Ni Guaidó ni Maduro: Venezuela no tiene por qué “estar presa” en esa dicotomía

Temir Porras Ponceleón, ex asesor del Gobierno bolivariano, abogó en entrevista con DW por convencer al mundo de que la única salida es un diálogo entre todos los grupos políticos de Venezuela.

Ex-asesor de relaciones internacionales de los presidentes Hugo Chávez (1999-2013) y Nicolás Maduro, Temir Porras Ponceleón, profesor invitado del Instituto de Estudios Políticos de París, no niega ser un chavista en desacuerdo con el gobernante actual, que fue su jefe en la cancillería venezolana entre 2007 y 2013.

Política | 02.04.2019

Para él, aunque el colapso de los precios del petróleo en el mercado internacional no se podía manejar, la gestión económica "deficiente” y "inadecuada” de Maduro agravó la situación. Partidario de un diálogo entre líderes chavistas y de la oposición, Porras Ponceleón no acepta la autoproclamación del diputado Juan Guaidó como presidente interino del país. A su juicio, ni Guaidó no representa a toda la oposición, ni el presidente Maduro puede reclamar para sí la representación de todos los chavistas. 

Entre los analistas de la crisis venezolana hay dos extremos: unos defienden a Nicolás Maduro y otros lo llaman dictador. ¿De qué lado está usted?

No se trata de ponerse de ningún lado. Yo tengo una visión crítica del intervencionismo de los Estados Unidos en América Latina, sea por petróleo o no. (…) Los que dicen que el único problema en Venezuela es que Maduro es un "dictador” hacen una simplificación crasa de la situación. Si vamos hablar de los problemas de la democracia venezolana y del autoritarismo, evidentemente habría que analizar cómo se comportó Maduro, pero la oposición venezolana también tiene su responsabilidad por aprovecharse de los reflejos de autoritarismo y de la crisis económica y social causada por la gestión deficiente del Gobierno.

¿Hay algún tipo de diálogo en este momento entre la oposición y el gobierno?

En Venezuela siempre ha habido iniciativas. La palabra "diálogo" en Venezuela ha sido demonizada porque el antichavismo radical insiste que esta es una vía que se agotó. Además, este sector tenía la impresión de que el gobierno iba a caer ejerciendo presión en vez de dialogar. Pero en todos los sectores del espectro político venezolano, la mayoría de los líderes del chavismo y de la oposición tienen conciencia de que en Venezuela no hay otra solución que no sea por la vía del diálogo.

¿Por qué no cayó Maduro?


Porque no hay condiciones políticas para que Guaidó sea presidente. No tiene una mayoría política. Los militares venezolanos jamás lo aceptarían como comandante en jefe, ni que el Gobierno de los Estados Unidos designe a la persona que va a ser el presidente de la República y, en consecuencia, jefe de las Fuerzas Armadas. No hay otra salida que no sea la negociada. Hay que convencer de eso también a los gobiernos europeos y de América Latina, y al gobierno de los Estados Unidos.

Suponiendo que se celebren elecciones generales: ¿Maduro y Guaidó podrían participar?

En Venezuela no hay, a priori, ningún impedimento para ser candidato. Sin embargo, si queremos enfocar el conflicto en Guaidó y Maduro, podríamos pasar años simplemente viendo a Venezuela como un problema de confrontación entre dos personas. En realidad, ni Guaidó representa a toda la oposición, ni el presidente Maduro puede pretender representar la opinión de todos los chavistas. Venezuela no tiene por qué estar presa en una dicotomía entre los dos.

Usted escribió en febrero en el periódico británico The Guardian que Maduro ganó elecciones "legales, pero políticamente inefectivas”. ¿Qué quería decir con eso?

Yo quería decir que en Venezuela hay procedimientos legales. En este sentido, las elecciones de mayo fueron legales, porque fueron convocadas por el poder electoral. En ellas participó Maduro y ciertamente unos sectores minoritarios de la oposición. Henri Falcón fue candidato. De hecho, Maduro ganó esas elecciones y Falcón no señaló que hubiera un fraude electoral. Ahora, una elección ¿para qué se convoca? Para que el pueblo pueda decidir acerca de diferentes visiones del país. Entonces, en el fondo no sirvieron para nada porque no permitieron arbitrar el conflicto político venezolano a través de las urnas. A mí no es que me gusten esas elecciones ni que me agrade el resultado, pero no hubo elecciones fraudulentas.

¿Qué piensa usted de la postura de la Unión Europea frente a la crisis en Venezuela?

Yo la calificara de fantasista porque estaba basada sobre una hipótesis débil de que el reconocimiento de Guaidó iba a ser clave para que él lograra su objetivo de ser el presidente interino de Venezuela, y esto no sucedió. Por otro lado, es una postura muy poco constructiva, porque los gobiernos europeos lo que hicieron fue solo alinearse con la postura de los Estados Unidos.

