Colombia reconoce a Palestina como Estado: Adiós a una ambigua postura

A pesar del impacto político y mediático de la noticia, el reconocimiento de Palestina como Estado, por parte de Colombia, es, según expertos, la formalización de un hecho. ¿Qué pasa si Iván Duque revierte la medida?

"Agradecemos al Gobierno colombiano por esta decisión y estamos seguros que aportará significativamente para generar las condiciones necesarias en la búsqueda de la paz en Medio Oriente”, dice el comunicado de la Misión Diplomática de Palestina en Bogotá, publicado el 8 de agosto de 2018, un día después de que el derechista Iván Duque asumiera la presidencia de Colombia.

El agradecimiento de Palestina iba más bien dirigido al Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, quien pocos días antes de terminar su período, reconoció  en nombre de Colombia, "a Palestina como un Estado libre, independiente y soberano”. Así lo protocolizó el 3 de agosto la entonces ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, en misiva dirigida a su homólogo en Ramala, Riad Malki.

"No hay duda alguna que con este reconocimiento, Colombia se agrega a la voz de la comunidad internacional, la cual persiste en la búsqueda de soluciones justas a un conflicto que lleva más de 70 años”, concluye el Embajador de Palestina en Colombia, Raouf N.A. Almaki.

¿Revuelo simulado?

La decisión ha causado revuelo en Colombia en donde miembros del nuevo Gobierno se muestran sorprendidos y otros la rechazan. El nuevo canciller, Carlos Holmes Trujillo, anunció que el gobierno de Iván Duque la "examinará cuidadosamente, en virtud de posibles omisiones”. La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez dijo incluso en Twitter que citarán a la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores (Care) para "recuperar las instituciones”.

La realidad, según la excanciller de Colombia, es que tanto el presidente Iván Duque, como su ministro de Exteriores Trujillo, estaban al tanto de los hechos y se entrevistaron personalmente con los miembros de la Misión Diplomática de Palestina en Colombia, antes de conocerse la medida.

¿Fue el reconocimiento de Palestina como Estado un acto fortuito? Todo parece que el Gobierno de Santos estaba analizando la situación desde un principio. Así lo demuestra el hecho de que su Gobierno elevó en 2014 la Misión Especial de Palestina a "Misión Diplomática”, como resalta una de las respuestas de las autoridades a María Daniela Cruz, quien en el marco de un ejercicio académico de la clase de Derecho Internacional de la Universidad El Rosario, de Colombia, llegó a solicitar más de 40 peticiones de información sobre la postura oficial de Colombia frente a Palestina.

Adiós a la ambigua postura de Colombia

Iván Duque, presidente de Colombia, y la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez

"En el derecho internacional público encontramos que Colombia mantenía una postura ambigua frente a Palestina”, dice a DW María Daniela Cruz, quien con dicho grupo de estudiosos buscaba una respuesta al "por qué si Colombia mantenía relaciones diplomáticas con Palestina, no lo reconocía como Estado”. Una postura "jurídicamente inconsecuente” para Cruz y su grupo, toda vez que casi todos los países latinoamericanos ya reconocían a Palestina como Estado, menos Panamá.

Tampoco Israel, Estados Unidos y Alemania lo hacen. Berlín, por lo demás, según la oficina de Relaciones Exteriores (AA), considera que "el estatus de Estado debe ser el resultado de negociaciones de paz con Israel”. Más de 130 países reconocen a Palestina como Estado.

"Colombia ya reconocía de facto a Palestina como Estado”, dice a DW, por su parte, el profesor de Derecho Internacional Walter Arévalo, quien agrega que "el acto del 3 de agosto solo elevó el reconocimiento de facto a de iure”. Ahora, según Arévalo, será posible que "Colombia y Palestina puedan firmar tratados bilaterales”.

Si Palestina ya era, tácitamente, reconocida como Estado por Colombia, ¿qué puede pasar si el gobierno del presidente Duque revierte la medida? En ese caso, responde Arévalo, "las relaciones diplomáticas se pueden afectar, más no el reconocimiento como Estado en sí, porque si bien dicho reconocimiento sirve para entablar relaciones diplomáticas, no tiene un efecto real en la existencia del Estado, que solo depende de su territorio, su pueblo, su Gobierno”.  En efecto, para la Asamblea General de Naciones Unidas, Palestina es ya un Estado, independientemente de lo que piense uno u otro Gobierno.

