, puede solicitar asilo en otro país. En Alemania, a los perseguidos políticos los protege la Constitución, que les garantiza el derecho al asilo. Personas que huyen de la guerra o la violencia, sin embargo, no tienen las mismas prerrogativas. No obstante, pueden obtener una protección subsidiaria por razones humanitarias, gracias a la cual se les puede otorgar el estatus de refugiados.

La mayoría de los refugiados son menores de edad.

¿Cuántas personas son consideradas apátridas?

Oficialmente, 3,7 millones de personas se hallan registrados como apátridas en 78 países. La ACNUR estima, sin embargo, que unos 10 millones de personas carecen en todo el mundo de una nacionalidad reconocida y, por tanto, de documentos de identidad válidos. Ningún país garantiza los derechos civiles de los apátridas, que carecen además de derechos garantizados al acceso a la educación, los servicios de salud u otros servicios públicos. La ACNUR quiere eliminar la apatridia para el 2024.

¿Cuál es la misión de la ACNUR?

La ACNUR, presente en más de 120 países y con sede en Ginebra, es la agencia de Naciones Unidas encargada de proteger a los refugiados en todo el mundo. La agencia, dirigida desde 2016 por el italiano Filippo Grandi, debe asegurarse de que se respeten los derechos humanos de todos los refugiados y se cumplan acuerdos internacionales como la Convención de Ginebra.

El año de los refugiados

Grecia: una puerta hacia la UE

Estos jóvenes procedentes de Siria superaron una peligrosa etapa de su viaje. Llegaron a Grecia y, por ende, a la Unión Europea. Pero con ello no alcanzaron todavía su meta. Quieren seguir rumbo al norte, hacia otros países de la UE. La mayor parte huyó en 2015 a Alemania y Suecia.

El año de los refugiados

Peligro en el Mediterráneo

El camino que han recorrido encierra peligros mortales. Reiteradamente zozobraron embarcaciones no aptas para la travesía. Estos niños sirios y su padre tuvieron suerte. Fueron rescatados en el Mediterráneo por pescadores griegos de la isla Lesbos.

El año de los refugiados

La imagen que conmovió al mundo

Aylan Kurdi, de tres años de edad, no sobrevivió. A comienzos de septiembre se ahogó con su hermano y su madre en el Egeo, cuando intentaban llegar a la isla de Kos. La foto de este niño sirio muerto dio la vuelta al mundo, conmoviendo a miles de personas.

El año de los refugiados

Contrastes a la vista

Kos, a menos de cinco kilómetros de Turquía, es la meta de muchos refugiados. Llegan a las playas donde solo solía haber turistas. Este grupo de refugiados paquistaníes logró arribar con un bote inflable.

El año de los refugiados

Caos total

Muchos refugiados quedan varados en Kos, porque solo pueden continuar viaje a tierra continental tras haberse registrado. En el verano, la tensión escaló cuando las autoridades hicieron esperar a los refugiados en un estadio para hacer ese trámite, a pleno sol y sin agua.

El año de los refugiados

Un transbordador para refugiados

Debido a la insostenible situación imperante en la isla se produjeron disturbios. Para reducir la tensión, las autoridades griegas arrendaron un barco en el que se habilitaron posibilidades de alojamiento para 2.500 refugiados y una oficina de registro.

El año de los refugiados

El dilema de Europa

Por la misma época, más al norte, en la frontera greco-macedonia, policías fronterizos impiden el paso a la gente. En el tumulto hay niños que lloran, separados de sus padres. "Pura desesperación" se llama la foto tomada por Georgi Licovski. La Unicef la distinguió como la foto del año, ya que plasma "el dilema de Europa y su responsabilidad".

El año de los refugiados

Un símbolo negativo

A fines del verano, Budapest se convirtió en un símbolo del fracaso de las autoridades y de la xenofobia. Miles de refugiados acampaban en los alrededores de una estación ferroviaria de capital húngara. El gobierno les prohibió continuar su viaje. En consecuencia, muchos siguieron su camino a pie, rumbo a Alemania.

El año de los refugiados

Se abre el paso

El 5 de septiembre se despejó el camino para los refugiados. La canciller alemana, Angela Merkel, tomó con su par austríaco, Werner Feymann, la decisión de permitir a la gente continuar el viaje. Varios trenes especiales y buses se dirigieron por esos días a Viena y Múnich.

El año de los refugiados

Bienvenidos, refugiados

El primer fin de semana llegaron a Múnich cerca de 20.000 refugiados. En la estación central de la ciudad se reunieron innumerables voluntarios para atender a los refugiados y proporcionarles alimentos y vestimenta.

El año de los refugiados

"Lo lograremos"

Mientras Merkel era aclamada por los refugiados y los partidarios de darles asilo, en otros sectores de Alemania surgía el descontento. En una conferencia de prensa, Merkel respondió a las críticas con estas palabras: "Si tenemos que disculparnos por mostrar un rostro gentil en una situación de emergencia, este no es mi país". Otra frase se convirtió en su mantra: "Lo lograremos".

El año de los refugiados

Historias en el equipaje

A fines de septiembre, la policía publicó una imagen conmovedora. Una niña refugiada hizo este dibujo y se lo regaló a un policía de Passau. Muestra el horror que vivieron muchos refugiados y su gran alegría de estar por fin a salvo.

El año de los refugiados

El drama continúa

A fines de octubre habían llegado a Alemania más de 750.000 refugiados. Pero el flujo no cesaba. Los países de la denominada "ruta de los Balcanes" se veían superados y cerraron sus fronteras. Solo se siguió permitiendo el paso a sirios, afganos e iraquíes. Como una forma de protesta, algunos refugiados de otros países se cosieron los labios.

El año de los refugiados

Sin final a la vista

"¡Ayúdanos, Alemania!", dicen los carteles de los manifestantes en la frontera con Macedonia. En Europa se acerca el invierno y miles de personas, incluyendo niños, se encuentran atrapadas en tierra de nadie. Entretanto, incluso Suecia, considerado un país abierto a los refugiados, estableció transitoriamente controles fronterizos. La UE cuenta para 2016 con otros tres millones de refugiados.

Síganos