Vinicius Mendes (er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Venezuela: un país, dos presidentes

En curso de confrontación

Con solo tres semanas en el cargo, el nuevo presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, se convirtió en la nueva cara de la oposición. El miércoles (23.01.2019), el político de 35 años se declaró presidente interino. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le aseguró inmediatamente su apoyo. Las fuerzas armadas venezolanas, sin embargo, apoyaban a Nicolás Maduro.

Venezuela: un país, dos presidentes

Disturbios y muertes

27 soldados se habían amotinado contra Maduro el lunes anterior (21.01.2019). Desde el fracaso de este levantamiento, la situación empeoró en el país con protestas y disturbios. Según el Observatorio de Conflictos Sociales (OVCS), una organización no gubernamental, al menos 13 personas perdieron la vida.

Venezuela: un país, dos presidentes

Guaidó, ¿portador de esperanza?

Ese mismo miércoles, cientos de miles de personas siguieron el llamamiento a protestar de la oposición. Se manifestaron contra el gobierno socialista de Maduro, al que culpan la mala situación económica, la represión y la mayor inflación a nivel mundial. Los obispos venezolanos pidieron a los militares que protegieran a los ciudadanos.

Venezuela: un país, dos presidentes

"Venezuela pide libertad y un Estado de Derecho"

Un manifestante en Caracas es llevado en motocicleta a un lugar seguro. En la madrugada del jueves (24.01.2019) continuaron los enfrentamientos violentos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes. El presidente estadounidense, Trump, dijo en una declaración: "La sociedad venezolana ha alzado valientemente la voz contra Maduro, y ha pedido libertad y un Estado de Derecho"

Venezuela: un país, dos presidentes

Maduro moviliza a sus seguidores

Los seguidores de Maduro también salieron a la calle esa semana y celebraron el fin de la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez, derrocado el 23 de enero de 1958. En una maifestación masiva en Caracas, Nicolás Maduro demandó que sus partidarios defendieran a su gobierno y al socialismo.

Venezuela: un país, dos presidentes

Apoyo desde el extranjero

Estas dos venezolanas sostienen en Honduras carteles que muestran su apoyo a Juan Guaidó. En el curso de la crisis estatal y de suministro, que ya dura varios años, cerca de tres millones de venezolanos han abandonado su país. Las Naciones Unidas advirtieron recientemente que podría producirse otro éxodo masivo en 2019.

Venezuela: un país, dos presidentes

Reconocimiento militar

El dos de febrero, entre marchas de opositores y oficialistas en Caracas, el general de aviación Francisco Yáñez desconoció la "autoridad dictatorial de Maduro" y reconoció a Guaidó como presidente actual del país. Hasta este momento, el militar de más alto rango en hacerlo.

Venezuela: un país, dos presidentes

Ayuda detenida en la frontera

Mientras la situación sigue agravándose, el contigente de ayuda humanitaria con medicinas y alimentos enviados por EE.UU. quedó bloqueado en la frontera de Cúcuta, Colombia. Maduro acusó a Washington de querer usar la ayuda humanitaria como "excusa" para una invasión militar.

Venezuela: un país, dos presidentes

Política vs. cultura: dos presidentes, dos conciertos

El 22 de febrero, durante un concierto humanitario organizado en Cucutá, Guaidó apareció por sorpresa junto a presidentes de Colombia, Chile y Paraguay, desafiando la prohibición de salir del país. Del lado venezolano también se convocó otro evento musical bajo el lema "Manos fuera de Venezuela".

Venezuela: un país, dos presidentes

Apagones en Venezuela

Entre la crisis de Gobierno, desde principios de marzo los apagones se suceden por toda Venezuela, empeorando la situación de la población. El 7 de marzo, 23 de los 24 Estados del país se vieron afectados. Maduro denunció sabotaje para desestabilizarlo.

Venezuela: un país, dos presidentes

Ayuda humanitaria en el foco de la lucha política

Finalmente la Cruz Roja consiguió comenzar con la distribución de ayuda humanitaria el 16 de abril tras autorización de Maduro. Cerca de 24 toneladas de asistencia humanitaria llegaron a Caracas provenientes de Panamá.

Venezuela: un país, dos presidentes

Marcha del primero de mayo

Pocos días antes del primero de mayo, día internacional del trabajo, Guaidó convocó a una marcha en Venezuela. El presidente autoproclamado invita a una gran movilización ciudadana en el país para exigir "el cese definitivo de la usurpación".

Venezuela: un país, dos presidentes

Movilizaciones previas a la "gran marcha"

Un día antes de la anunciada movilización, un grupo de militares se alzó contra el Gobierno. Guaidó volvió a llamar a tomar las calles con la llamada "Operación Libertad" hasta lograr la caída de Maduro. Por su parte, el régimen de Venezuela denunció otro intento de golpe de Estado.

Síganos