La leyenda del tren de oro nazi: ¿ha terminado la búsqueda?

El dúo que llegó a los titulares internacionales con su búsqueda del legendario tren nazi subterráneo repleto de oro se ha dividido. ¿Por qué se ha dado por vencido uno de los historiadores aficionados?

Los dos historiadores aficionados tenían una fe ilimitada de que un día encontrarían el legendario "tren del tesoro", que creían que había sido escondido por las tropas nazis en un túnel de montaña, mientras los alemanes huían del área entre Breslavia y Walbrzych, en el sudoeste de Polonia, al final de la Segunda Guerra Mundial.

Dos años después de acaparar la atención de los medios internacionales con su ambiciosa cacería, finalizó la búsqueda conjunta con Piotr Koper.

"95 por ciento seguro de que existe"

Se acabó, le dijo Richter a dpa, explicando que, si bien no había perdido la fe en la existencia del tren –"estoy seguro en un 95 por ciento de que existe"–, se sintió frustrado por las "imprecisiones" en el procedimiento de excavación. La excavación inicial no fue lo suficientemente profunda, dijo, y agregó que un segundo intento nunca se materializó porque su compañero lo siguió posponiendo. En algún momento, Richter se cansó.

Hubo un gran interés en la historia del tren de oro: las conferencias de prensa en el lugar fueron diarias.

"No quiero hacer más tonterías", dijo el genealogista alemán, y agregó que la búsqueda ya le había costado 80.000 euros. Reconoció, sin embargo, que a pesar de su frustración, "lo pasó bien y también aprendió mucho".

Sin inmutarse, su exsocio Koper dijo que planea continuar la búsqueda por su cuenta, comenzando "este invierno". Confía en que tendrá los fondos y el permiso que necesita para entonces. El invierno es un buen momento, dice: "No anidan pájaros, no florecen los arbustos, es el mejor momento para buscar el tren".

Andreas Richter (izq.) y Piotr Koper en 2016

Expertos rechazan la existencia del tren

Historiadores y expertos en excavaciones siempre han dicho que no existe tal tren enterrado debajo del suelo polaco, pero los aficionados a la arqueología siguieron adelante con su proyecto, inyectando decenas de miles de euros en la búsqueda del tesoro subterráneo. Sus primeros intentos de excavación fallaron, pero prometieron continuar, hasta que Richter se retiró, esta semana.

Tanto Richter como Koper dijeron que la búsqueda del tesoro, con toda la atención mediática conseguida, no les ha hecho ganar ni un centavo, a diferencia de la ciudad de Walbrzych, que se benefició de los numerosos turistas atraídos por la actual fiebre del oro.

FEW/CP (dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Alemania: las bombas dormidas de la II Guerra Mundial

Caos en Berlín por bomba en central ferroviaria

Especialistas de la Policía berlinesa preparan la bomba para su posterior desactivación. El artefacto explosivo de 500 kilogramos de la Segunda Guerra Mundial fue descubierto durante obras de construcción cerca de la central ferroviaria de Berlín. Unas 10.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares. Asimismo, la central y algunas partes del centro han sido paralizadas.

Alemania: las bombas dormidas de la II Guerra Mundial

Mega evacuación en Fráncfort

Se trató de uno de las mayores labores de desactivación de una bomba: el 3 de septiembre de 2017, más de 60.000 personas tuvieron que ser evacuadas en Fráncfort del Meno para que el cuerpo de especialistas pudiera hacer su trabajo. Mientras tanto, las personas evacuadas fueron atendidas en museos e instalaciones de la famosa feria de esa ciudad, donde recibieron comida y pudieron descansar.

Alemania: las bombas dormidas de la II Guerra Mundial

Navidad con obstáculos

En 2016, los especialistas en detonación controlada de Augsburgo tuvieron que salir de emergencia en Navidad para desactivar una bomba dormida de casi dos toneladas de peso. Después de 12 horas de arduo trabajo, lo lograron, y los cerca de 54.000 evacuados pudieron regresar a sus casas.

Alemania: las bombas dormidas de la II Guerra Mundial

Última opción: detonación controlada

En agosto de 2012, una bomba estadounidense de la Segunda Guerra Mundial tuvo que ser detonada de forma controlada en Múnich. Previamente, habían fracasado todos los intentos por desactivar el artefacto explosivo de 250 kilogramos. La onda expansiva de la explosión dañó fachadas y rompió ventanas. En 2017, también hubo que detonar una bomba dormida en Brandeburgo para neutralizarla.

Alemania: las bombas dormidas de la II Guerra Mundial

Un trabajo peligroso

Durante una detonación rutinaria en Göttingen, en 2010, la bomba dormida explotó. Tres especialistas murieron y otras personas resultaron heridas. Unos años antes, en 2000, murieron once expertos en artefactos explosivos al desactivar una bomba en Wetzlar.

Alemania: las bombas dormidas de la II Guerra Mundial

Munición en el fondo del mar

Ya sean minas, bombas o granadas: también en el Mar del Norte, el Mar Báltico y otras aguas continentales, sigue habiendo artefactos explosivos dormidos de la II Guerra Mundial. Al final de esa guerra, los alemanes hundieron grandes cantidades de municiones para que no cayeran en manos de los aliados. Otros artefactos fueron desechados en el mar por orden de las potencias vencedoras.

Alemania: las bombas dormidas de la II Guerra Mundial

Coblenza, afectada por las bombas

Durante la Segunda Guerra Mundial, Coblenza fue blanco de varios bombardeos. De ahí que ya haya habido varias acciones de desactivación de bombas dormidas en la ciudad. Los habitantes tuvieron que ser evacuados, por ejemplo, en 1999, 2011 y 2015. Para desactivar y detonar controladamente varias bombas, 45.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares en diciembre de 2011.

Alemania: las bombas dormidas de la II Guerra Mundial

4.000 kilogramos en Ludwigshafen

En Ludwigshafen fue descubierta en 1997 una mina aérea británica de 4.000 kilogramos. 26.000 personas fueron evacuadas para que los expertos pudieran proceder a desactivarla.

Síganos