Si de lo que se trata es de mejorar las relaciones con Palestina, "su reconocimiento como Estado lo que permite es justamente ahondar las relaciones diplomáticas, políticas, culturales y comerciales”, explica Arévalo, quien concluye que, jurídicamente, "la existencia de un Estado es una cosa, y las relaciones diplomáticas otra”.

José Ospina-Valencia (er)

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Grandes celebraciones: un baño de burbujas de jabón

Los israelíes se unen para celebrar los 70 años de la declaración de independencia de su país. Las festividades, como esta en la plaza Rabin de Tel Aviv, comenzaron el miércoles por la noche y alcanzaron su punto máximo en una gran fiesta en la playa. El 14 de mayo de 1948, David Ben-Gurión, el primer primer ministro de Israel, anunció la independencia del país en esta ciudad.

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Los fuegos artificiales marcan las celebraciones en todo el país

De acuerdo con el calendario hebreo, las festividades del Día de la Independencia de Israel comenzaron este año el 18 de abril. Sin embargo, las celebraciones del aniversario se han visto opacadas por las tensiones en la frontera norte de Israel y la renovada violencia y protestas en Gaza.

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Objeto de culto: el "padre de Israel"

El primer primer ministro de Israel, David Ben-Gurión, está siempre presente en Tel Aviv. En esta estatua se lo muestra haciendo una parada de manos en el mismo lugar y pose que fue capturado por el fotógrafo Paul Goldman en 1957.

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Tel Aviv: una metrópoli moderna

Tel Aviv fue la primera ciudad hebrea moderna. Su horizonte contrasta con las antiguas casas de Neve Tzedek. En 1887, mucho antes de la declaración de independencia de Israel, la localidad fue el primer barrio judío construido fuera de la ciudad vieja de Jaffa .

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Neve Tzedek: donde los hipsters se encuentran

Hoy, 70 años después de la fundación de Israel, Neve Tzedek es uno de los lugares de moda de la ciudad: un barrio moderno con una antigua cultura judía. Mientras jóvenes israelíes y turistas inundan los bares, cafeterías y tiendas, el lado histórico de Israel está siempre presente.

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

La primera generación

Zion Howav es dos años mayor que el Estado de Israel. Él ha vivido en Neve Tzedek desde que era joven. "Hace cincuenta o sesenta años no habrían visto a gente en las calles los viernes por la tarde, todos irían a la sinagoga", dice el hombre de 72 años.

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Política de asentamiento de Israel

Mientras Israel celebra su fundación, el desacuerdo sobre los asentamientos en Cisjordania permanece. Maale Adumim, rodeado por el desierto de Judea, es uno de ellos. Para la derecha política israelí, son parte de los principales logros del país. Para la izquierda, una plaga en la reputación internacional de Israel.

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Orgulloso de los logros de su país

Neri Ureli, de 60 años, vive en Maale Adumim. "Israel es un país que ha logrado tanto en sus 70 años... Estoy orgulloso porque surgió de la nada. Construir en el desierto también es algo ideológico, no en un sentido político, sino tomar tierra que no tiene nada y crear algo de la nada".

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Arte ideológico de Maale Adumim

Theodor Herzl, a menudo referido como "el padre espiritual del Estado judío", adorna esta pared en Maale Adumim. La ciudad, hogar de 40.000 personas, es uno de los asentamientos israelíes más cercanos a Jerusalén en la ocupada Cisjordania. El año pasado, el Gobierno anunció planes para expandir la ciudad.

Siete décadas de Israel: un controvertido jubileo

Una ciudad en conflicto

Desde que el Gobierno israelí intensificó su política de asentamientos, Maale Adumim se ha convertido en un foco de conflicto entre palestinos e israelíes. Hay planes para convertirlo en uno de los primeros asentamientos oficialmente anexionados por Israel, lo que pone en riesgo todo el proceso de paz del Medio Oriente.

Contenido relacionado

Síganos