Trump anuncia sanciones contra el sector de metales industriales de Irán

La Casa Blanca instó a retomar la política de mano dura contra Teherán debido a la decisión iraní de suspender la aplicación de algunos de sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles (08.05.2019) sanciones contra los sectores minero y del acero iraní, un año después de que Estados Unidos se retirara del acuerdo nuclear con Teherán, pero dijo que espera reunirse "algún día" con los líderes iraníes para negociar.

Política | 08.05.2019

Este anuncio se produce el mismo día en que Irán advirtió dejará de aplicar algunos de los límites impuestos por el acuerdo nuclear de 2015. "Hoy voy a firmar una orden ejecutiva para imponer sanciones contra el hierro, el acero, el aluminio y el cobre de Irán, que son las fuentes más grandes de ingresos del régimen, fuera del petróleo", anunció el mandatario en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Según Estados Unidos, este sector suma un 10% de las exportaciones de Irán. "Teherán puede esperar más acciones salvo que cambie en lo fundamental su conducta", dijo Trump en el comunicado. Sin embargo, Trump, quien intercambió duros mensajes con Corea del Norte antes de iniciar un diálogo con su líder, Kim Jong Un, dijo que estaba dispuesto a negociar. "Yo espero con ansias reunirme algún día con los líderes de Irán para poder labrar un acuerdo y -lo que es muy importante- para tomar los pasos para darle a Irán el futuro que se merece", dijo. 

Planta de un reactor de agua pesada en Arak, Irán.

La llegada de nuevas sanciones fue anticipada por la Casa Blanca, junto con una advertencia a Europa contra las repercusiones de ceder al "chantaje" iraní, en referencia al plazo que Teherán ha dado a Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania para solventar sus restricciones a la economía del país.

"Este es un intento de chantaje bastante flagrante", dijo este miércoles Tim Morrison, el director para Armas de Destrucción Masiva en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, durante una conferencia organizada por la Fundación para la Defensa de las Democracias. Morrison se refería al anuncio de Irán de que retomará el enriquecimiento de uranio a niveles mayores y completará un reactor de agua pesada si los cinco países firmantes del pacto nuclear de 2015 no eliminan en 60 días las actuales restricciones a las exportaciones de petróleo iraní y a su sistema bancario. "Europa debería resistirse a esto y presionar a Irán para que vuelva a la mesa negociadora para llegar a un acuerdo" nuevo, opinó.

Política de mano dura contra Teherán

El alto funcionario de la Casa Blanca instó a retomar la política de mano dura contra Teherán debido a la decisión iraní de suspender la aplicación de algunos de sus compromisos bajo el acuerdo nuclear de 2015, del que Estados Unidos se retiró hace un año pero que aún compromete a otros cinco países. "Ahora es el momento de que la comunidad de naciones condene rotundamente la mala conducta nuclear de Irán y aumente la presión al régimen para que cumplan con las demandas de EE. UU.", subrayó Morrison.  "Esperen nuevas sanciones (estadounidenses a Irán) pronto. Muy pronto", agregó.

El funcionario advirtió de que Estados Unidos "actuará rápidamente ante cualquier intento de socavar" la presión impuesta por sus sanciones a Irán, y alertó en particular a las empresas europeas de que no usen el llamado vehículo de propósito especial (SPV, en inglés) para facilitar los pagos a Irán y esquivar las restricciones de EE. UU. "Si eres un banco, un inversor, un asegurador u otro negocio en Europa, debes saber que recurrir al vehículo de propósito especial es una decisión empresarial muy mala", enfatizó Morrison.

Planta nuclear en Buschehr, Irán. (imagen de archivo de octubre, 2010)

Sus declaraciones fueron más duras que las que hizo desde Londres el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, quien tachó de "ambiguo" el anuncio de Irán y dijo que Washington "tendrá que esperar y ver las acciones de Irán antes de decidir una respuesta".

La tensión entre EE. UU. e Irán ha aumentado desde abril, cuando el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, decidió no renovar las exenciones a la compra de crudo iraní otorgadas a ocho países.

Este domingo, la Casa Blanca anunció que desplegaría en Oriente Medio un portaaviones con su equipo de combate y un grupo especial de cazabombarderos, debido a lo que el Pentágono describió como "indicaciones" de que Irán planeaba "operaciones ofensivas contra fuerzas e intereses estadounidenses en la región".

Pompeo hizo, este martes, una visita sorpresa a Irak para abordar la tensión con Teherán con las autoridades de ese país, que acoge a algunas tropas estadounidenses.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders declaró este miércoles a la prensa que "espera" que no se acerque una guerra con Irán, tras los cuestionamientos de los periodistas sobre la postura de Estados Unidos. "Pero el presidente se va a mantener firme en su posición. No creo que nadie esté buscando una guerra con nadie", añadió.

pana (efe/afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

Now live
03:30 minutos
DW noticias | 08.05.2019

Aumenta tensión entre EE.UU. e Irán

Síganos