TI: Venezuela y Nicaragua son percibidos como los países más corruptos de América Latina

Uruguay y Chile son percibidos como los países latinoamericanos menos corruptos, mientras que en sus antípodas se encuentran Venezuela y Nicaragua, señaló este martes en un informe Transparencia Internacional (TI).

El Índice de Percepción de la Corrupción, que suspende el 67 % de los 183 países analizados, otorga 70 puntos a Uruguay (puesto 23) y 67 a Chile (puesto 27) sobre un máximo de cien, por los 18 y 25 de Venezuela (168) y Nicaragua (152). La tabla la lideran Dinamarca y Nueva Zelanda, con 88 y 87 enteros, y la cierran Somalia y Siria, con 10 y 13.

Entre medias, Costa Rica (56), Cuba (47), Argentina (40), Panamá (37), Colombia (36), Brasil, El Salvador y Perú (35), Ecuador (34), República Dominicana (30), Bolivia, Honduras y Paraguay (29), México (28) y Guatemala (27).

La situación de la lucha contra la corrupción en América Latina es "preocupante", alertó en una entrevista con la agencia noticiosa Efe la presidenta de TI, la argentina Delia Ferreira, quien denunció que hay una "clara tendencia" a "restringir el espacio de la sociedad civil" en una región en la que proliferan líderes autoritarios y populistas.

La fotografía regional comienza con el "gran problema" que supone Venezuela, un país en una "crisis humanitaria producida por la corrupción" y donde todas las instituciones han sido infiltradas por el estado, describió Ferreira.

El documento también incluye los nubarrones sobre Nicaragua, México y Guatemala, y el riesgo que supone que referentes regionales como Estados Unidos y Brasil encumbren a presidentes como Donald Trump y Jair Bolsonaro, así como los destellos de optimismo procedentes de Ecuador, El Salvador y Argentina.

Infografik Karte Korruption nach Weltregionen ES

En Nicaragua "el régimen ha cooptado totalmente" las instituciones, en Guatemala el gobierno ha transformado los organismos que ejercen de árbitro en "perritos falderos" que sólo atacan a los opositores, y en México la corrupción cabalga desatada por la infiltración del crimen organizado en la política.

Brasil, convaleciente aún de los casos "Lava jato" y Odebrecht, se encuentra en una situación "muy preocupante" por la llegada de Bolsonaro, cuyas primeras medidas han sido elevar los controles a las organizaciones no gubernamentales y debilitar la ley de acceso a la información pública, prosiguió Ferreira.

La forma de hacer política en la región está cambiando, sumándose a una tendencia global en la que líderes populistas y autoritarios están socavando las prácticas democráticas para debilitar el sistema "desde dentro", argumenta el informe de TI. 

Argentina es uno de los países que mejora con respecto a la anterior edición -por su ley de acceso a la información pública, aunque la implementación sea deficiente-, como Ecuador y El Salvador, donde se han iniciado investigaciones judiciales por corrupción a antiguos altos cargos, incluido algún expresidente.

TI subraya en el estudio el "vínculo entre corrupción y salud democrática" y lo corrobora con datos: la puntuación media de las consideradas "democracias plenas" es de 75 puntos, por los 49 de las "democracias imperfectas", los 35 de los "regímenes híbridos" y los 30 que, en promedio, obtienen los sistemas "autocráticos".

Temas

Juan Palop, EFE (CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Todo un arte

Miles y miles de billetes que perdieron su valor, son usados por venezolanos en la ciudad de Cúcuta, en Colombia, para hacer artesanías y ganar algo de dinero.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Artículos de todo tipo

Decenas de venezolanos salen a las calles a ofrecer las manualidades, entre las que se encuentran figuras de animales, bolsos, cinturones y billeteras.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Fajos de bolívares

Encontrarse fajos de billetes de bolívares en la calle es normal. Muchas personas los desechan. Otros los usan como materia prima para crear objetos, cuya venta se ha transformado en forma de subsistencia para sus familias. Esto no solo en Cúcuta sino en diferentes ciudades en Colombia a las que se han desplazados los emigrantes venezolanos.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Cobras, unas de las más apetecidas

Junto con las cobras y las demás manualidades, los venezolanos se las rebuscan para ganarse el pan de cada día. Venden también dulces y artículos de segunda mano.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Paciencia

La técnica de origami, la aguja y el hilo son sus herramientas. Cada pieza puede tener entre 800 y 1.000 billetes. Al día pueden hacer alrededor de cinco y diez objetos.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Y dedicación

Una vez finalizado, un bolso puede costar alrededor de 35.000 pesos colombianos, unos 10 dólares.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Ingenio venezolano

Hasta barcos con lujo de detalles se pueden encontrar en las calles cucuteñas.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Adiós al bolívar

Tras la devaluación del bolívar, en Venezuela actualmente circula la criptomoneda Petro y el Bolívar Soberano, cuya máxima denominación es de 500. Esa suma puede alcanzar para comprar un kilo de tomates y cebollas.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Ahora circula el bolívar soberano

El Bolívar Soberano es el resultado de la eliminación de 5 ceros a la moneda vigente, "por lo que la nueva familia de billetes y monedas simplificará los pagos y transacciones comerciales”, asegura el Banco Central de Venezuela.

En cobras y cisnes se convirtieron bolívares venezolanos

Una opción de vida

Para muchas familias esta actividad resulta ser una solución. Más de un millón de venezolanos se han radicado en Colombia en los últimos años. Tan solo en 2018, ingresaron 769.726 venezolanos, según el Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano.

Síganos