Chile responde a Bolivia: “No cederemos territorio”

Los políticos chilenos acusan a Morales de usar este nuevo conflicto para ocultar su derrota en el referendo del 21 de febrero de este año.

La respuesta del canciller chileno, Heraldo Muñoz, a la demanda que presentará Bolivia por la jurisdicción de las aguas del río Silala llegó rápido y fue cortante. “Chile defenderá con todo sus intereses”, dijo el representante del gobierno de Bachelet en conferencia de prensa este sábado 26 de marzo.

Además de exhibir un mapa que demostraría que el río Silala es un curso de agua internacional, el canciller, advirtió que “no importa cuántas demandas presente, no cederemos territorio soberano, vamos a defender nuestros intereses con todo. Bolivia intenta amenazar y eso no lo permitiremos”.

“Haremos todo lo que esté en las armas de la diplomacia, de la justicia internacional, de la política, para responder a esta política odiosa del país altiplánico. No se trata de justicia ni de derecho, sino simplemente de una hostilidad permanente hacia Chile, que por cierto no aceptamos”, agregó, y anunció que este lunes 28 de marzo se reunirá con la presidenta Bachelet y con excancilleres para discutir sobre el nuevo escenario que enfrentará nuevamente a los países vecinos.

Demanda más demanda

La posición de Bolivia en este nuevo reclamo se basa en que las aguas del río Silala provienen de manantiales bolivianos que fueron canalizadas en 1908 al norte de Chile para el aprovechamiento de la empresa chilena Bolivian Antofagasta Railway. Para Chile, en cambio, se trata de un río internacional, lo que Evo Morales califica totalmente falso.

A este nuevo reclamo territorial se suma la demanda boliviana ante la Corte Internacional de La Haya para que se obligue a Chile a negociar una salida soberana de Bolivia al océano Pacífico, trámite que tiene su nuevo capítulo el 25 de julio, día en que se presenta la contramemoria chilena en el caso.

MN (dpa, efe)

Litigios en América Latina

Focos de tensión

Los conflictos territoriales no han desaparecido del mapa latinoamericano en el siglo XXI. La mayoría se extiende ya por décadas e incluso hay algunos que tienen sus orígenes en la época colonial. En buena parte de los casos se ha recurrido a la Corte Internacional de La Haya para zanjar controversias. Aquí les ofrecemos una panorámica de los principales litigios que aún generan tensiones.

Litigios en América Latina

Chile - Perú

Perú reclama ante la CIJ un área marítima de cerca de 38.000 km² cuadrados, hasta ahora bajo la soberanía de Chile. Según Lima, el límite marítimo debía corresponder a una línea equidistante de las costas, trazada desde el último hito de la frontera terrestre, y no al paralelo que cruza ese punto. Santiago daba por zanjado el asunto con la Declaración de Santiago, de 1952, y en el Acuerdo de 1954.

Litigios en América Latina

Chile- Bolivia

En abril de 2013, la CIJ acogió una demanda de La Paz, que solicita dictaminar la obligación de Santiago de negociar una salida al mar para Bolivia. Chile sostiene no tener asuntos limítrofes pendientes con Bolivia y se remite al tratado de 1904, que definió sus fronteras. Chile se ha reservado el derecho de impugnar la competencia de la corte de La Haya para conocer la causa.

Litigios en América Latina

Colombia- Nicaragua

En 2012, tras un litigio de 11 años, la CIJ adjudicó a Nicaragua casi 100.000 km² en una zona del Mar Caribe, vecina al archipiélago de San Andrés. La corte decidió que las islas y los cayos seguirán bajo jurisdicción de Colombia, pero trazó un nuevo límite marítimo. Bogotá se resiste a aplicar el fallo hasta llegar a un acuerdo con Nicaragua para garantizar la subsistencia de los pescadores.

Litigios en América Latina

Costa Rica – Nicaragua

Costa Rica acusó a Nicaragua en La Haya de haber realizado una incursión militar en su territorio y denunció los efectos medioambientales del drenaje del río San Juan. Managua, por su parte, demandó a Costa Rica por la construcción de una carretera paralela a dicho río, lo que considera una violación de su soberanía en esa zona fronteriza. La CIJ decidió tramitar ambas demandas conjuntamente.

Litigios en América Latina

Guatemala – Belice

Guatemala reclama territorios de Belice desde el tiempo en que ese país era colonia británica. Y eso no cambió tras su independencia, en 1981. Ambos acordaron realizar referendos el 6 de octubre de 2013 sobre si llevar la disputa a la CIJ. Sin embargo, Guatemala quiere postergar la consulta, alegando que Belice cambió sus reglas al decidir que solo será válida con un 60% de participación.

Litigios en América Latina

Guyana - Venezuela

Venezuela reclama desde hace más de un siglo la región de Esequiba, rica en recursos minerales y bosques, en la zona fronteriza de Guyana. El litigio se remonta a la época de la colonia británica y se ha mantenido tras la independencia de Guyana en 1966. Ambos países vienen intentando desde hace años lograr un acuerdo para zanjar el problema con los buenos oficios de la ONU.

Litigios en América Latina

Honduras – Nicaragua

La zona del Golfo de Fonseca y la frontera en el Mar Caribe han sido por años foco de disputa entre Honduras y Nicaragua. La CIJ se pronunció al respecto en 1992 y 2007, pero las fricciones no desaparecieron. En mayo de este año, Nicaragua, Honduras y El Salvador acordaron crear una comisión trinacional para reducir conflictos y diseñar un proyecto de desarrollo integral en el Golfo de Fonseca.

Síganos