Nord Stream 2: sigue la fricción entre potencias

Estados Unidos amenaza con sancionar a empresas involucradas en la construcción del gasoducto Nord Stream 2. Según el Comité Oriental de la Economía Alemania, eso sería un ataque contra la soberanía de la Unión Europea.

Las aguas no se calman a más de un mes de que el Gobierno de Estados Unidos amenazara con sancionar a las empresas involucradas en la construcción del gasoducto Nord Stream 2 –que suministrará gas natural ruso a Europa Occidental por el fondo del mar Báltico– si éstas no abandonan el proyecto.

Nord Stream 2 ha sido descrito por el secretario adjunto para Energía del Departamento de Estado, Francis R. Fannon, como un "ataque” del Kremlin a la autonomía energética comunitaria. Las compañías del sector energético en la mira de Washington son la rusa Gazprom y las alemanas Uniper y Wintershall.

También han sido aludidas la francesa Engie, la austríaca OMV y la anglo-holandesa Shell. Moscú acusó al gigante norteamericano de intentar sabotear la cooperación y, en conversación con DW, Michael Harms, director ejecutivo del Comité Oriental de la Economía Alemania, dice compartir esa impresión.

Según Harms, si Estados Unidos cumple su amenaza estará socavando la soberanía de la Unión Europea. Fundado en Berlín en 1952, el Comité Oriental de la Economía Alemania congrega a las federaciones de empresas germanas con intereses en el Este de Europa.

Michael Harms, director ejecutivo del Comité Oriental de la Economía Alemania.

Deutsche Welle: ¿Qué tan peligrosas serían las sanciones para las compañías alemanas activas en este proyecto?

Michael Harms: No sólo serían peligrosas para las firmas alemanas; este es un proyecto comunitario en el que participan empresas de varios países europeos. Las sanciones en cuestión pondrían en riesgo el abastecimiento energético alemán y europeo a largo plazo, y también nuestras metas para reducir las emisiones que propician el calentamiento global. Insisto, los intereses económicos alemanes sufrirían, pero lo más importante es que las sanciones estadounidenses constituirían un ataque serio contra la soberanía de la Unión Europea.

¿No habría opciones para rescatar el proyecto Nord Stream 2?

Nord Stream 2 tiene 627 proveedores repartidos por el mundo; entre ellos hay empresas especializadas en la fabricación de piezas muy especiales, como los tubos que conforman el gasoducto. Si Estados Unidos las sancionara, el proyecto se retrasaría mucho o correría el peligro de fracasar por completo.

¿Está la Unión Europea en capacidad de imponerle sanciones a Estados Unidos en respuesta a las suyas?

Eso depende de cómo estén los ánimos en Europa. Después de todo, Nord Stream 2 también es controvertido dentro de la Unión Europea. De ahí la dificultad para pronosticar ese escenario. Sin embargo, yo creo que Alemania y sus socios comunitarios en el proyecto ofrecerían resistencia a las presiones de Washington.

El proyecto Nord Stream 2 tiene una faceta política, aparte de la energética y la económica. A la empresa rusa Gazprom le conviene eliminar a Ucrania como zona de tránsito y Alemania no parece prestarles mucha atención a los intereses ucranianos. ¿Por qué?

Eso no es así. Nosotros hemos dicho públicamente que necesitamos a Ucrania como zona de tránsito. Primero, por razones meramente económicas: el abastecimiento de gas de la Unión Europea está disminuyendo tanto que hay suficiente espacio para Ucrania. Nosotros estamos conscientes de la faceta política del proyecto Nord Stream 2; nosotros siempre hemos apoyado los esfuerzos trilaterales UE-Ucrania-Rusia. Y nosotros esperamos poder persuadir a Gazprom de asumir una posición constructiva en ese sentido.

El apoyo político del que goza este proyecto parece desaparecer. ¿Qué implicaría para Nord Stream 2 un cambio de Gobierno en Alemania?

Este proyecto es de una enorme importancia, no sólo para Alemania, sino para toda la Unión Europea. Yo creo que independientemente de quién asuma la jefatura del Gobierno alemán, los intereses de Alemania y la Unión Europea van a ser una prioridad. Y eso llevará a que un/a canciller u otro/a se decida a respaldar a Nord Stream 2.

(erc/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 


La gran promesa de la energía solar

El Boom

La energía fotovoltaica está conquistando poco a poco el mercado energético. En el mundo, el dos por ciento de la demanda de electricidad es cubierta con energía solar. En la Unión Europea es el cuatro por ciento. Según la empresa Prognos, para el 2022 se espera que paneles solares provean el tres por ciento de la electricidad mundial y alrededor del trece por ciento para el 2030.

La gran promesa de la energía solar

China impulsa rápidamente la expansión

China está liderando la expansión de la energía solar. HAsta fines de 2017 se habían instalado en este país sistemas fotovoltaicos con una potencia total de 131 gigavatios (GW). Eso equivale a la capacidad de 130 plantas nucleares grandes, o cerca de 250 centrales eléctricas de carbón. Alemania había instalado 43 GW hasta finales de 2017, Japón 43 GW hasta finales de 2016 y Estados Unidos 42 GW.

La gran promesa de la energía solar

La energía solar es más barata

La energía solar es cada vez más importante. Hasta ahora se han instalado más de 10 GW en India (foto), se espera que para el 2022 sean 100 GW. La energía solar es generalmente más barata que la de las centrales de carbón, gas y energía nuclear. Por lo tanto, India y China han dejado de planificar nuevas centrales de carbón.

La gran promesa de la energía solar

Progreso con la energía solar

Alrededor de 2 mil millones de personas aún viven sin electricidad. Las lámparas de queroseno son a menudo la única fuente de luz, pero es costoso y el hollín daña las vías respiratorias. Los pequeños sistemas de paneles solares con baterías recargables y lámpares LED son más económicos y mejores. Más de 4 millones de viviendas ya están siendo abastecidas de esta manera en Bangladesh.

La gran promesa de la energía solar

La tendencia a generar su propia energía

A pesar de estar conectados a la red de electricidad, los propietarios de casas y los empresarios apuestan cada vez más por colocar paneles solares en su propio techo. En Alemania, la electricidad autogenerada cuesta menos de la mitad que la generada por el proveedor de energía. Los sistemas solares son por lo tanto rentables: uno protege el medio ambiente y también ahorra dinero.

La gran promesa de la energía solar

Las baterías aceleran esta tendencia

Almacenar su propia electricidad sigue siendo costoso en la actualidad. Pero los precios de las baterías están bajando rápidamente. Esto las vuelve cada vez más atractivas. La tecnología de las baterías está dando un nuevo impulso hacia la generación de la electricidad propia.

La gran promesa de la energía solar

Los visionarios muestran cómo hacerlo

El avión Solar Impulse 2 voló alrededor del mundo utilizando solo energía solar. El avión es muy ligero, las células solares y la batería abastecen los motores. Con esta vuelta al mundo, los pioneros de la aviación solar querían llamar la atención sobre los potenciales de esta tecnología y promover el cambio a la energía solar.

La gran promesa de la energía solar

Potencial para la protección climática

La energía solar podría cubrir 2.850 veces el consumo energético global. La energía eólica, 200 veces. La energía undimotriz, dos veces y una vez la energía hidráulica. La energía solar tiene por lo tanto el mayor potencial. El boom de esta energía ya es importante, pero aún se debe acelerar considerablemente.

Síganos