Ucrania: Zelenski derrota fácilmente a Poroshenko

El actor se convirtió en presidente electo al arrasar en la segunda vuelta. Los primeros datos oficiales le entregan el 73,22 por ciento de los votos.

Ucrania tiene nuevo presidente electo. Escrutado el 80,87 por ciento de los votos, el actor y cómico Volodimir Zelenski derrotó con casi tres cuartos del total de la votación al actual mandatario, Petro Poroshenko, según los primeros datos oficiales entregados este domingo (21.04.2019) por la Comisión Electoral Central (CEC). En términos exactos: Zelenski sumó el 73,09 por ciento de los votos, con una participación del 62,07 por ciento.

Poroshenko aceptó rápidamente la aplastante derrota, que es vista por los analistas como un duro golpe y una clara señal de la ciudadanía a sus cinco años de gestión en Kiev. "Dejo el cargo, pero quiero recalcar con firmeza que no voy a dejar la política”, dijo el aún mandatario, que además felicitó a su rival, le ofreció su ayuda en el traspaso de mando y le adelantó que habrá una oposición "muy fuerte”.

El presidente pagó el precio de la aguda crisis económica, la galopante e incontrolable corrupción y el enquistamiento del conflicto en el este del país. El 24,57 por ciento de los votos que obtuvo significan la mayor derrota electoral vivida en el país desde su independencia de la Unión Soviética. Poroshenko incluso obtuvo menos del 10 por ciento de los votos en el este rusoparlante.

Presidente en televisión

"Como aún no soy oficialmente presidente, me dirijo como ciudadano ucraniano a todos los países postsoviéticos. Mírennos, todo es posible. ¡Gracias a Dios!”, dijo Zelenski en su cuartel general, donde prometió que su principal prioridad será el cese de los combates en el este ucraniano y conseguir el fin de la guerra. "Tenemos que frenar los disparos para que nuestros chicos dejen de morir”, aseguró.

Política | 20.04.2019

"Gracias a todos los ucranianos que me apoyaron. Gracias a todos los ucranianos donde quiera que estén. Prometo que no les fallaré”, dijo un eufórico Zelenski, cuya única experiencia política la ha obtenido en su programa televisivo, donde interpreta al presidente del país. Ahora le tocará jugar ese mismo rol en un escenario real, donde sus promesas (encaminar el país hacia Occidente, plebiscitar el ingreso a la OTAN) deberán enfrentarse a un Parlamento que seguramente le será contrario.

DZC (EFE, AP)

Crimea, cuatro años tras la anexión

La ocupación de Crimea

Vladimir Putin como héroe en grafitis y banderas rusas en vez de ucranianas. Así cambió el aspecto de las calles de Crimea desde la primavera de 2014. En cuestión de días, soldados uniformados ocuparon, sin insginias nacionales, el edificio gubernamental, el Parlamento de Simferópol y más tarde los cuarteles del Ejército ucraniano en la República de Crimea, Ucrania.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Referendo sobre la anexión a Rusia

A pesar de las protestas, el 16 de marzo tuvo lugar un referendo ilegal, según la Constitución ucraniana, para votar sobre la anexión de Crimea por parte Rusia. No se reconoció que la península se otorgó a Ucrania en 1954 por parte de la Unión Soviética. Entonces se acordó la adhesión de Crimea a la Federación Rusa.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Tártaros de Crimea sin derechos

Quien rechace la anexión es perseguido. Es lo que le ha sucedido, sobre todo, a los tártaros de Crimea: su representante, el Congreso del Pueblo Tártaro de Crimea, fue tachado en 2016 de organización extremista. Siguen teniendo lugar allanamientos y detenciones. Ya en 1944, los tártaros de Crimea fueron deportados como "enemigos del pueblo" por los soviéticos a Crimea.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Solo televisión rusa

En 2014 se desconectaron todos los canales de televisión ucranianos y, desde entonces, solo se puede ver la televisión rusa análoga. El canal independiente de los tártaros de Crimea, ATR, sigue emitiendo desde Kiev. También se prohibieron otros medios de comunicación.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Sanciones tras la adhesión

Tanto Estados Unidos como la Unión Europea no reconocen la anexión de Crimea por parte de Rusia. Aplicaron sanciones y prohibieron a sus ciudadanos comprar inmuebles y empresas en Crimea. Tampoco se permite la importación de productos desde Crimea.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Esperando a que Putin cumpla sus promesas

Quien votó a favor del referendo, espera que Putin cumpla sus promesas: la construcción de un puente que conecte a Crimea con Rusia, un gasoducto y centrales energéticas. Y que solucione los problemas sociales. Pero, la realidad es otra: los sueldos no son compatibles con la subida de los precios. Solo en redes sociales y medios independientes se informa sobre las protestas locales.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Todo queda entre amigos

La construcción del puente desde Kertsch a la península rusa va a toda marcha. La construcción por valor de alrededor de 3,7 millones de euros está siendo supervisada por el ruso oligarca y amigo de Putin, Arkadi Rotenberg. Se han planeado cuatro carriles y dos vías de ferrocarriles. A finales de 2019, el puente deberá estar terminado.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Redistribución a favor de los empresarios rusos

Los pequeños empresarios en Crimea sufren por la redistribución de propiedades en Crimea a favor de los empresarios rusos. Radio Liberty publicó que la cifra de pequeñas empresas se redujo de 15.000 en 2014 a 1.000 en 2016. También los propietarios de inmuebles en la costa tienen problemas, porque los juzgados pueden declarar sin validez los documentos firmados antes de la anexión.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Turismo, de capa caída

Durante la temporada de baño, las playas de Crimea están accesibles al público. Sin embargo, la afluencia de turistas se ha reducido en un 30% en los últimos tres años. Las conexiones ferroviarias se interrumpieron, los vuelos son demasiado caros y por las sanciones de la UE, los cruceros ya no visitan la costa de Crimea.

Crimea, cuatro años tras la anexión

Los ganadores: los pensionisas con pasaporte ruso

Desde la anexión, solo los ciudadanos de Crimea con pasaporte ruso pueden comprar tarjetas SIM para celulares. Pero con pasaportes expedidos en Crimea no se puede obtener visa ni para la UE ni para EE.UU. Los que han salido ganando con la anexión son los pensionistas con pasaporte ruso. Su pensión se elevó al nivel ruso. Las mujeres reciben la jubilación con 55, en vez de 65. (rmr)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube    

Síganos